Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Paulina Vitale: reina de la paleta

A los 9 años, "Pauli" es una de las grandes promesas del tenis de mesa, está tercera a nivel nacional y primera en la provincia. Desde hoy -y hasta el fin de semana- competirá en el 65º Campeonato Argentino, en Santiago del Estero.

A pesar de la edad, las apariencias engañan y en el equipo de tenis de mesa sanluiseño que entrena en GEPU, los infantiles tienen más ganas de entrenar que de perder el tiempo en la calle. Entre ellos está Paulina Vitale, integrante femenina del plantel, que con 9 años está Tercera en el ránking nacional -y Primera en la provincia- y su hermano mayor, Juan Damián, es el Número 4 en el ránking Sub 11.

En las vacaciones de julio Paulina cumplirá dos años jugando al tenis de mesa en GEPU, pero por los resultados parecería que se dedica hace mucho más. Pauli acompañaba a su hermano y empezó a practicarlo. Sus padres, Pablo y Mariela la estimulan para que entrene pero en los partidos ella los quiere lejos “para no perder la concentración”.

A la menor de los Vitale, en su casa le gusta ver películas y series, y juega a la Playstation, pero “denunció que su hermano” juega más que ella. Hasta que se decidió por el ping pong, “cada uno hacía su deporte favorito”, dijo Paulina, que hizo gimnasia artística y ballet. Ahora optó por el patín artístico y el tenis de mesa, lunes, miércoles y viernes de 7 a 9, y sábado de 3 a 5. Los martes cursa inglés, así que tiene toda la semana ocupada.

En tiempos de competencias juegan todos los días, como lo hicieron estas últimas semanas, para estar en forma y llegar al 65º Campeonato Argentino, que se jugará en Santiago del Estero hasta el fin de semana.

“Es algo fantástico, es de película estar ahí porque los chicos conocen a otros jugadores de las demás provincias, y se forma un lindo grupo entre buena gente”, explicó entusiasmado el entrenador Héctor Ocampos, ilusionado con un equipo que siempre obtiene satisfacciones deportivas.

Pauli, que cursa el 4º grado de la Escuela Normal Juan Pascual Pringles, estos días competirá contra otras chicas del resto del país. Cuando le comentan que  rankea “Tercera a nivel nacional y Primera de San Luis”, con pudor y una risita callada, solo sonríe y encoge los hombros. “Me siento bien”, dice sencillamente.

Ella no ve un partido contra competidoras de un deporte de alto rendimiento, olímpico hace muchos años, sino que es la excusa de encontrarse con otras chicas y hacerse amigas. Hizo amistades en las provincias que visitó, en Córdoba, Salta, Buenos Aires, Mendoza y San Luis, de anfitrión.

A su lado, con los ojos brillantes de la emoción, el entrenador agregó que Paulina no llega a comprender el valor de lo que hace. “Es la única chica y viene a divertirse y a jugar”, declaró de las intenciones de la pequeña gran jugadora.

Ocampos tiene más de 50 años dedicándose al tenis de mesa, y afirmó que esta juventud logró mucho en poco tiempo. “Es emocionante lo que han hecho, porque nosotros en el ’70 fuimos una Generación Dorada… pero ésta nos está pasando por arriba”.

En el aire, había risas, repiqueteos en las mesas y pelotitas perdidas como banda de sonido del entrenamiento de grandes deportistas.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Paulina Vitale: reina de la paleta

A los 9 años, "Pauli" es una de las grandes promesas del tenis de mesa, está tercera a nivel nacional y primera en la provincia. Desde hoy -y hasta el fin de semana- competirá en el 65º Campeonato Argentino, en Santiago del Estero.

Muchas actividades para tan poca edad. además de entrenar en tenis de mesa, Paulina estudia inglés, practica patín artístico y juega con su hermano a la Playstation. Fotos: Leandro Cruciani.

A pesar de la edad, las apariencias engañan y en el equipo de tenis de mesa sanluiseño que entrena en GEPU, los infantiles tienen más ganas de entrenar que de perder el tiempo en la calle. Entre ellos está Paulina Vitale, integrante femenina del plantel, que con 9 años está Tercera en el ránking nacional -y Primera en la provincia- y su hermano mayor, Juan Damián, es el Número 4 en el ránking Sub 11.

En las vacaciones de julio Paulina cumplirá dos años jugando al tenis de mesa en GEPU, pero por los resultados parecería que se dedica hace mucho más. Pauli acompañaba a su hermano y empezó a practicarlo. Sus padres, Pablo y Mariela la estimulan para que entrene pero en los partidos ella los quiere lejos “para no perder la concentración”.

A la menor de los Vitale, en su casa le gusta ver películas y series, y juega a la Playstation, pero “denunció que su hermano” juega más que ella. Hasta que se decidió por el ping pong, “cada uno hacía su deporte favorito”, dijo Paulina, que hizo gimnasia artística y ballet. Ahora optó por el patín artístico y el tenis de mesa, lunes, miércoles y viernes de 7 a 9, y sábado de 3 a 5. Los martes cursa inglés, así que tiene toda la semana ocupada.

En tiempos de competencias juegan todos los días, como lo hicieron estas últimas semanas, para estar en forma y llegar al 65º Campeonato Argentino, que se jugará en Santiago del Estero hasta el fin de semana.

“Es algo fantástico, es de película estar ahí porque los chicos conocen a otros jugadores de las demás provincias, y se forma un lindo grupo entre buena gente”, explicó entusiasmado el entrenador Héctor Ocampos, ilusionado con un equipo que siempre obtiene satisfacciones deportivas.

Pauli, que cursa el 4º grado de la Escuela Normal Juan Pascual Pringles, estos días competirá contra otras chicas del resto del país. Cuando le comentan que  rankea “Tercera a nivel nacional y Primera de San Luis”, con pudor y una risita callada, solo sonríe y encoge los hombros. “Me siento bien”, dice sencillamente.

Ella no ve un partido contra competidoras de un deporte de alto rendimiento, olímpico hace muchos años, sino que es la excusa de encontrarse con otras chicas y hacerse amigas. Hizo amistades en las provincias que visitó, en Córdoba, Salta, Buenos Aires, Mendoza y San Luis, de anfitrión.

A su lado, con los ojos brillantes de la emoción, el entrenador agregó que Paulina no llega a comprender el valor de lo que hace. “Es la única chica y viene a divertirse y a jugar”, declaró de las intenciones de la pequeña gran jugadora.

Ocampos tiene más de 50 años dedicándose al tenis de mesa, y afirmó que esta juventud logró mucho en poco tiempo. “Es emocionante lo que han hecho, porque nosotros en el ’70 fuimos una Generación Dorada… pero ésta nos está pasando por arriba”.

En el aire, había risas, repiqueteos en las mesas y pelotitas perdidas como banda de sonido del entrenamiento de grandes deportistas.

Logín