eldiariodelarepublica.com
Cárcel para un joven que robó unos parlantes de un vehículo

Escuchá acá la 90.9
X

Cárcel para un joven que robó unos parlantes de un vehículo

Una motoclista que iba pasando por el lugar del hecho y lo vio escapar fue quien alertó a la víctima.

Lo delató una testigo. El juez Penal 1, de Villa Mercedes, Alfredo Osvaldo Cuello, dictó prisión preventiva y el traslado al Servicio Penitenciario Provincial para Omar Alejandro Rodríguez, por el delito de “robo simple en grado de tentativa”.

El delincuente, de 20 años, fue detenido el 3 de julio. Según denunció la víctima, Rodríguez le rompió la ventanilla de la puerta del lado del conductor de su Renault Clío, bordó, y le robó un panel trasero con parlantes. Había dejado estacionado el vehículo afuera del Club San José, ubicado en la calle Intendente Olloqui y Miguel B. Pastor, en Villa Mercedes.

El damnificado dijo que había dejado estacionado ahí su auto, desde las 19, y había entrado al club a entrenar. Señaló que en un momento, cerca de las 21, escuchó que desde afuera alguien estaba alertando sobre un robo. De inmediato el hombre salió junto a sus compañeros y entrenadores a ver qué pasaba. 

Quien gritaba era una mujer que estaba arriba de una moto blanca. El hombre dijo que no lograron ver la cara a la motociclista porque tenía un casco colocado y que les dijo que había visto a un chico con una campera blanca corriendo por la calle Pringles con un panel con parlantes a cuestas. Era del Clío.

Los hombres corrieron hacia donde la mujer les indicó que corría el ladrón y lograron alcanzarlo a una cuadra del auto de la víctima. El delincuente había roto la ventanilla del vehículo con un trozo de hormigón y tal vez buscando cosas de valor destrozó la guantera. Luego retiró el frente desmontable del estéreo pero como no pudo arrancar el resto del aparato lo dejó tirado dentro del auto. Para no irse con las manos vacías se hizo de un panel trasero con parlantes.

En el auto la víctima halló el frente del estéreo en uno de los asientos, el trozo de hormigón y un destornillador amarillo, que habría sido la herramienta del delincuente para hacerse del botín con el que escapó.

Pero su huida fue frustrada. El damnificado y sus compañeros redujeron al ladrón cuando intentó correr para llegar y resguardarse en su casa, ubicada en la calle Intendente Olloqui y Pringles. Uno de los entrenadores de la víctima había quedado cuidando el vehículo.

A Rodríguez lo redujeron y lo mantuvieron contra las rejas de una vivienda. Hasta allí llegaron efectivos de la División Motorizada, que recorrían la zona. Ellos se hicieron cargo del detenido y le dieron intervención a los efectivos de la Comisaría 10ª, quienes continuaron con el procedimiento, dado que el hecho ocurrió en jurisdicción de esa dependencia.

El damnificado recordó que cuando divisó a Rodríguez, antes de reducirlo, alcanzó a ver que el delincuente estaba “escondiendo o sacando el panel de parlantes atrás de un montículo de escombro y basura que estaba en la vereda de una tapicería”. Dijo que también notó que había otro joven, quien actuaba como campana, pero que al ver que a su compañero lo redujeron él escapó por la calle Olloqui, hacia el norte. 

Si bien Rodríguez no cuenta con antecedentes sobre él pesan tres causas que están en curso. La primera está caratulada como “robo calificado por el empleo de un arma y la participación de un menor de edad en tentativa”. La causa se abrió en el 2015 y en ese entonces él era menor. Tramita en el juzgado Penal 1 y actualmente está pendiente la resolución de la suspensión de juicio a pruebas, solicitada a favor de Rodríguez.

La segunda es por el delito de “homicidio en grado de tentativa”, del año 2018. La causa está a la espera del juicio oral y público y la tramita la Cámara Penal 2, de Villa Mercedes. En ella el fiscal ha solicitado que se lo condene a sufrir la pena de 3 años de prisión y que la carátula mute a “lesiones graves”.

La última es de mayo de éste año y es por “robo”. Tramita en el Juzgado Penal 3. Por esa causa fue procesado como presunto autor de los delitos de “robo en grado de tentativa” y de “hurto en grado de tentativa”, todo en concurso real, pero quedó en libertad.

