eldiariodelarepublica.com
Por ahora, la música es una cosa de hombres

Escuchá acá la 90.9
X

Por ahora, la música es una cosa de hombres

Tras los reclamos por la escasa participación de mujeres en los escenarios, la ONU informó que en la industria de la música el 70% son hombres.

Un informe de Naciones Unidas advirtió sobre la preponderancia de la presencia masculina en la industria de la música al señalar que allí "la división de género" se ubicada "alrededor de 70% hombre y 30% mujeres".

El reporte publicado por ONU Mujeres, la organización de las Naciones Unidas dedicada a promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, se dio a conocer luego de que distintas entidades y medios reportaran en estos días que sólo 17 mujeres entre 115 hombres en el Cosquín Rock, ninguna entre los cinco artistas más escuchados del 2018 en Argentina y apenas 76 compositoras entre las 1.445 piezas tocadas por las grandes orquestas del mundo.

En medio de reclamos por escasa participación de mujeres en los escenarios de festivales de rock y de que los discursos feministas protagonizaron la última entrega de los Premios Grammy, ONU Mujeres dio a conocer su reporte sobre la división de género en la industria de la música a nivel global.

"Según cifras recogidas por varias organizaciones y medios de comunicación de todas las regiones, la división de género en la industria de la música es alrededor de 70% hombres y 30% mujeres", publicó Noticias ONU.

La pianista Lucía Caruso, quien nació en Mendoza, es directora artística de la Manhattan Camerata y trabaja para la industria del cine, dijo que "las mujeres que componen para películas son apenas entre un 2 y 3%, lo que significa que hay dos o tres cada cien compositores".

En Estados Unidos sólo el 15% de las discográficas son propiedad mayoritaria de mujeres y en Europa, las compositoras registradas alcanzan un 20% del total.

Además, de la lista de las 600 canciones más populares entre 2012 y 2017, sólo el 22% fueron interpretadas por mujeres y el 12 creadas por compositoras.

Según datos de "Women in music", la desigualdad es aún más crítica si se trata de música clásica: sólo 76 de los 1445 conciertos ofrecidos el año pasado por grandes orquestas incluyeron al menos una pieza compuesta por mujeres.

Y, de entre todas las obras que se tocaron (más de 3.500), sólo el 2,3 por ciento fueron creación de una compositora.

La última edición del Cosquín Rock, en Córdoba, fue noticia por la bajísima presencia de mujeres en sus escenarios: de las 68 bandas que participaron de la primera jornada, cinco tuvieron en su formación integrantes femeninas, mientras que el domingo, de las 64 que tocaron, 12 estaban compuestas al menos por una mujer.

En total, sólo un 12,88% de la grilla contaba con mujeres: 17 formaciones versus 115 compuesta en su totalidad por varones.

Otro dato: entre los cinco más escuchados en 2018 en Spotify de Argentina, ninguno es mujer.

El año pasado, el colectivo X Más Músicas Mujeres en Vivo presentó un proyecto de ley -que se espera sea tratado este año- en el que se pide un piso de 30 por ciento de mujeres músicas en festivales, ciclos y shows.

Lula Bertoldi, cantante de la banda de rock Eruca Sativa, una de las excepciones dentro de la agenda del festival de Cosquín, señaló que "el reclamo de la ley de cupo se condice con la época, no es un reclamo que está despegado de un momento histórico".

"El estado ideal de las cosas sería que no tenga que aplicarse sino que naturalmente todos entremos en esta nueva página de situación, pero tenemos poca visibilidad, nadie ve que en el país hay, por lo menos, 10.000 formaciones que tienen mujeres o completamente compuestas por mujeres", añadió.

Al respecto, la cantante Celsa Mel Gowland, una de las impulsoras del proyecto de ley recordó que un relevamiento realizado el año pasado, de los 46 festivales de distintos géneros que se realizan en el país, de 1611 artistas que participaron, menos de 160 estaban lideradas por mujeres.

