Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Familiares de las víctimas y sobrevivientes marcharon pidiendo justicia

Reclamaron por mayor celeridad en el segundo juicio, en el que se determinará la responsabilidad de la dueña de la empresa de colectivos que trasladaba a las niñas. También una profundización en la investigación porque consideran que, en el primer juicio, hubo personas que incurrieron en falso testimonio.

A siete años y medio del accidente, un grupo de padres de sobrevivientes y de las víctimas fatales de la tragedia de Zanjitas marchan este mediodía por las principales calle del centro puntano para reclamar justicia y una investigación más profunda sobre aquellas personas a las que también consideran responsables por el choque fatal que enlutó a todo San Luis el 2 de noviembre de 2011.

Además piden urgencia en el segundo juicio, aún pendiente y sin fecha, contra Mabel Tyempertyopolos la propietaria de la empresa Polo a la que pertenecía el ómnibus que fue embestido por el tren carguero que provocó la tragedia.
 


 

La marcha salió desde el Correo Argentino rumbo al Poder Judicial. En sus manos, padres y madres, llevan un petitorio que elevarán ante el Superior Tribunal de Justicia.
 


Unas sesenta personas caminaron, a pesar del frío, por las calles de la capital provincial y en la primera fila se encontraron unas diez chicas sobrevivientes al fatal accidente.

Al llegar al Poder Judicial, madres y padres de las pequeñas fallecidas y de otras que sobrevivieron al choque ingresaron al edificio sobre calle Rivadavia para entregar el escrito y otros hicieron declaraciones acerca de la marcha y el estado de la causa. 

“Es una marcha totalmente pacífica, sin banderas políticas ni religiosas. Solo pedimos Justicia. Queremos que se haga justicia por las nenas fallecidas, por las nenas que sobrevivieron y a las que, día a día, les cuesta vivir con el peso de lo que ocurrió en Zanjitas. Y vivir sabiendo que los jueces miran para otro lado. Sabemos que la Justicia es lenta, pero en este caso se ha tomado demasiado tiempo”, expresó.

“Es insólito que en un caso donde hay nenas, menores fallecidas, todavía no hayan salido a la luz los responsables de lo ocurrido. La Justicia tiene que llegar a los culpables. Tienen que salir los juicios tanto el Penal como el Civil, porque es lo que corresponde. No estamos pidiendo nada fuera de la ley, de lo establecido. Pedimos justicia, nada más", agregó.

“Es una vergüenza terrible para San Luis que tengamos que salir, después de ocho años, salir los papás de las chicas fallecidas a pedir justicia. No tendría que suceder. Es vergonzoso”, remarcó Manucha.



En cuanto a las denuncias por falso testimonio que hicieron los padres en contra de docentes y directivos del Colegio Santa María, la mamá de Daira Mariani Manucha, una de las nenas fallecidas, se mostró optimista respecto de la reapertura de la causa. 

“Según el fiscal, las pruebas sobre las personas que dieron falso testimonio no eran contundentes para procesar a esa gente. Para nosotros quedó claro que dieron falso testimonio el cura, la monja y la catequista. Queremos que se hagan cargo las personas que, en ese momento, estaban al frente del colegio. Pero la causa por falso testimonio se puede reabrir y eso estamos buscando. Tenemos esperanzas de que la investigación se reabra”, remarcó la mujer.

 

Otro más

El presidente de la Cámara del Crimen Nº 2, Hugo Saá Petrino, les aseguró a las madres de las víctimas que el segundo juicio tendría fecha de comienzo en julio. Fue tras una reunión que mantuvo con las mujeres que horas antes habían marchado para pedir justicia.

A la dueña de la empresa Polo, Mabel Tyempertyopolos, se la juzgará porque consideran que era su deber controlar que estuviera todo en regla para realizar el viaje, que realizaron las chicas para cumplir con una misión solidaria en los parajes Santa Rosa y Cazador.

“El juicio contra la dueña de la empresa de micros ya tendría que haber salido. No tiene forma de zafar. Ella tiene que ir a juicio, tiene que ser procesada. Mandó un micro que ya estaba fuera de circulación, un vehículo con las ruedas gastadas, con un chofer pasado de horas de servicio. Es una vergüenza que nosotros, con todo nuestro dolor, salgamos a pedir Justicia y que aún no haya pasado nada”, agregó.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Familiares de las víctimas y sobrevivientes marcharon pidiendo justicia

Reclamaron por mayor celeridad en el segundo juicio, en el que se determinará la responsabilidad de la dueña de la empresa de colectivos que trasladaba a las niñas. También una profundización en la investigación porque consideran que, en el primer juicio, hubo personas que incurrieron en falso testimonio.

