eldiariodelarepublica.com
Feriado sin descanso para los bomberos: aún combaten incendios

Escuchá acá la 90.9
X

Feriado sin descanso para los bomberos: aún combaten incendios

Hay un foco activo en el Cerro Varela, ubicado en el departamento Pueyrredón, y otro controlado en una estancia a 30 kilómetros de San Martín. Los rescatistas extinguieron el fuego en Pampa del Tamboreo.

Mientras la mayoría de los sanluiseños aprovechó el feriado para descansar, el fuego no le dio descanso a los rescatistas en la provincia.

Este lunes, cerca de las 19:30, el incendio que está en el Cerro Varela, cerca de la localidad de Zanjitas en el departamento Juan Martín de Pueyrredón, aún hacía sudar a los Bomberos de los cuarteles Nº 1, 4 (Juana Koslay), 5 y 2 (La Punta) de la Policía. Los ayudaban varios lugareños.

“Las llamas van en sentido noreste. Tratan de controlarlo sobre el camino que une Varela con la ruta 3 y la ruta 146, para que el fuego no pase al sur, porque en esa dirección hay mucho campo virgen, con pastizales de hasta 80 centímetros, y un poco detrás, algunas estancias”, explicó el jefe de los Bomberos de la Policía, Darío Zabala.

En el departamento San Martín, a unos 30 kilómetros de la capital –que lleva el mismo nombre- el fuego atacó pajonales y bosque nativo próximo a la Estancia “El Triángulo”.

Zabala detalló que, durante más de cinco horas, debieron trabajar Bomberos Voluntarios de Santa Rosa del Conlara, Tilisarao y el cuartel oficial Nº 3 que está en Santa Rosa. Ahora hay guardia de cenizas.

Alivio en Pampa del Tamboreo

“Ya logramos extinguirlos”, dijo la subjefa de los Bomberos Voluntarios de El Trapiche, Juana Alzaga a las 19:45, cuando atendió el llamado de El Diario.

La mujer se refería al incendio en Pampa del Tamboreo. Minutos después de las 16, cuando los voluntarios de El Trapiche, Potrero de los Funes y brigadistas de San Luis Solidario habían extinguido las llamas cerca de Río Grande, debieron postergar los alimentos y el descanso.

Volvieron al campo de batalla, trabajaron unas dos horas y dejaron guardia de cenizas por si surgía un reinicio. “Fueron 3 o 4 hectáreas de pastizales”, contó Alzaga.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Feriado sin descanso para los bomberos: aún combaten incendios

Alivio en Río Grande (foto). La lucha contra el fuego sigue en el Cerro Varela. Foto: Martín Gómez.

Hay un foco activo en el Cerro Varela, ubicado en el departamento Pueyrredón, y otro controlado en una estancia a 30 kilómetros de San Martín. Los rescatistas extinguieron el fuego en Pampa del Tamboreo.

Mientras la mayoría de los sanluiseños aprovechó el feriado para descansar, el fuego no le dio descanso a los rescatistas en la provincia.

Este lunes, cerca de las 19:30, el incendio que está en el Cerro Varela, cerca de la localidad de Zanjitas en el departamento Juan Martín de Pueyrredón, aún hacía sudar a los Bomberos de los cuarteles Nº 1, 4 (Juana Koslay), 5 y 2 (La Punta) de la Policía. Los ayudaban varios lugareños.

“Las llamas van en sentido noreste. Tratan de controlarlo sobre el camino que une Varela con la ruta 3 y la ruta 146, para que el fuego no pase al sur, porque en esa dirección hay mucho campo virgen, con pastizales de hasta 80 centímetros, y un poco detrás, algunas estancias”, explicó el jefe de los Bomberos de la Policía, Darío Zabala.

En el departamento San Martín, a unos 30 kilómetros de la capital –que lleva el mismo nombre- el fuego atacó pajonales y bosque nativo próximo a la Estancia “El Triángulo”.

Zabala detalló que, durante más de cinco horas, debieron trabajar Bomberos Voluntarios de Santa Rosa del Conlara, Tilisarao y el cuartel oficial Nº 3 que está en Santa Rosa. Ahora hay guardia de cenizas.

Alivio en Pampa del Tamboreo

“Ya logramos extinguirlos”, dijo la subjefa de los Bomberos Voluntarios de El Trapiche, Juana Alzaga a las 19:45, cuando atendió el llamado de El Diario.

La mujer se refería al incendio en Pampa del Tamboreo. Minutos después de las 16, cuando los voluntarios de El Trapiche, Potrero de los Funes y brigadistas de San Luis Solidario habían extinguido las llamas cerca de Río Grande, debieron postergar los alimentos y el descanso.

Volvieron al campo de batalla, trabajaron unas dos horas y dejaron guardia de cenizas por si surgía un reinicio. “Fueron 3 o 4 hectáreas de pastizales”, contó Alzaga.

 

Logín