Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

“Todos juntos, la Argentina entera, vamos a volver a levantar al país”

María Laura Espejo

Una multitud festejó el acto por el Día de la Lealtad Peronista, con la presencia de la fórmula presidencial del Frente de Todos, integrada por Alberto Fernández y Cristina Kirchner. El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, también estuvo presente junto a otros dirigentes justicialistas del país. 

 

El gran encuentro justicialista tuvo lugar en el Parque Laguna Don Tomás, de la ciudad de Santa Rosa.

Estuvieron presentes todos los mandatarios provinciales del peronismo, entre ellos, el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá. Además de fuerzas aliadas, candidatos y dirigentes.

El gobernador pampeano, Carlos Verna, fue quien abrió el multitudinario acto; luego disertaron Cristina Kirchner y el candidato a presidente por la fórmula Frente de Todos, Alberto Fernández.

 

 

Miles de personas, tanto de organizaciones políticas y sindicales como ciudadanos peronistas, agitaron banderas y aplaudieron a los actuales referentes del partido.

“Estamos muy contentos que nos acompañen en esta fiesta del peronismo. Les agradezco en nombre de los miles de peronistas que han hecho que esta provincia (La Pampa) sea gobernada los últimos 36 años por justicialistas”, arrancó el mandatario.

Antes de cederle el micrófono a los candidatos presidenciales, Verna recordó un poco de la historia del peronismo y de Perón, al ser elegido por los trabajadores como presidente de la Nación.

 

 

“Así empezó un movimiento de progreso ascendente, de justicia social, de fábricas que abrieron, de un país de crecimiento, donde las mujeres obtuvieron el derecho al voto y se lograron tantas conquistas para los más humildes”, remarcó.

“Reconozcamos que este país fue feliz, y que hoy los argentinos debemos optar entre almorzar o cenar”, aseguró y añadió: “Macri lo hizo, sí, pero también hay que reconocer que todos tenemos responsabilidades”.

Luego le pidió a todos los presentes que sigan militando y tomen la lección: “Como ha dicho Alberto varias veces, no es cierto que tropezamos dos veces con la misma piedra, son los neoliberales los que se nos cruzan en el camino, y siempre nos dejan en ruinas”,

“Llevemos a Alberto al sillón de Rivadavia. Feliz Día de la Lealtad, compañeros”, finalizó.

 

 

Luego llegó el turno de Cristina Fernández, uno de los momentos de mayor ovación popular. Para romper un poco el hielo, la exmandataria comenzó haciendo una aclaración sobre el poncho pampeano que llevaba puesto. “Me lo regaló el gobernador, y nunca me mandó a lavar los platos”, dijo. “Nadie lo hizo, y eso que hay mucho ‘machirulo’ dando vueltas”, agregó entre risas.

Después de interactuar con los asistentes, contó que mientras escuchaba hablar a Verna recordó a la mañana leyó el diario local (La Arena) y la conmovió la editorial de la fecha, que le dio el puntapié para entender “qué pasó con la Argentina”.

 

 

La dirigente señaló que "esta es la tercera experiencia neoliberal que sufre el pueblo argentino", tras "el golpe del 24 de marzo de 1976" y la gestión de Carlos Menem en la década de 1990". Y agregó: "Todos los argentinos y argentinas debemos plantearnos por qué nos suceden estas cosas".

“El neoliberalismo, nunca más compatriotas”, enunció y sostuvo que son los hombres y las mujeres de a pie quienes sufren estas políticas de devastación.

Cuando el candidato a presidente de la Nación, Alberto Fernández, tomó el micrófono, sobrevino la segunda ovación popular. Hubo gritos y hasta en un momento debió interrumpir su discurso y pedir un médico para alguien del público.

Fernández comenzó destacando la importancia de la fecha, dijo que el 17 de octubre el peronismo salió al escenario nacional, y que su conmemoración es especial ya que es la fecha en la que el partido recuerda con quién está comprometido: los necesitados, los que no tienen trabajo, los que tiene hambre, los desprotegidos, los más humildes.

“Hacía varios años que no hacíamos un acto todos unidos. Había tres o cuatro actos distintos”, recordó con pesar. “Hoy estamos unidos gracias a Cristina”, resaltó ante el aplauso de la gente.

Luego de recordar las diferencias que lo alejan de las políticas ejecutadas por Mauricio Macri, pidió un esfuerzo más para llegar a las elecciones.

“Estamos muy cerca, pero aún no hemos llegado. Queremos que todos los argentinos coman en su casa y no en un comedor comunitario, Pero es una meta que debemos alcanzar unidos, todos los argentinos. Queremos un gobierno que nos represente a todos”, afirmó.