Pero esta vez su suerte no fue la misma, Rodríguez está alojado en el Servicio Penitenciario Provincial desde el viernes.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Cárcel para un joven que robó unos parlantes de un vehículo

Foto: Policía de San Luis.

Una motoclista que iba pasando por el lugar del hecho y lo vio escapar fue quien alertó a la víctima.

Lo delató una testigo. El juez Penal 1, de Villa Mercedes, Alfredo Osvaldo Cuello, dictó prisión preventiva y el traslado al Servicio Penitenciario Provincial para Omar Alejandro Rodríguez, por el delito de “robo simple en grado de tentativa”.

El delincuente, de 20 años, fue detenido el 3 de julio. Según denunció la víctima, Rodríguez le rompió la ventanilla de la puerta del lado del conductor de su Renault Clío, bordó, y le robó un panel trasero con parlantes. Había dejado estacionado el vehículo afuera del Club San José, ubicado en la calle Intendente Olloqui y Miguel B. Pastor, en Villa Mercedes.

El damnificado dijo que había dejado estacionado ahí su auto, desde las 19, y había entrado al club a entrenar. Señaló que en un momento, cerca de las 21, escuchó que desde afuera alguien estaba alertando sobre un robo. De inmediato el hombre salió junto a sus compañeros y entrenadores a ver qué pasaba. 

Quien gritaba era una mujer que estaba arriba de una moto blanca. El hombre dijo que no lograron ver la cara a la motociclista porque tenía un casco colocado y que les dijo que había visto a un chico con una campera blanca corriendo por la calle Pringles con un panel con parlantes a cuestas. Era del Clío.

Los hombres corrieron hacia donde la mujer les indicó que corría el ladrón y lograron alcanzarlo a una cuadra del auto de la víctima. El delincuente había roto la ventanilla del vehículo con un trozo de hormigón y tal vez buscando cosas de valor destrozó la guantera. Luego retiró el frente desmontable del estéreo pero como no pudo arrancar el resto del aparato lo dejó tirado dentro del auto. Para no irse con las manos vacías se hizo de un panel trasero con parlantes.

En el auto la víctima halló el frente del estéreo en uno de los asientos, el trozo de hormigón y un destornillador amarillo, que habría sido la herramienta del delincuente para hacerse del botín con el que escapó.

Pero su huida fue frustrada. El damnificado y sus compañeros redujeron al ladrón cuando intentó correr para llegar y resguardarse en su casa, ubicada en la calle Intendente Olloqui y Pringles. Uno de los entrenadores de la víctima había quedado cuidando el vehículo.

A Rodríguez lo redujeron y lo mantuvieron contra las rejas de una vivienda. Hasta allí llegaron efectivos de la División Motorizada, que recorrían la zona. Ellos se hicieron cargo del detenido y le dieron intervención a los efectivos de la Comisaría 10ª, quienes continuaron con el procedimiento, dado que el hecho ocurrió en jurisdicción de esa dependencia.

El damnificado recordó que cuando divisó a Rodríguez, antes de reducirlo, alcanzó a ver que el delincuente estaba “escondiendo o sacando el panel de parlantes atrás de un montículo de escombro y basura que estaba en la vereda de una tapicería”. Dijo que también notó que había otro joven, quien actuaba como campana, pero que al ver que a su compañero lo redujeron él escapó por la calle Olloqui, hacia el norte. 

Si bien Rodríguez no cuenta con antecedentes sobre él pesan tres causas que están en curso. La primera está caratulada como “robo calificado por el empleo de un arma y la participación de un menor de edad en tentativa”. La causa se abrió en el 2015 y en ese entonces él era menor. Tramita en el juzgado Penal 1 y actualmente está pendiente la resolución de la suspensión de juicio a pruebas, solicitada a favor de Rodríguez.

La segunda es por el delito de “homicidio en grado de tentativa”, del año 2018. La causa está a la espera del juicio oral y público y la tramita la Cámara Penal 2, de Villa Mercedes. En ella el fiscal ha solicitado que se lo condene a sufrir la pena de 3 años de prisión y que la carátula mute a “lesiones graves”.

La última es de mayo de éste año y es por “robo”. Tramita en el Juzgado Penal 3. Por esa causa fue procesado como presunto autor de los delitos de “robo en grado de tentativa” y de “hurto en grado de tentativa”, todo en concurso real, pero quedó en libertad.

Pero esta vez su suerte no fue la misma, Rodríguez está alojado en el Servicio Penitenciario Provincial desde el viernes.
 

Logín