Video: Alejandro Lorda Fotos: Martín Gómez

A siete años y medio del accidente, un grupo de padres de sobrevivientes y de las víctimas fatales de la tragedia de Zanjitas marchan este mediodía por las principales calle del centro puntano para reclamar justicia y una investigación más profunda sobre aquellas personas a las que también consideran responsables por el choque fatal que enlutó a todo San Luis el 2 de noviembre de 2011.

Además piden urgencia en el segundo juicio, aún pendiente y sin fecha, contra Mabel Tyempertyopolos la propietaria de la empresa Polo a la que pertenecía el ómnibus que fue embestido por el tren carguero que provocó la tragedia.
 


 

La marcha salió desde el Correo Argentino rumbo al Poder Judicial. En sus manos, padres y madres, llevan un petitorio que elevarán ante el Superior Tribunal de Justicia.
 


Unas sesenta personas caminaron, a pesar del frío, por las calles de la capital provincial y en la primera fila se encontraron unas diez chicas sobrevivientes al fatal accidente.

Al llegar al Poder Judicial, madres y padres de las pequeñas fallecidas y de otras que sobrevivieron al choque ingresaron al edificio sobre calle Rivadavia para entregar el escrito y otros hicieron declaraciones acerca de la marcha y el estado de la causa. 

“Es una marcha totalmente pacífica, sin banderas políticas ni religiosas. Solo pedimos Justicia. Queremos que se haga justicia por las nenas fallecidas, por las nenas que sobrevivieron y a las que, día a día, les cuesta vivir con el peso de lo que ocurrió en Zanjitas. Y vivir sabiendo que los jueces miran para otro lado. Sabemos que la Justicia es lenta, pero en este caso se ha tomado demasiado tiempo”, expresó.

“Es insólito que en un caso donde hay nenas, menores fallecidas, todavía no hayan salido a la luz los responsables de lo ocurrido. La Justicia tiene que llegar a los culpables. Tienen que salir los juicios tanto el Penal como el Civil, porque es lo que corresponde. No estamos pidiendo nada fuera de la ley, de lo establecido. Pedimos justicia, nada más", agregó.

“Es una vergüenza terrible para San Luis que tengamos que salir, después de ocho años, salir los papás de las chicas fallecidas a pedir justicia. No tendría que suceder. Es vergonzoso”, remarcó Manucha.



En cuanto a las denuncias por falso testimonio que hicieron los padres en contra de docentes y directivos del Colegio Santa María, la mamá de Daira Mariani Manucha, una de las nenas fallecidas, se mostró optimista respecto de la reapertura de la causa. 

“Según el fiscal, las pruebas sobre las personas que dieron falso testimonio no eran contundentes para procesar a esa gente. Para nosotros quedó claro que dieron falso testimonio el cura, la monja y la catequista. Queremos que se hagan cargo las personas que, en ese momento, estaban al frente del colegio. Pero la causa por falso testimonio se puede reabrir y eso estamos buscando. Tenemos esperanzas de que la investigación se reabra”, remarcó la mujer.

 

Otro más

El presidente de la Cámara del Crimen Nº 2, Hugo Saá Petrino, les aseguró a las madres de las víctimas que el segundo juicio tendría fecha de comienzo en julio. Fue tras una reunión que mantuvo con las mujeres que horas antes habían marchado para pedir justicia.

A la dueña de la empresa Polo, Mabel Tyempertyopolos, se la juzgará porque consideran que era su deber controlar que estuviera todo en regla para realizar el viaje, que realizaron las chicas para cumplir con una misión solidaria en los parajes Santa Rosa y Cazador.

“El juicio contra la dueña de la empresa de micros ya tendría que haber salido. No tiene forma de zafar. Ella tiene que ir a juicio, tiene que ser procesada. Mandó un micro que ya estaba fuera de circulación, un vehículo con las ruedas gastadas, con un chofer pasado de horas de servicio. Es una vergüenza que nosotros, con todo nuestro dolor, salgamos a pedir Justicia y que aún no haya pasado nada”, agregó.

Logín