Y enfatizó: “Vamos a volver a levantar al país, a la Argentina entera, todos juntos”.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

“Todos juntos, la Argentina entera, vamos a volver a levantar al país”

Una multitud festejó el acto por el Día de la Lealtad Peronista, con la presencia de la fórmula presidencial del Frente de Todos, integrada por Alberto Fernández y Cristina Kirchner. El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, también estuvo presente junto a otros dirigentes justicialistas del país. 

Foto: Internet.

 

El gran encuentro justicialista tuvo lugar en el Parque Laguna Don Tomás, de la ciudad de Santa Rosa.

Estuvieron presentes todos los mandatarios provinciales del peronismo, entre ellos, el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá. Además de fuerzas aliadas, candidatos y dirigentes.

El gobernador pampeano, Carlos Verna, fue quien abrió el multitudinario acto; luego disertaron Cristina Kirchner y el candidato a presidente por la fórmula Frente de Todos, Alberto Fernández.

 

 

Miles de personas, tanto de organizaciones políticas y sindicales como ciudadanos peronistas, agitaron banderas y aplaudieron a los actuales referentes del partido.

“Estamos muy contentos que nos acompañen en esta fiesta del peronismo. Les agradezco en nombre de los miles de peronistas que han hecho que esta provincia (La Pampa) sea gobernada los últimos 36 años por justicialistas”, arrancó el mandatario.

Antes de cederle el micrófono a los candidatos presidenciales, Verna recordó un poco de la historia del peronismo y de Perón, al ser elegido por los trabajadores como presidente de la Nación.

 

 

“Así empezó un movimiento de progreso ascendente, de justicia social, de fábricas que abrieron, de un país de crecimiento, donde las mujeres obtuvieron el derecho al voto y se lograron tantas conquistas para los más humildes”, remarcó.

“Reconozcamos que este país fue feliz, y que hoy los argentinos debemos optar entre almorzar o cenar”, aseguró y añadió: “Macri lo hizo, sí, pero también hay que reconocer que todos tenemos responsabilidades”.

Luego le pidió a todos los presentes que sigan militando y tomen la lección: “Como ha dicho Alberto varias veces, no es cierto que tropezamos dos veces con la misma piedra, son los neoliberales los que se nos cruzan en el camino, y siempre nos dejan en ruinas”,

“Llevemos a Alberto al sillón de Rivadavia. Feliz Día de la Lealtad, compañeros”, finalizó.

 

 

Luego llegó el turno de Cristina Fernández, uno de los momentos de mayor ovación popular. Para romper un poco el hielo, la exmandataria comenzó haciendo una aclaración sobre el poncho pampeano que llevaba puesto. “Me lo regaló el gobernador, y nunca me mandó a lavar los platos”, dijo. “Nadie lo hizo, y eso que hay mucho ‘machirulo’ dando vueltas”, agregó entre risas.

Después de interactuar con los asistentes, contó que mientras escuchaba hablar a Verna recordó a la mañana leyó el diario local (La Arena) y la conmovió la editorial de la fecha, que le dio el puntapié para entender “qué pasó con la Argentina”.

 

 

La dirigente señaló que "esta es la tercera experiencia neoliberal que sufre el pueblo argentino", tras "el golpe del 24 de marzo de 1976" y la gestión de Carlos Menem en la década de 1990". Y agregó: "Todos los argentinos y argentinas debemos plantearnos por qué nos suceden estas cosas".

“El neoliberalismo, nunca más compatriotas”, enunció y sostuvo que son los hombres y las mujeres de a pie quienes sufren estas políticas de devastación.

Cuando el candidato a presidente de la Nación, Alberto Fernández, tomó el micrófono, sobrevino la segunda ovación popular. Hubo gritos y hasta en un momento debió interrumpir su discurso y pedir un médico para alguien del público.

Fernández comenzó destacando la importancia de la fecha, dijo que el 17 de octubre el peronismo salió al escenario nacional, y que su conmemoración es especial ya que es la fecha en la que el partido recuerda con quién está comprometido: los necesitados, los que no tienen trabajo, los que tiene hambre, los desprotegidos, los más humildes.

“Hacía varios años que no hacíamos un acto todos unidos. Había tres o cuatro actos distintos”, recordó con pesar. “Hoy estamos unidos gracias a Cristina”, resaltó ante el aplauso de la gente.

Luego de recordar las diferencias que lo alejan de las políticas ejecutadas por Mauricio Macri, pidió un esfuerzo más para llegar a las elecciones.

“Estamos muy cerca, pero aún no hemos llegado. Queremos que todos los argentinos coman en su casa y no en un comedor comunitario, Pero es una meta que debemos alcanzar unidos, todos los argentinos. Queremos un gobierno que nos represente a todos”, afirmó.

Y enfatizó: “Vamos a volver a levantar al país, a la Argentina entera, todos juntos”.

 

Logín