eldiariodelarepublica.com
“Hay un sistema de contención juvenil que no funciona”

Escuchá acá la 90.9
X

“Hay un sistema de contención juvenil que no funciona”

Para el secretario del Juzgado de Familia I de Villa Mercedes este nuevo intento de bajar la edad de imputabilidad de los menores “no tiene mucho sentido si viene solo, porque no soluciona el problema". 

Para Diego Nievas, este nuevo intento de bajar la edad de imputabilidad de los menores “no tiene mucho sentido si viene solo, porque no soluciona el problema. En otros países que han bajado la edad, lo han acompañado con un paquete de medidas que tienen que ver con mejorar la situación social de los niños, niñas y adolescentes; de los que están en situación de calle, de aquellos que tienen problemas de adicciones y también de los que delinquen”.

El secretario del Juzgado de Familia I de Villa Mercedes dijo que “no se trata solo de bajar la edad a 14 o a 15 años porque, al hacerlo de manera mecánica, lo único que produce es automatizar el ingreso a las cárceles y llenarla de chicos. Me parece que el objetivo sería tratar de evitar la delincuencia juvenil”.  

Nievas introdujo una nueva manera de ver este problema: “Siempre escucho que preguntan por qué un chico delinque, pero nunca se preguntan por qué no delinquen. Cuando uno hace el ejercicio de preguntarle a un adolescente por qué no lo hace, responde que es por la educación que recibe, por la situación familiar y social que lo acompaña y contiene. Ahí es donde se encuentra la clave de por qué otro chico decide salir a cometer delitos: porque hay un sistema de contención juvenil que no funciona. Y eso va a continuar aunque se baje la edad a los 14 o a los 12 años”. 

El abogado explicó que “lo más grave que tiene hoy el sistema penal juvenil es la manera de abordar el problema, porque la actual ley es de 1980, que fue impuesta por la dictadura militar y que no ha sido modificada”. En cambio, señaló que “lo que sí pueden modificar las provincias es el abordaje de la contención de los niños y, en ese sentido, San Luis tiene algunas medidas propias de protección de la niñez y la adolescencia que diría que son de vanguardia, pero por supuesto que no alcanzan”.

También recordó que, “en los países donde se ha bajado la edad de responsabilidad de los menores, fue acompañado de un sistema de penas específico que no es igual al que se le aplica a los adultos. Acá se le aplican las mismas que a los mayores de 18 años, pero más reducidas en tiempo”. 

El secretario del Juzgado de Familia descartó que la cantidad de delitos cometidos por los menores amerite una ley especial: “Este tipo de reformas no se hacen por la cantidad que se cometen, generalmente no se mide la cantidad, sino la calidad de esos delitos. Y suele aparecer después de que se cometieron algunos graves, que son los que generan el puntapié para considerar que todo está mal. Así aparece la baja de imputabilidad. Chicos que participan de robos o que han cometido homicidios por supuesto que hay, no lo vamos a negar. Pero también es verdad que no podemos dudar de que, en esos casos, siempre hay un trasfondo familiar y social que los propicia”.

Por su experiencia, contó que “en las escuelas secundarias no se les enseña a los alumnos el Derecho Penal Juvenil, no se los informa debidamente que a los 16 años tienen alguna responsabilidad penal. Y lo sé porque voy a dar charlas sobre esto y los chicos lo desconocen. No saben que si llegan a chocar a alguien en la calle con un auto no deben abandonarlo. Tampoco que no pueden manosear a una compañera porque eso puede ser un abuso sexual, aunque sean de la misma edad y crean que se trata de un juego. Mucho menos que no deben generar disturbios o peleas en bandas. Ellos creen que, como son menores, siempre son inimputables y no tienen ninguna responsabilidad”. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

“Hay un sistema de contención juvenil que no funciona”

Para el secretario del Juzgado de Familia I de Villa Mercedes este nuevo intento de bajar la edad de imputabilidad de los menores “no tiene mucho sentido si viene solo, porque no soluciona el problema". 

Cambio. Nievas pidió más contención para los adolescentes. Foto: El Diario.

Para Diego Nievas, este nuevo intento de bajar la edad de imputabilidad de los menores “no tiene mucho sentido si viene solo, porque no soluciona el problema. En otros países que han bajado la edad, lo han acompañado con un paquete de medidas que tienen que ver con mejorar la situación social de los niños, niñas y adolescentes; de los que están en situación de calle, de aquellos que tienen problemas de adicciones y también de los que delinquen”.

El secretario del Juzgado de Familia I de Villa Mercedes dijo que “no se trata solo de bajar la edad a 14 o a 15 años porque, al hacerlo de manera mecánica, lo único que produce es automatizar el ingreso a las cárceles y llenarla de chicos. Me parece que el objetivo sería tratar de evitar la delincuencia juvenil”.  

Nievas introdujo una nueva manera de ver este problema: “Siempre escucho que preguntan por qué un chico delinque, pero nunca se preguntan por qué no delinquen. Cuando uno hace el ejercicio de preguntarle a un adolescente por qué no lo hace, responde que es por la educación que recibe, por la situación familiar y social que lo acompaña y contiene. Ahí es donde se encuentra la clave de por qué otro chico decide salir a cometer delitos: porque hay un sistema de contención juvenil que no funciona. Y eso va a continuar aunque se baje la edad a los 14 o a los 12 años”. 

El abogado explicó que “lo más grave que tiene hoy el sistema penal juvenil es la manera de abordar el problema, porque la actual ley es de 1980, que fue impuesta por la dictadura militar y que no ha sido modificada”. En cambio, señaló que “lo que sí pueden modificar las provincias es el abordaje de la contención de los niños y, en ese sentido, San Luis tiene algunas medidas propias de protección de la niñez y la adolescencia que diría que son de vanguardia, pero por supuesto que no alcanzan”.

También recordó que, “en los países donde se ha bajado la edad de responsabilidad de los menores, fue acompañado de un sistema de penas específico que no es igual al que se le aplica a los adultos. Acá se le aplican las mismas que a los mayores de 18 años, pero más reducidas en tiempo”. 

El secretario del Juzgado de Familia descartó que la cantidad de delitos cometidos por los menores amerite una ley especial: “Este tipo de reformas no se hacen por la cantidad que se cometen, generalmente no se mide la cantidad, sino la calidad de esos delitos. Y suele aparecer después de que se cometieron algunos graves, que son los que generan el puntapié para considerar que todo está mal. Así aparece la baja de imputabilidad. Chicos que participan de robos o que han cometido homicidios por supuesto que hay, no lo vamos a negar. Pero también es verdad que no podemos dudar de que, en esos casos, siempre hay un trasfondo familiar y social que los propicia”.

Por su experiencia, contó que “en las escuelas secundarias no se les enseña a los alumnos el Derecho Penal Juvenil, no se los informa debidamente que a los 16 años tienen alguna responsabilidad penal. Y lo sé porque voy a dar charlas sobre esto y los chicos lo desconocen. No saben que si llegan a chocar a alguien en la calle con un auto no deben abandonarlo. Tampoco que no pueden manosear a una compañera porque eso puede ser un abuso sexual, aunque sean de la misma edad y crean que se trata de un juego. Mucho menos que no deben generar disturbios o peleas en bandas. Ellos creen que, como son menores, siempre son inimputables y no tienen ninguna responsabilidad”. 

Logín