Escuchá acá la 96.3
X

Bajaron un 50% los accidentes con animales ponzoñosos

En Epidemiología aseguran que el descenso refleja que la gente toma más recaudos. En 2019 se registraron 25 casos por mordeduras y picaduras de arañas, víboras y alacranes. En 2018 habían sido 51.

Las altas temperaturas de la provincia invitan a pasar más tiempo al aire libre y disfrutar de la naturaleza. Sin embargo, siempre se debe tener cuidado con las arañas, alacranes y víboras ya que se vuelven más activos en esta época. Aunque en este primer mes del año no se registraron accidentes con estos animales, el Programa de Epidemiología de la Provincia de San Luis informó que el año pasado solo se registraron 25 casos de mordeduras y picaduras, un 50% menos que los denunciados en 2018. Atribuyen el descenso a que la gente toma más recaudos.

El jefe del Programa, Rodrigo Verdugo, indicó: “Los datos que manejamos son en porcentajes, pero podemos decir que comparando estos dos años los casos disminuyeron bastante. En accidentes por alacranismo (picadura de alacranes) se observó una disminución del 43%; respecto a las arañas, el porcentaje bajó un 50%;  y en referencia a mordeduras de  víboras venenosas, descendió un 78%”.

El funcionario señaló que los números generales que se manejan son los siguientes: “En 2018 se constató en el sistema de salud pública de la provincia un total de 51 casos de accidentes con estos tres animales ponzoñosos; en tanto que en 2019 ese número bajó a 25, lo que representa una disminución del 50% de casos confirmados”.

La araña de rincón y la viuda negra; las serpientes yarará, cascabel y coral; y el alacrán Tityus trivittatus son los animales que la gente tiene que evitar. Verdugo aseguró que la provincia cuenta con los antisueros necesarios para administrar en el caso que una persona sufra un accidente de estas características.

Los centros de salud de referencia son los hospitales de San Luis, Villa Mercedes, Candelaria, Quines, Luján, Buena Esperanza, Merlo, La Toma, El Trapiche y Concarán.

El jefe de Epidemiología indicó que los accidentes con arácnidos muchas veces suceden porque la gente manipula, sin protección en sus manos, escombros, leña y yuyos, y es allí donde anidan estos animales. La araña de rincón tiene una coloración parda y marcas que van desde el dorso hasta el tórax, y se asemeja a un violín. La viuda negra (hembras) sobre su abdomen tiene una marca roja en forma de reloj de arena.

En referencia a los alacranes, dijo que en la provincia la especie más común, que no es venenosa, es la conocida como “popeye” porque sus pinzas son gordas y redondas y en la cola tiene un solo aguijón. En cambio, el Tityus trivittatus, “que se encuentra en la zona norte y noreste de la provincia, se puede reconocer porque en su cola tiene un aguijón y una púa que le da la apariencia de un doble aguijón.  Además, sus pinzas son alargadas y delgadas”, describió dijo Verdugo.

Ante cualquier accidente de este tipo, el funcionario recomendó que la persona asista inmediatamente a un centro de salud para ser atendida.

 

Recomendaciones

Lo que hay que hacer

Retirar anillos, pulseras, zapatos y otros accesorios que puedan comprimir la zona.

Inmovilizar el miembro afectado y limpiar solo con agua.

Colocar hielo para calmar el dolor y retrasar la absorción del veneno.

Dirigirse con urgencia al centro de salud más cercano.

Si es posible, sin exponerse a riesgos llevar el ejemplar o una foto para que pueda ser identificado.

 

Lo que no hay que hacer

No realizar incisiones o cauterizaciones en la zona afectada.

No hacer torniquetes.

No succionar con la boca la lesión.

No administrar medicación.

 

Los casos por mordeduras de serpientes venenosas

2,7 millones: Son los casos de envenenamiento por año, por mordeduras de serpientes —según datos de la OMS— en África, Asia y América Latina. 

138.000: Son las muertes aproximadas por año en el mundo causadas por víboras, según la OMS. 400 mil personas quedan discapacitadas.

90% es de yarará: En Argentina hay un promedio de 700 accidentes por mordeduras de ofidios, de los cuales, el 80% o 90% es de yarará, según  Epidemiología de la Nación.

32 rescates: Es el número de víboras rescatadas (yarará ñata, yarará de la cruz, yarará chica y cascabel) en la Villa de Merlo, desde noviembre de 2019 hasta la fecha.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Bajaron un 50% los accidentes con animales ponzoñosos

En Epidemiología aseguran que el descenso refleja que la gente toma más recaudos. En 2019 se registraron 25 casos por mordeduras y picaduras de arañas, víboras y alacranes. En 2018 habían sido 51.

