Escuchá acá la 90.9
X

El kilo de pan ya ronda los $85 y no descartan nuevos aumentos

El dato surge de un relevamiento que realizó El Diario de la República. En las panaderías advierten que no pueden absorber la suba constante de la bolsa de harina.

 

Uno de los alimentos por excelencia a la hora de sentarse a la mesa con la familia es el pan, pero cada vez se hace más difícil adquirirlo. El Diario de la República realizó un sondeo por varias panaderías y comprobó que el kilo en promedio ronda los 85 pesos. Los trabajadores del rubro no descartan un nuevo aumento en los próximos días. 

Laura Sánchez, encargada de la panadería "Sabor y Tentación", comentó que desde hace dos semanas los proveedores no le llevan harina y que trabaja con reservas. Además, afirmó que el problema se agudizó luego de las últimas elecciones presidenciales, y precisó que una bolsa de 50 kilos ronda los 1.600 pesos. 

 

En algunas panificadoras del centro de la ciudad el kilo de pan cuesta 100 pesos. 

 

Sánchez expresó que debido a los constantes incrementos tuvo que bajar su producción. "Si antes recibía 20 bolsas, hoy solo dejo la mitad. No nos da el bolsillo y el consumo cayó mucho en los últimos meses", aseguró. También manifestó que se vio obligada a retocar nuevamente el valor de los panificados, y el kilo pasó de valer 80 a 85 pesos.

Contó que los consumidores llevan un kilo solo para celebraciones en familia y los fines de semana. "Por lo general piden 5 pesos o 10. Vienen con las monedas contadas. Raras excepciones llevan en grandes cantidades, y ni hablar de los subproductos como facturas y sándwiches", dijo la encargada de la panadería, quien  advirtió que en los próximos días habrá una nueva suba. 

El panorama no es muy distinto en la panadería "Don Chingo". Su dueño, Juan Gelvez, resaltó que hace unos días modificó el valor del kilo de pan, porque los números no le daban, y señaló que pasó de 60 a 70 pesos. Al igual que en el caso anterior, la bolsa de harina fue un condicionante para tomar la decisión, ya que la de 50 kilos hace tres meses la pagó a 1.100 pesos y actualmente cuesta 1.400. También precisó que el resto de la materia prima va en consonancia con la inflación y la docena de facturas la ofrece a 180 pesos. 

"Actualmente, solo trabajo para mantenerme, no veo ningún tipo de ganancia, y los pocos pesos que juntamos son para reponer la mercadería", dijo Gelvez, y contó que le fue imposible mantener la estructura de los empleados, hoy la atiende con su familia. "Pagar impuestos, alquiler y trabajadores se me hizo cuesta arriba. Estamos a la espera de ver que pasará con el nuevo gobierno. Hoy solo subsisto", lamentó. 

El dueño de "Don Chingo" destacó que al momento de pago a los distribuidores, ya no existen boleta contra boleta o el uso de cheques, sino que se abona en efectivo cuando entregan la mercadería  o en caso contrario no la dejan.   
Cristian Bossio, dueño de la panificadora "Bossio", afirmó que el kilo de pan lo tenía a 85 pesos y lo llevó a 100. "Luego de las elecciones todo el mundo modificó los precios. Se incrementó el combustible, la escala salarial, la harina y el resto de la materia prima", dijo Bossio, quien remarcó que todos esos factores influyeron en la suba. 

Expresó que esperaban un aumento del almidón, pero que se llevó una gran sorpresa en el último pedido. "Hace dos semanas pagué una a 1.100 pesos y hace poco la misma llegó a los 1.600. En los últimos tres años tuvo un ajuste del 450 por ciento", aseguró el comerciante. De igual manera, señaló que absorben costos para no aplicar el total en los panificados.

Destacó que las panaderías trabajan por temporadas, ya que en verano disminuye el consumo y en invierno repunta. "Tratamos de paliar la crisis, pero si a esto se le suma la falta de poder adquisitivo de la gente se hace muy cuesta arriba", asintió Bossio y manifestó que la docena de sándwich de jamón y queso pasó de 280 pesos a 320.
 

Córdoba siente la suba de la harina

La provincia de Córdoba tampoco le escapa a los incrementos en la bolsa de harina. Según el diario "La Voz", las panificadoras comenzaron a recibirla la semana pasada con un aumento del 10 por ciento, lo que puso en alerta al sector. 
Marcelo Caula, secretario general del Centro de Industriales Panaderos de Córdoba, aseguró: “Los molinos enviaron la harina con una suba del 10 por ciento, lo que llevó la bolsa de 50 kilos a 1.300 pesos”.

Según Caula, la modificación en el precio se debe a una menor oferta estacional. “Queda poco trigo de la campaña anterior y de la nueva todavía no hay mucha entrega. Por eso, hay molinos que están complicados para conseguir trigo, y eso presiona sobre los precios”, explicó el titular del Centro de Industriales Panaderos.

Desde el 15 de agosto, el precio de referencia del pan francés en la ciudad de Córdoba es de 100 pesos por kilo; de 160 pesos para el criollo común; de 180 para el criollo de hojaldre, y de 22 pesos por factura o medialuna.

“Los industriales que están vendiendo por debajo del precio sugerido por el Centro de Panaderos es muy probable que ahora tengan que aumentar para cumplir sus obligaciones fiscales y laborales”, dijo Caula.

El consumo promedio de pan en el país bajó en los últimos años de 90 a 70 kilos por persona. 