Télam

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Por ahora, la música es una cosa de hombres

Tras los reclamos por la escasa participación de mujeres en los escenarios, la ONU informó que en la industria de la música el 70% son hombres.

El Cosquín Rock dejó al descubierto la falta de espacio para las mujeres.

Un informe de Naciones Unidas advirtió sobre la preponderancia de la presencia masculina en la industria de la música al señalar que allí "la división de género" se ubicada "alrededor de 70% hombre y 30% mujeres".

El reporte publicado por ONU Mujeres, la organización de las Naciones Unidas dedicada a promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, se dio a conocer luego de que distintas entidades y medios reportaran en estos días que sólo 17 mujeres entre 115 hombres en el Cosquín Rock, ninguna entre los cinco artistas más escuchados del 2018 en Argentina y apenas 76 compositoras entre las 1.445 piezas tocadas por las grandes orquestas del mundo.

En medio de reclamos por escasa participación de mujeres en los escenarios de festivales de rock y de que los discursos feministas protagonizaron la última entrega de los Premios Grammy, ONU Mujeres dio a conocer su reporte sobre la división de género en la industria de la música a nivel global.

"Según cifras recogidas por varias organizaciones y medios de comunicación de todas las regiones, la división de género en la industria de la música es alrededor de 70% hombres y 30% mujeres", publicó Noticias ONU.

La pianista Lucía Caruso, quien nació en Mendoza, es directora artística de la Manhattan Camerata y trabaja para la industria del cine, dijo que "las mujeres que componen para películas son apenas entre un 2 y 3%, lo que significa que hay dos o tres cada cien compositores".

En Estados Unidos sólo el 15% de las discográficas son propiedad mayoritaria de mujeres y en Europa, las compositoras registradas alcanzan un 20% del total.

Además, de la lista de las 600 canciones más populares entre 2012 y 2017, sólo el 22% fueron interpretadas por mujeres y el 12 creadas por compositoras.

Según datos de "Women in music", la desigualdad es aún más crítica si se trata de música clásica: sólo 76 de los 1445 conciertos ofrecidos el año pasado por grandes orquestas incluyeron al menos una pieza compuesta por mujeres.

Y, de entre todas las obras que se tocaron (más de 3.500), sólo el 2,3 por ciento fueron creación de una compositora.

La última edición del Cosquín Rock, en Córdoba, fue noticia por la bajísima presencia de mujeres en sus escenarios: de las 68 bandas que participaron de la primera jornada, cinco tuvieron en su formación integrantes femeninas, mientras que el domingo, de las 64 que tocaron, 12 estaban compuestas al menos por una mujer.

En total, sólo un 12,88% de la grilla contaba con mujeres: 17 formaciones versus 115 compuesta en su totalidad por varones.

Otro dato: entre los cinco más escuchados en 2018 en Spotify de Argentina, ninguno es mujer.

El año pasado, el colectivo X Más Músicas Mujeres en Vivo presentó un proyecto de ley -que se espera sea tratado este año- en el que se pide un piso de 30 por ciento de mujeres músicas en festivales, ciclos y shows.

Lula Bertoldi, cantante de la banda de rock Eruca Sativa, una de las excepciones dentro de la agenda del festival de Cosquín, señaló que "el reclamo de la ley de cupo se condice con la época, no es un reclamo que está despegado de un momento histórico".

"El estado ideal de las cosas sería que no tenga que aplicarse sino que naturalmente todos entremos en esta nueva página de situación, pero tenemos poca visibilidad, nadie ve que en el país hay, por lo menos, 10.000 formaciones que tienen mujeres o completamente compuestas por mujeres", añadió.

Al respecto, la cantante Celsa Mel Gowland, una de las impulsoras del proyecto de ley recordó que un relevamiento realizado el año pasado, de los 46 festivales de distintos géneros que se realizan en el país, de 1611 artistas que participaron, menos de 160 estaban lideradas por mujeres.

Télam

Logín