eldiariodelarepublica.com
Macri y una foto que simboliza la debacle de la industria nacional

Escuchá acá la 90.9
X

Macri y una foto que simboliza la debacle de la industria nacional

Posó con una máquina de coser que se dejó de fabricar en el país. 

En medio de una profunda crisis que perjudica a todos los estratos sociales, los comportamientos del presidente Mauricio Macri exhiben contradicciones que rozan lo patético. El miércoles, durante el recorrido a una huerta comunitaria, el jefe de Estado posó para la foto con una máquina de coser que se dejó de fabricar en el país. Una imagen que pretendió ser positiva, pero que en realidad sintetiza la debacle que sufre la industria nacional. 

Fue durante la visita a Weisburd, una pequeña población de Santiago del Estero. La  imagen lo retrató sonriente  frente a una Singer. Lo que pasó por alto el presidente es que el 8 de enero pasado la empresa Macoser anunció que dejaba de fabricar estos equipos en su planta de San Francisco, Córdoba. Ahora las máquinas de coser deben ser importadas.

La firma llegó al país en 1905, cuando ingresaron las primeras máquinas importadas de Estados Unidos. Casi 80 años más tarde, en 1984, la firma Macoser comenzó a fabricarlas en el país. La compañía, que producía dos modelos e importaba otros nueve, llegó a tener 270 empleados. En la década del sesenta, época de auge de las máquinas de coser, había catorce  fábricas en el país. Solo quedaba esta Pyme de Córdoba.

Un corte sin confección.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Macri y una foto que simboliza la debacle de la industria nacional

Posó con una máquina de coser que se dejó de fabricar en el país. 

Sonrisas para la foto, mientras la industria se cae a pedazos.  

En medio de una profunda crisis que perjudica a todos los estratos sociales, los comportamientos del presidente Mauricio Macri exhiben contradicciones que rozan lo patético. El miércoles, durante el recorrido a una huerta comunitaria, el jefe de Estado posó para la foto con una máquina de coser que se dejó de fabricar en el país. Una imagen que pretendió ser positiva, pero que en realidad sintetiza la debacle que sufre la industria nacional. 

Fue durante la visita a Weisburd, una pequeña población de Santiago del Estero. La  imagen lo retrató sonriente  frente a una Singer. Lo que pasó por alto el presidente es que el 8 de enero pasado la empresa Macoser anunció que dejaba de fabricar estos equipos en su planta de San Francisco, Córdoba. Ahora las máquinas de coser deben ser importadas.

La firma llegó al país en 1905, cuando ingresaron las primeras máquinas importadas de Estados Unidos. Casi 80 años más tarde, en 1984, la firma Macoser comenzó a fabricarlas en el país. La compañía, que producía dos modelos e importaba otros nueve, llegó a tener 270 empleados. En la década del sesenta, época de auge de las máquinas de coser, había catorce  fábricas en el país. Solo quedaba esta Pyme de Córdoba.

Un corte sin confección.
 

Logín