eldiariodelarepublica.com
Lagomarsino complicado en la causa por la muerte de Nisman

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Lagomarsino complicado en la causa por la muerte de Nisman

Un peritaje sobre el teléfono del asistente del fiscal de la AMIA detectó que el día del asesinato él había llamado primero a Nisman.

En contra de las declaraciones de Diego Lagomarsino, el peritaje informático confirmó que fue él quien llamó a Alberto Nisman la mañana del sábado 17 de enero de 2015  y no al revés como había declarado el acusado de "partícipe necesario del homicidio".

El dato llamó la atención de los investigadores por lo discordante con la versión de Lagomarsino,  que sostuvo que fue el fiscal el que lo llamó primero, a la tarde, para pedirle prestada el arma que se usó para asesinarlo.

"Yo estaba en la pileta de mi casa con mi mujer, mis dos hijos y mi cuñada. Era más o menos las cuatro y media de la tarde. En ese momento recibí un llamado, que primero no lo escuché. Después me avisó mi mujer que sonaba y atendí, era Nisman, me dijo si podía ir y le dije que sí. Ahí subí a mi casa, me cambié, agarré mi mochila porque normalmente eran problemas técnicos y fui", declaró Lagomarsino en su indagatoria ante el juez Julián Ercolini.

Sin embargo el análisis, que se le encargó a Gendarmería, sostiene otra cosa. Fue Lagomarsino, con un mensaje que le escribe por Whatsapp a Nisman, quien inició la conversación ese día a las 11:30 de la mañana. Según las fuentes, "Nisman contestó y después Lagomarsino le volvió a mandar a otro mensaje a las 13".

El asistente del fiscal de la AMIA, al ser consultado por esta diferencia en la comunicación entre ambos, ratificó su declaración y sobre el informe de la Gendarmería señaló: "Esto es falso. La pericia fue sobre el celular de él y los llamados de Alberto fueron por el teléfono fijo y confirmado en 2015. Todo mezclado".

NA

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Lagomarsino complicado en la causa por la muerte de Nisman

Un peritaje sobre el teléfono del asistente del fiscal de la AMIA detectó que el día del asesinato él había llamado primero a Nisman.

En contra de las declaraciones de Diego Lagomarsino, el peritaje informático confirmó que fue él quien llamó a Alberto Nisman la mañana del sábado 17 de enero de 2015  y no al revés como había declarado el acusado de "partícipe necesario del homicidio".

El dato llamó la atención de los investigadores por lo discordante con la versión de Lagomarsino,  que sostuvo que fue el fiscal el que lo llamó primero, a la tarde, para pedirle prestada el arma que se usó para asesinarlo.

"Yo estaba en la pileta de mi casa con mi mujer, mis dos hijos y mi cuñada. Era más o menos las cuatro y media de la tarde. En ese momento recibí un llamado, que primero no lo escuché. Después me avisó mi mujer que sonaba y atendí, era Nisman, me dijo si podía ir y le dije que sí. Ahí subí a mi casa, me cambié, agarré mi mochila porque normalmente eran problemas técnicos y fui", declaró Lagomarsino en su indagatoria ante el juez Julián Ercolini.

Sin embargo el análisis, que se le encargó a Gendarmería, sostiene otra cosa. Fue Lagomarsino, con un mensaje que le escribe por Whatsapp a Nisman, quien inició la conversación ese día a las 11:30 de la mañana. Según las fuentes, "Nisman contestó y después Lagomarsino le volvió a mandar a otro mensaje a las 13".

El asistente del fiscal de la AMIA, al ser consultado por esta diferencia en la comunicación entre ambos, ratificó su declaración y sobre el informe de la Gendarmería señaló: "Esto es falso. La pericia fue sobre el celular de él y los llamados de Alberto fueron por el teléfono fijo y confirmado en 2015. Todo mezclado".

NA

Logín