Verdugo dijo que en lo que va del año no registraron accidentes con animales ponzoñosos en San Luis.

Las altas temperaturas de la provincia invitan a pasar más tiempo al aire libre y disfrutar de la naturaleza. Sin embargo, siempre se debe tener cuidado con las arañas, alacranes y víboras ya que se vuelven más activos en esta época. Aunque en este primer mes del año no se registraron accidentes con estos animales, el Programa de Epidemiología de la Provincia de San Luis informó que el año pasado solo se registraron 25 casos de mordeduras y picaduras, un 50% menos que los denunciados en 2018. Atribuyen el descenso a que la gente toma más recaudos.

El jefe del Programa, Rodrigo Verdugo, indicó: “Los datos que manejamos son en porcentajes, pero podemos decir que comparando estos dos años los casos disminuyeron bastante. En accidentes por alacranismo (picadura de alacranes) se observó una disminución del 43%; respecto a las arañas, el porcentaje bajó un 50%;  y en referencia a mordeduras de  víboras venenosas, descendió un 78%”.

El funcionario señaló que los números generales que se manejan son los siguientes: “En 2018 se constató en el sistema de salud pública de la provincia un total de 51 casos de accidentes con estos tres animales ponzoñosos; en tanto que en 2019 ese número bajó a 25, lo que representa una disminución del 50% de casos confirmados”.

La araña de rincón y la viuda negra; las serpientes yarará, cascabel y coral; y el alacrán Tityus trivittatus son los animales que la gente tiene que evitar. Verdugo aseguró que la provincia cuenta con los antisueros necesarios para administrar en el caso que una persona sufra un accidente de estas características.

Los centros de salud de referencia son los hospitales de San Luis, Villa Mercedes, Candelaria, Quines, Luján, Buena Esperanza, Merlo, La Toma, El Trapiche y Concarán.

El jefe de Epidemiología indicó que los accidentes con arácnidos muchas veces suceden porque la gente manipula, sin protección en sus manos, escombros, leña y yuyos, y es allí donde anidan estos animales. La araña de rincón tiene una coloración parda y marcas que van desde el dorso hasta el tórax, y se asemeja a un violín. La viuda negra (hembras) sobre su abdomen tiene una marca roja en forma de reloj de arena.

En referencia a los alacranes, dijo que en la provincia la especie más común, que no es venenosa, es la conocida como “popeye” porque sus pinzas son gordas y redondas y en la cola tiene un solo aguijón. En cambio, el Tityus trivittatus, “que se encuentra en la zona norte y noreste de la provincia, se puede reconocer porque en su cola tiene un aguijón y una púa que le da la apariencia de un doble aguijón.  Además, sus pinzas son alargadas y delgadas”, describió dijo Verdugo.

Ante cualquier accidente de este tipo, el funcionario recomendó que la persona asista inmediatamente a un centro de salud para ser atendida.

 

Recomendaciones

Lo que hay que hacer

Retirar anillos, pulseras, zapatos y otros accesorios que puedan comprimir la zona.

Inmovilizar el miembro afectado y limpiar solo con agua.

Colocar hielo para calmar el dolor y retrasar la absorción del veneno.

Dirigirse con urgencia al centro de salud más cercano.

Si es posible, sin exponerse a riesgos llevar el ejemplar o una foto para que pueda ser identificado.

 

Lo que no hay que hacer

No realizar incisiones o cauterizaciones en la zona afectada.

No hacer torniquetes.

No succionar con la boca la lesión.

No administrar medicación.

 

Los casos por mordeduras de serpientes venenosas

2,7 millones: Son los casos de envenenamiento por año, por mordeduras de serpientes —según datos de la OMS— en África, Asia y América Latina. 

138.000: Son las muertes aproximadas por año en el mundo causadas por víboras, según la OMS. 400 mil personas quedan discapacitadas.

90% es de yarará: En Argentina hay un promedio de 700 accidentes por mordeduras de ofidios, de los cuales, el 80% o 90% es de yarará, según  Epidemiología de la Nación.

32 rescates: Es el número de víboras rescatadas (yarará ñata, yarará de la cruz, yarará chica y cascabel) en la Villa de Merlo, desde noviembre de 2019 hasta la fecha.

 

Logín