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El kilo de pan ya ronda los $85 y no descartan nuevos aumentos

El dato surge de un relevamiento que realizó El Diario de la República. En las panaderías advierten que no pueden absorber la suba constante de la bolsa de harina.

Elección. Los puntanos a la hora de comprar cuentan los billetes y luego seleccionan lo que llevarán. Foto:El Diario.

 

Uno de los alimentos por excelencia a la hora de sentarse a la mesa con la familia es el pan, pero cada vez se hace más difícil adquirirlo. El Diario de la República realizó un sondeo por varias panaderías y comprobó que el kilo en promedio ronda los 85 pesos. Los trabajadores del rubro no descartan un nuevo aumento en los próximos días. 

Laura Sánchez, encargada de la panadería "Sabor y Tentación", comentó que desde hace dos semanas los proveedores no le llevan harina y que trabaja con reservas. Además, afirmó que el problema se agudizó luego de las últimas elecciones presidenciales, y precisó que una bolsa de 50 kilos ronda los 1.600 pesos. 

 

En algunas panificadoras del centro de la ciudad el kilo de pan cuesta 100 pesos. 

 

Sánchez expresó que debido a los constantes incrementos tuvo que bajar su producción. "Si antes recibía 20 bolsas, hoy solo dejo la mitad. No nos da el bolsillo y el consumo cayó mucho en los últimos meses", aseguró. También manifestó que se vio obligada a retocar nuevamente el valor de los panificados, y el kilo pasó de valer 80 a 85 pesos.

Contó que los consumidores llevan un kilo solo para celebraciones en familia y los fines de semana. "Por lo general piden 5 pesos o 10. Vienen con las monedas contadas. Raras excepciones llevan en grandes cantidades, y ni hablar de los subproductos como facturas y sándwiches", dijo la encargada de la panadería, quien  advirtió que en los próximos días habrá una nueva suba. 

El panorama no es muy distinto en la panadería "Don Chingo". Su dueño, Juan Gelvez, resaltó que hace unos días modificó el valor del kilo de pan, porque los números no le daban, y señaló que pasó de 60 a 70 pesos. Al igual que en el caso anterior, la bolsa de harina fue un condicionante para tomar la decisión, ya que la de 50 kilos hace tres meses la pagó a 1.100 pesos y actualmente cuesta 1.400. También precisó que el resto de la materia prima va en consonancia con la inflación y la docena de facturas la ofrece a 180 pesos. 

"Actualmente, solo trabajo para mantenerme, no veo ningún tipo de ganancia, y los pocos pesos que juntamos son para reponer la mercadería", dijo Gelvez, y contó que le fue imposible mantener la estructura de los empleados, hoy la atiende con su familia. "Pagar impuestos, alquiler y trabajadores se me hizo cuesta arriba. Estamos a la espera de ver que pasará con el nuevo gobierno. Hoy solo subsisto", lamentó. 

El dueño de "Don Chingo" destacó que al momento de pago a los distribuidores, ya no existen boleta contra boleta o el uso de cheques, sino que se abona en efectivo cuando entregan la mercadería  o en caso contrario no la dejan.   
Cristian Bossio, dueño de la panificadora "Bossio", afirmó que el kilo de pan lo tenía a 85 pesos y lo llevó a 100. "Luego de las elecciones todo el mundo modificó los precios. Se incrementó el combustible, la escala salarial, la harina y el resto de la materia prima", dijo Bossio, quien remarcó que todos esos factores influyeron en la suba. 

Expresó que esperaban un aumento del almidón, pero que se llevó una gran sorpresa en el último pedido. "Hace dos semanas pagué una a 1.100 pesos y hace poco la misma llegó a los 1.600. En los últimos tres años tuvo un ajuste del 450 por ciento", aseguró el comerciante. De igual manera, señaló que absorben costos para no aplicar el total en los panificados.

Destacó que las panaderías trabajan por temporadas, ya que en verano disminuye el consumo y en invierno repunta. "Tratamos de paliar la crisis, pero si a esto se le suma la falta de poder adquisitivo de la gente se hace muy cuesta arriba", asintió Bossio y manifestó que la docena de sándwich de jamón y queso pasó de 280 pesos a 320.
 

Córdoba siente la suba de la harina

La provincia de Córdoba tampoco le escapa a los incrementos en la bolsa de harina. Según el diario "La Voz", las panificadoras comenzaron a recibirla la semana pasada con un aumento del 10 por ciento, lo que puso en alerta al sector. 
Marcelo Caula, secretario general del Centro de Industriales Panaderos de Córdoba, aseguró: “Los molinos enviaron la harina con una suba del 10 por ciento, lo que llevó la bolsa de 50 kilos a 1.300 pesos”.

Según Caula, la modificación en el precio se debe a una menor oferta estacional. “Queda poco trigo de la campaña anterior y de la nueva todavía no hay mucha entrega. Por eso, hay molinos que están complicados para conseguir trigo, y eso presiona sobre los precios”, explicó el titular del Centro de Industriales Panaderos.

Desde el 15 de agosto, el precio de referencia del pan francés en la ciudad de Córdoba es de 100 pesos por kilo; de 160 pesos para el criollo común; de 180 para el criollo de hojaldre, y de 22 pesos por factura o medialuna.

“Los industriales que están vendiendo por debajo del precio sugerido por el Centro de Panaderos es muy probable que ahora tengan que aumentar para cumplir sus obligaciones fiscales y laborales”, dijo Caula.

El consumo promedio de pan en el país bajó en los últimos años de 90 a 70 kilos por persona. 

 

Logín