Escuchá acá la 96.3
X

Legisladores piden que la justicia investigue a Bolsonaro por insultar a una periodista

Lo acusan de hacer "insinuaciones sexistas, machistas y misóginas" contra Patricia Campos Mello, periodista del diario Folha de San Pablo. Según los denunciantes, el presidente "atentó contra la libertad de expresión" y "violó la igualdad de género".

Más de 70 senadores y diputados brasileños solicitaron este jueves a la Procuraduría General de la República (PGR) que investigue al presidente Jair Bolsonaro por haber violado el "decoro" que exige su cargo, cuando insultó con expresiones sexistas a una periodista.

En su presentación, los parlamentarios acusan al mandatario de haber realizado "insinuaciones livianas, sexistas, machistas y misóginas" contra Patricia Campos Mello, periodista del diario Folha de San Pablo.

Bolsonaro, señala el escrito elevado a la PGR, "atentó contra la libertad de expresión periodística" y violó "la igualdad de género y la dignidad de la persona humana".

Los congresistas refieren a una declaración de Bolsonaro realizada el martes, cuando insinuó que la reportera Campos Mello propuso tener una relación a una fuente con informaciones sobre una empresa que disparó fake news (noticias falsas) en la campaña electoral de 2018.

El documento entregado a la PGR fue firmado por parlamentarios del Partido de los Trabajadores, Red de Sustentabilidad, Partido Socialismo y Libertad y Ciudadanía.

El jurista Walter Maierovich sostuvo que Bolsonaro puede ser objeto de un juicio político, ya que no se "comportó de forma compatible con la dignidad y honra de su cargo", citaron medios locales y la agencia de noticias Ansa.

En diciembre de 2018, un informe del diario Folha, basado en documentos del Tribunal Laboral e informes del declarante Hans do Río Nascimento, mostró que una red de empresas de marketing digital recurrió al uso fraudulento de nombres de personas mayores y números de seguridad social para registrar chips de teléfonos celulares y asegurar que se disparen muchos mensajes en beneficio de los políticos.

La polémica arrecia desde que Hans, un ex empleado de una las supuestas empresas de marketing digital que participaron en esa campaña, dijo ante una comisión parlamentaria que la periodista “quería un determinado tipo de información a cambio de sexo”.

Basado en ello, el presidente Bolsonaro afirmó ante sus seguidores que “ella quería dar un ‘furo’ a toda costa contra mí”, dijo Bolsonaro a la salida de su residencia oficial, usando una palabra (‘furo’) que en portugués significa, al mismo tiempo, una primicia informativa y un agujero.

El diario Folha desmintió esas acusaciones y publicó los mensajes intercambiados por la reportera con su fuente durante la investigación periodística.

Campos Mello, con varios premios de periodismo en su haber, lleva semanas acosada por “milicias digitales” del bolsonarismo, por la investigación sobre una organización que difundió noticias falsas por Whatsapp contra el izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) durante la campaña electoral.

A partir de las revelaciones de la periodista y otros indicios, fue creada una Comisión Parlamentaria Investigadora de Fake News, que este jueves  indagó al empresario Renan Ramalho, dueño de la empresa de marketing electrónico Yacows.

Ramalho reconoció que de su firma fueron divulgados los mensajes apócrifos, pero aseguró que éstos no fueron elaborados por su personal sino por otras agencias.

Por otra parte, el ex presidente Fernando Henrique Cardoso afirmó que los dichos de Bolsonaro sobre la periodista fueron una "grosería inaceptable".

Previamente Bolsonaro fue criticado por los titulares del Senado y Diputados, Davi Alcolumbre y Rodrigo Maia, la Asociación Nacional de Prensa y por Elisa Lees Muñoz, directora de la International Women's Media Foundation.

 

​​​​​​

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Legisladores piden que la justicia investigue a Bolsonaro por insultar a una periodista

Lo acusan de hacer "insinuaciones sexistas, machistas y misóginas" contra Patricia Campos Mello, periodista del diario Folha de San Pablo. Según los denunciantes, el presidente "atentó contra la libertad de expresión" y "violó la igualdad de género".

Más de 70 senadores y diputados brasileños solicitaron este jueves a la Procuraduría General de la República (PGR) que investigue al presidente Jair Bolsonaro por haber violado el "decoro" que exige su cargo, cuando insultó con expresiones sexistas a una periodista.

En su presentación, los parlamentarios acusan al mandatario de haber realizado "insinuaciones livianas, sexistas, machistas y misóginas" contra Patricia Campos Mello, periodista del diario Folha de San Pablo.

Bolsonaro, señala el escrito elevado a la PGR, "atentó contra la libertad de expresión periodística" y violó "la igualdad de género y la dignidad de la persona humana".

Los congresistas refieren a una declaración de Bolsonaro realizada el martes, cuando insinuó que la reportera Campos Mello propuso tener una relación a una fuente con informaciones sobre una empresa que disparó fake news (noticias falsas) en la campaña electoral de 2018.

El documento entregado a la PGR fue firmado por parlamentarios del Partido de los Trabajadores, Red de Sustentabilidad, Partido Socialismo y Libertad y Ciudadanía.

El jurista Walter Maierovich sostuvo que Bolsonaro puede ser objeto de un juicio político, ya que no se "comportó de forma compatible con la dignidad y honra de su cargo", citaron medios locales y la agencia de noticias Ansa.

En diciembre de 2018, un informe del diario Folha, basado en documentos del Tribunal Laboral e informes del declarante Hans do Río Nascimento, mostró que una red de empresas de marketing digital recurrió al uso fraudulento de nombres de personas mayores y números de seguridad social para registrar chips de teléfonos celulares y asegurar que se disparen muchos mensajes en beneficio de los políticos.

La polémica arrecia desde que Hans, un ex empleado de una las supuestas empresas de marketing digital que participaron en esa campaña, dijo ante una comisión parlamentaria que la periodista “quería un determinado tipo de información a cambio de sexo”.

Basado en ello, el presidente Bolsonaro afirmó ante sus seguidores que “ella quería dar un ‘furo’ a toda costa contra mí”, dijo Bolsonaro a la salida de su residencia oficial, usando una palabra (‘furo’) que en portugués significa, al mismo tiempo, una primicia informativa y un agujero.

El diario Folha desmintió esas acusaciones y publicó los mensajes intercambiados por la reportera con su fuente durante la investigación periodística.

Campos Mello, con varios premios de periodismo en su haber, lleva semanas acosada por “milicias digitales” del bolsonarismo, por la investigación sobre una organización que difundió noticias falsas por Whatsapp contra el izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) durante la campaña electoral.

A partir de las revelaciones de la periodista y otros indicios, fue creada una Comisión Parlamentaria Investigadora de Fake News, que este jueves  indagó al empresario Renan Ramalho, dueño de la empresa de marketing electrónico Yacows.

Ramalho reconoció que de su firma fueron divulgados los mensajes apócrifos, pero aseguró que éstos no fueron elaborados por su personal sino por otras agencias.

Por otra parte, el ex presidente Fernando Henrique Cardoso afirmó que los dichos de Bolsonaro sobre la periodista fueron una "grosería inaceptable".

Previamente Bolsonaro fue criticado por los titulares del Senado y Diputados, Davi Alcolumbre y Rodrigo Maia, la Asociación Nacional de Prensa y por Elisa Lees Muñoz, directora de la International Women's Media Foundation.

 

​​​​​​

 

Logín