28.9°SAN LUIS - Domingo 07 de Marzo de 2021

28.9°SAN LUIS - Domingo 07 de Marzo de 2021

EN VIVO

El acusado por un doble crimen le dio tres armas a un amigo

Claudio Bohorquez le pidió que se las cuidara, después de contarle que a su abuela y a su tío los habían asaltado. 

Por redacción
| 27 de enero de 2019
Lunes. Claudio Bohorquez, cuando era enviado a la penitenciaría, procesado por los asesinatos. Foto: Héctor Portella.

Los policías que investigan los asesinatos de Mirta Reich y su hijo Alexander Aime hicieron, a mitad de semana, dos allanamientos en Río Cuarto. Buscaban el arma que -creen- Claudio Nahuel Bohorquez, nieto y sobrino de las víctimas, utilizó para asesinar a sus parientes. No la hallaron. Pero los movimientos de los efectivos de Villa Mercedes no resultaron del todo negativos. No pasaron desapercibidos para la persona que podría llegar a tener el arma homicida. Después de las requisas, ese hombre, un amigo del acusado, se presentó en una comisaría de la ciudad cordobesa y, por voluntad propia, entregó las tres armas de fuego que el principal sospechoso del doble crimen le había pedido, unos días antes, que le cuidara. 

 

Lo que puso a disposición del personal de la seccional distrito 2 de Banda Norte fueron un revólver, dos carabinas y un teléfono celular, dijo una fuente. Los investigadores sospechan que una de esas armas fue la que usó el acusado de 23 años para matar a sus familiares. 

 

Lo primero que les aclaró el joven a los policías es que él "no tenía nada que ver con el hecho". Les dijo que "su amigo lo había llamado y le había pedido que le hiciera el aguante con las armas, porque había sido testigo de un hecho de violencia en el campo de sus parientes", refirió el informante. 

 

 

El joven se presentó ante la Policia después de dos allanamientos hechos en Río Cuarto. 

 

 

El episodio de violencia al que se refería el amigo de Bohorquez era ese que el acusado le habría relatado a su madre, tras los homicidios. Según esa versión, la noche del lunes 14 escuchó tiros en la estancia "La Esperanza", ubicaba a escasos kilómetros de El Morro, donde vivía con las víctimas, y, ante el miedo de que fueran asaltantes, hizo lo primero que se le ocurrió: tomó la camioneta de su tío y manejó hasta Río Cuarto para pedir ayuda. 

 

Lo que habría motivado al amigo de Bohorquez a allegarse a la comisaría fueron los dos allanamientos hechos el miércoles. Uno en la casa de la madre del acusado y otro en lo de su ex, que, dicho sea de paso, es prima del hombre que tenía las armas, indicó la fuente. 

 

En los próximos días el juez de instrucción Penal 2, Leandro Estrada, ordenará el envío a Villa Mercedes de la declaración que el testigo dio al personal de la comisaría de Río Cuarto, de las armas y el teléfono que entregó; y lo citará a declarar. 

 

El jueves, los peritos de Criminalística y la secretaria del juzgado Penal 2 inspeccionaron la estancia donde vivían Reich y Aime, situada a la altura del kilómetro 804 de la Autopista de los Comechingones, número 55. No trascendió qué era lo que iban a buscar, pero seguro no era el arma homicida, comentó un informante judicial. Puesto que la esperanza de  los investigadores de hallarla era remota. 

 

De esa inspección no trascendió cuáles fueron los resultados, pero no habrían sido positivos o, al menos, no de vital importancia para la causa, refirió la fuente. 

 

El viernes, el juez les tomó declaración a más testigos.

 

Comentá vos tambien...