Escuchá acá la 90.9
X

"El telescopio chino" llega a dos salas de San Luis

Una historia desopilante nacida en Mendoza, con vista al sur y dos funciones en la provincia.

Un extraño telescopio instalado en la Patagonia, un campesino chino y un arriero neuquino que se encuentran cada uno con sus problemas y algunos denominadores comunes, son los grandes protagonistas de “El telescopio chino”, la obra que  llega a San Luis hoy a las 21:30 en el auditorio Mauricio López y mañana repetirá en "La Oveja Negra", de Villa Mercedes. Con bastante cuota de humor inteligente, mucho contenido y unos diálogos formidables, los personajes conforman un binomio que tiene por delante una larga historia para contar.

La obra surgió de un hecho real. Su autor, Alejandro Frinzi, se inspiró en la instalación de un teles-copio en el medio de la Patagonia, un hecho real que salió en los medios de comunicación.

Quienes le dan vida a la trama son Li Huang, un campesino de la República Popular China, que tiene menos de 48 horas para salvar a su hija y para eso debe llegar lo antes posible a esa región argentina y Miguel, un viejo arriero del sur que quiere recuperar a sus chivos luego de un “secuestro”. 

Ambos se convertirán en aliados contra un enemigo en común: el misterioso telescopio. Las diferencias culturales e idiomáticas no serán un impedimento para que los dos señores puedan entablar una relación, desopilante, pero también fraternal.

“Ambos tienen problemas a causa de la instalación del teles-copio. Dentro de los diálogos se habla de la soberanía y de tradiciones culturales que se han perdido también. Hay mucho humor. Se trabaja con teatros de objetos y pantomima", dijo Víctor Arrojo, un actor mendocino con más de 40 años de trayectoria que interpreta a Miguel, a quien calificó como "un personaje ingenuo, que tiene ese realismo mágico de campo".

Más allá de la supuesta inocencia, el personaje de Arrojo -que comparte escenario con Guillermo Troncoso- no deja de tener sabiduría para analizar lo que les está pasando. "Los dos personajes son muy queribles y, a sus modos, están preocupados por lo que está pasando en la Patagonia”, explicó Víctor.

La obra fue estrenada en mayo en Mendoza y desde entonces dentro de los proyectos estaba la posibilidad de realizar una gira por Cuyo, algo que finalmente, este mes, pudieron concretar.

La dupla de actores ya pasó por San Juan, hoy estarán en San Luis, mañana en Villa Mercedes y después en Río Cuarto. “El espectáculo fue concebido para poder girar, porque somos solo dos actores con un equipo técnico chico. Creemos que hay que armar circuitos culturales, de movilización de los espectáculos", dijo el actor.

A la vez, Víctor destacó que los vínculos teatrales con las provincias de Cuyo siempre fueron muy buenos y la intención es seguir conectados "con un camino que ya venimos transitando”.

El grupo, contento por los comentarios y las críticas que recibió el espectáculo, ingresó este año en el catálogo de obras del Instituto Nacional de Teatro. Es decir, que forma parte de los espectáculos que el organismo apoya para realizar giras. “Es una selección nacional de obras que son apoyadas en la gira y movilidad. No obstante, estos viajes son autogestivas, pero a partir de ahora esperemos organizar otros y recorrer más el país y si se puede también trasladarla a otros países”, anunció Arrojo.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

"El telescopio chino" llega a dos salas de San Luis

Una historia desopilante nacida en Mendoza, con vista al sur y dos funciones en la provincia.

Pumas de oriente. Troncoso y Arrojo, un chino y un neuquino unidos. Foto: Granizo prensa y comunicación.

Un extraño telescopio instalado en la Patagonia, un campesino chino y un arriero neuquino que se encuentran cada uno con sus problemas y algunos denominadores comunes, son los grandes protagonistas de “El telescopio chino”, la obra que  llega a San Luis hoy a las 21:30 en el auditorio Mauricio López y mañana repetirá en "La Oveja Negra", de Villa Mercedes. Con bastante cuota de humor inteligente, mucho contenido y unos diálogos formidables, los personajes conforman un binomio que tiene por delante una larga historia para contar.

La obra surgió de un hecho real. Su autor, Alejandro Frinzi, se inspiró en la instalación de un teles-copio en el medio de la Patagonia, un hecho real que salió en los medios de comunicación.

Quienes le dan vida a la trama son Li Huang, un campesino de la República Popular China, que tiene menos de 48 horas para salvar a su hija y para eso debe llegar lo antes posible a esa región argentina y Miguel, un viejo arriero del sur que quiere recuperar a sus chivos luego de un “secuestro”. 

Ambos se convertirán en aliados contra un enemigo en común: el misterioso telescopio. Las diferencias culturales e idiomáticas no serán un impedimento para que los dos señores puedan entablar una relación, desopilante, pero también fraternal.

“Ambos tienen problemas a causa de la instalación del teles-copio. Dentro de los diálogos se habla de la soberanía y de tradiciones culturales que se han perdido también. Hay mucho humor. Se trabaja con teatros de objetos y pantomima", dijo Víctor Arrojo, un actor mendocino con más de 40 años de trayectoria que interpreta a Miguel, a quien calificó como "un personaje ingenuo, que tiene ese realismo mágico de campo".

Más allá de la supuesta inocencia, el personaje de Arrojo -que comparte escenario con Guillermo Troncoso- no deja de tener sabiduría para analizar lo que les está pasando. "Los dos personajes son muy queribles y, a sus modos, están preocupados por lo que está pasando en la Patagonia”, explicó Víctor.

La obra fue estrenada en mayo en Mendoza y desde entonces dentro de los proyectos estaba la posibilidad de realizar una gira por Cuyo, algo que finalmente, este mes, pudieron concretar.

La dupla de actores ya pasó por San Juan, hoy estarán en San Luis, mañana en Villa Mercedes y después en Río Cuarto. “El espectáculo fue concebido para poder girar, porque somos solo dos actores con un equipo técnico chico. Creemos que hay que armar circuitos culturales, de movilización de los espectáculos", dijo el actor.

A la vez, Víctor destacó que los vínculos teatrales con las provincias de Cuyo siempre fueron muy buenos y la intención es seguir conectados "con un camino que ya venimos transitando”.

El grupo, contento por los comentarios y las críticas que recibió el espectáculo, ingresó este año en el catálogo de obras del Instituto Nacional de Teatro. Es decir, que forma parte de los espectáculos que el organismo apoya para realizar giras. “Es una selección nacional de obras que son apoyadas en la gira y movilidad. No obstante, estos viajes son autogestivas, pero a partir de ahora esperemos organizar otros y recorrer más el país y si se puede también trasladarla a otros países”, anunció Arrojo.

Logín