Escuchá acá la 90.9
X

El Gobierno inició las obras de seguridad en el cementerio judío

Invertirán más de 3 millones de pesos en elevar las paredes, colocar reflectores e iluminar el predio.

Con un simbólico acto entre la Sociedad Israelita y los ministerios de Obras Públicas e Infraestructura y Gobierno, Justicia y Culto de la Provincia se pusieron ayer en marcha las obras para garantizar la seguridad del cementerio judío, que en febrero sufrió un ataque antisemita.

El camposanto, que data de 1930, se encuentra en la esquina de Santa Fe y 9 de Julio, y tiene una superficie de 1.400 metros cuadrados. A principio de año, vándalos ingresaron saltando las paredes del recinto y se dedicaron a destruir parcialmente nueve tumbas. Al conocer este trágico acontecimiento, el gobernador Alberto Rodríguez Saá se reunió con representantes de la comunidad judía para ofrecerle su apoyo y ayuda para garantizar la preservación y seguridad del predio.

El ministro de Obra Pública Felipe Tomasevich indicó que los trabajos serán realizados por la empresa Tembok SRL, que realizarán la elevación en altura del cierre perimetral existente, que es 158 metros lineales, lo que implica que los muros se levantarán a una altura de 3,50 metros. Se prevé la colocación de reflectores LED con sensores de movimiento sobre las paredes, iluminar el predio y la realización de poda correctiva en los árboles al costado de las paredes. El monto de la obra es de 3.034.845 de pesos y la empresa tiene un plazo de ejecución de 180 días corridos.

 

 

De la firma del convenio participaron Saada Bentolila de la Sociedad Israelita, Tomasevich y María Paz Ruggeri, en representación de la cartera de Gobierno. La rúbrica se realizó dentro del cementerio y una vez finalizada los arquitectos encargados de la obra se reunieron con Bentolila para acordar el modo de trabajo durante seis meses, teniendo en cuenta que los sábados el camposanto permanece cerrado como es la tradición judía.

La representante de la comunidad israelita destacó la acción del jefe de Estado provincial al señalar: “Rescato sinceramente la acción del Gobernador que se tomó el trabajo de hablar personalmente con nosotros cuando pasó la profanación, eso es algo que valoramos inmensamente y es importante que podamos ahora llegar al inicio de la obra”.

Ruggeri por su parte dijo que además de los arreglos en el interior del camposanto, en el exterior se habilitó desde febrero una cámara de seguridad pública para monitorear la zona y que el próximo paso después de finalizar la obra es garantizar la seguridad en la sede de la Sociedad Israelita.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El Gobierno inició las obras de seguridad en el cementerio judío

Invertirán más de 3 millones de pesos en elevar las paredes, colocar reflectores e iluminar el predio.

Compromiso. Bentolila y Tomasevich firmaron el convenio de inicio de obra en el interior del cementerio israelita. Foto: Martín Gómez.

Con un simbólico acto entre la Sociedad Israelita y los ministerios de Obras Públicas e Infraestructura y Gobierno, Justicia y Culto de la Provincia se pusieron ayer en marcha las obras para garantizar la seguridad del cementerio judío, que en febrero sufrió un ataque antisemita.

El camposanto, que data de 1930, se encuentra en la esquina de Santa Fe y 9 de Julio, y tiene una superficie de 1.400 metros cuadrados. A principio de año, vándalos ingresaron saltando las paredes del recinto y se dedicaron a destruir parcialmente nueve tumbas. Al conocer este trágico acontecimiento, el gobernador Alberto Rodríguez Saá se reunió con representantes de la comunidad judía para ofrecerle su apoyo y ayuda para garantizar la preservación y seguridad del predio.

El ministro de Obra Pública Felipe Tomasevich indicó que los trabajos serán realizados por la empresa Tembok SRL, que realizarán la elevación en altura del cierre perimetral existente, que es 158 metros lineales, lo que implica que los muros se levantarán a una altura de 3,50 metros. Se prevé la colocación de reflectores LED con sensores de movimiento sobre las paredes, iluminar el predio y la realización de poda correctiva en los árboles al costado de las paredes. El monto de la obra es de 3.034.845 de pesos y la empresa tiene un plazo de ejecución de 180 días corridos.

 

 

De la firma del convenio participaron Saada Bentolila de la Sociedad Israelita, Tomasevich y María Paz Ruggeri, en representación de la cartera de Gobierno. La rúbrica se realizó dentro del cementerio y una vez finalizada los arquitectos encargados de la obra se reunieron con Bentolila para acordar el modo de trabajo durante seis meses, teniendo en cuenta que los sábados el camposanto permanece cerrado como es la tradición judía.

La representante de la comunidad israelita destacó la acción del jefe de Estado provincial al señalar: “Rescato sinceramente la acción del Gobernador que se tomó el trabajo de hablar personalmente con nosotros cuando pasó la profanación, eso es algo que valoramos inmensamente y es importante que podamos ahora llegar al inicio de la obra”.

Ruggeri por su parte dijo que además de los arreglos en el interior del camposanto, en el exterior se habilitó desde febrero una cámara de seguridad pública para monitorear la zona y que el próximo paso después de finalizar la obra es garantizar la seguridad en la sede de la Sociedad Israelita.

Logín