eldiariodelarepublica.com
Vuelve la feria del campo, con cerca de 400 puestos

Escuchá acá la 90.9
X

Vuelve la feria del campo, con cerca de 400 puestos

Habrá quesos, dulces, fiambres, verduras de Sol Puntano, carnes y artesanías. La entrada es libre y gratuita.

Después del éxito del año pasado, hay mucha expectativa por la primera edición de 2019 de la Feria de Pequeños y Medianos Productores, que se desarrollará este sábado en el Parque de las Naciones de la capital puntana. Una de las experiencias que dejó 2018 es que las últimas se hicieron bajo un intenso calor, por eso mientras sea época estival comenzarán a las 17 (eran de 11 a 18), con un cierre previsto entre las 22 y las 23, de acuerdo al interés de la gente y la disponibilidad de mercadería.

La idea es que a la gente no la corran las altas temperaturas y pueda disfrutar de un día en familia. Para los productores también es un alivio, ya que no todos cuentan con la sombra de los árboles y además pueden conservar mejor sus mercaderías con el paso de las horas, lo que agrega seguridad en el aspecto sanitario, más allá de que todo es auditado previamente por la oficina de Control de Productos Primarios (ex Cosafi), que realiza estudios bromatológicos.

Como siempre, la entrada será libre y gratuita y los productores no deberán pagar nada por instalar sus stands, incluso algunos que viven en parajes alejados cuentan con la ayuda del Ministerio de Producción para el traslado. Sobre todo de aquellos que están inscriptos en el Programa de la Mosca de los Frutos y no tienen movilidad propia, aunque la mayoría llega por sus propios medios. 

Este jueves cerró el plazo para la inscripción, por lo que la organización ya tiene un panorama más claro sobre el creciente interés. “Esperamos armar alrededor de 400 puestos, va a haber nuevos productores que se fueron contactando durante enero, atraídos por la posibilidad de comercializar sus materias primas ante mucha gente. No hay que olvidar que el año pasado fueron más de 15 mil visitantes, entre San Luis y Villa Mercedes”, contó María Julia Veinticinco, una de las encargadas de la organización, quien confirmó que habrá vendedores de toda la provincia y de muchos rubros, no solo alimenticios sino también de artesanías.

“Desde el comienzo, el objetivo de la feria fue ayudar a los pequeños productores a solucionar el principal problema que tienen, que es el de la comercialización. En los parajes entran en contacto con poca gente y entonces no pueden vender grandes volúmenes, lo que los llevaba a achicar su producción. A partir de estos encuentros encontraron un público ávido por mercaderías frescas, de calidad y a buen precio. Y además hicieron contacto entre ellos, intercambiando experiencias y mercaderías, ese ambiente de intercambio los favoreció a todos”, reflexionó la funcionaria.

El próximo paso que quiere dar el Ministerio de Producción, al igual que pasó con el Plan de Fomento Productivo, es comenzar con las capacitaciones, tanto para mejorar sus métodos de fabricación como en aspectos comerciales relacionados al marketing, ya que pretende que puedan vender más allá de los días de feria. “Hoy ya estamos dando charlas referidas a aspectos productivos, falta la otra parte, la relacionada con el mercado en general. Además, desde el año pasado somos el nexo entre ellos y los proveedores de insumos, para que puedan conseguir precios justos y luego los trasladen a los vecinos”, cerró Veinticinco.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Vuelve la feria del campo, con cerca de 400 puestos

Habrá quesos, dulces, fiambres, verduras de Sol Puntano, carnes y artesanías. La entrada es libre y gratuita.

Después del éxito del año pasado, hay mucha expectativa por la primera edición de 2019 de la Feria de Pequeños y Medianos Productores, que se desarrollará este sábado en el Parque de las Naciones de la capital puntana. Una de las experiencias que dejó 2018 es que las últimas se hicieron bajo un intenso calor, por eso mientras sea época estival comenzarán a las 17 (eran de 11 a 18), con un cierre previsto entre las 22 y las 23, de acuerdo al interés de la gente y la disponibilidad de mercadería.

La idea es que a la gente no la corran las altas temperaturas y pueda disfrutar de un día en familia. Para los productores también es un alivio, ya que no todos cuentan con la sombra de los árboles y además pueden conservar mejor sus mercaderías con el paso de las horas, lo que agrega seguridad en el aspecto sanitario, más allá de que todo es auditado previamente por la oficina de Control de Productos Primarios (ex Cosafi), que realiza estudios bromatológicos.

Como siempre, la entrada será libre y gratuita y los productores no deberán pagar nada por instalar sus stands, incluso algunos que viven en parajes alejados cuentan con la ayuda del Ministerio de Producción para el traslado. Sobre todo de aquellos que están inscriptos en el Programa de la Mosca de los Frutos y no tienen movilidad propia, aunque la mayoría llega por sus propios medios. 

Este jueves cerró el plazo para la inscripción, por lo que la organización ya tiene un panorama más claro sobre el creciente interés. “Esperamos armar alrededor de 400 puestos, va a haber nuevos productores que se fueron contactando durante enero, atraídos por la posibilidad de comercializar sus materias primas ante mucha gente. No hay que olvidar que el año pasado fueron más de 15 mil visitantes, entre San Luis y Villa Mercedes”, contó María Julia Veinticinco, una de las encargadas de la organización, quien confirmó que habrá vendedores de toda la provincia y de muchos rubros, no solo alimenticios sino también de artesanías.

“Desde el comienzo, el objetivo de la feria fue ayudar a los pequeños productores a solucionar el principal problema que tienen, que es el de la comercialización. En los parajes entran en contacto con poca gente y entonces no pueden vender grandes volúmenes, lo que los llevaba a achicar su producción. A partir de estos encuentros encontraron un público ávido por mercaderías frescas, de calidad y a buen precio. Y además hicieron contacto entre ellos, intercambiando experiencias y mercaderías, ese ambiente de intercambio los favoreció a todos”, reflexionó la funcionaria.

El próximo paso que quiere dar el Ministerio de Producción, al igual que pasó con el Plan de Fomento Productivo, es comenzar con las capacitaciones, tanto para mejorar sus métodos de fabricación como en aspectos comerciales relacionados al marketing, ya que pretende que puedan vender más allá de los días de feria. “Hoy ya estamos dando charlas referidas a aspectos productivos, falta la otra parte, la relacionada con el mercado en general. Además, desde el año pasado somos el nexo entre ellos y los proveedores de insumos, para que puedan conseguir precios justos y luego los trasladen a los vecinos”, cerró Veinticinco.

Logín