Escuchá acá la 96.3
X

Harvey Weinstein fue declarado culpable de abuso sexual y violación

El productor de Hollywood enfrenta una sentencia de hasta 25 años de prisión.

El reconocido productor de Hollywood Harvey Weinstein fue declarado culpable de abuso sexual y violación por un jurado en Nueva York, este lunes, en un mediático e histórico juicio que duró cinco días.

Weinstein fue condenado por abuso sexual en primer grado, en base al testimonio de la exasistente de producción de Project Runway, Miriam Haley, y violación en tercer grado, por la declaración de la aspirante a actriz Jessica Mann.

El caso, de alto perfil mediático fue el primero tras el nacimiento del movimiento #MeToo. El magnate de los medios enfrenta ahora una sentencia de hasta 25 años de prisión.

 

 

De todas maneras, Weintein fue declarado "no culpable" de los dos cargos más graves de agresión sexual depredadora y también de violación en primer grado en relación con Mann.

Miriam Haleyi, una de las víctimas, dijo que el magnate la forzó a tener sexo oral el 10 de julio de 2006 en su departamento del Soho, en Nueva York, mientras que la estilista Jessica Mann afirmó que Weinstein la violó en marzo de ese año en el hotel DoubleTree de Midtown.

En octubre de 2017 el periódico The New York Times y la revista The New Yorker publicaron artículos que destaparon múltiples acusaciones de acoso sexual contra el millonario productor, por parte de actrices y empleadas.

También en octubre de aquel año, la directora y actriz Asia Argento contó en The New Yorker que Weinstein la había violado en 1997.

 

Nombres como los de Gwyneth Paltrow, Angelina Jolie y Rosanna Arquette se sumaron a las voces de mujeres que denunciaron los abusos de Weinstein.

 

Poco después, además, la Academia de Hollywood, lo expulsó oficialmente, a pesar de que sus cintas ganaron varios premios Oscar.

En mayo de 2018, Weinstein compareció ante un juez en una corte de Manhattan tras entregarse a las autoridades en una comisaría de Nueva York.

Ese mismo mes, la fiscalía de Nueva York lo acusó de violación en primer y tercer grado contra una mujer no identificada en 2013, así como de obligar a Lucia Evans a practicarle sexo oral en 2004, acusaciones desestimadas en octubre de ese mismo año.

En agosto del año pasado, la Fiscalía presentó nuevos cargos que provocarían la participación de la actriz Annabella Sciorra en el juicio como testigo.

La actriz declaró que Weinstein la había violado entre 1993 y 1994, y su testimonio resultó clave para dilucidar el cargo de "agresión sexual depredadora", que de acuerdo con la ley de Nueva York se podría imputar a alguien con múltiples delitos sexuales efectuados durante un período determinado de tiempo.

 

Dos años después de las primeras denuncias contra Harvey Weinstein, un grupo de actrices encabeza el movimiento feminista más visible. Foto: Medios.

 

Luego, en diciembre de 2019, Weinstein pactó un preacuerdo de 25 millones de dólares con las más de 30 actrices y exempleadas de su estudio que le acusaban de acoso sexual y violación. El trato no incluiría un reconocimiento de mal comportamiento por parte de Weinstein.

Una semana después, de hecho, el propio Weinstein se reivindicaba a sí mismo como "pionero" en apoyar a las mujeres en el cine.

 

#MeToo, la ola de denuncias

El abuso de poder, el acoso y las violencias sexuales y de género habituales en la industria del entretenimiento y silenciadas por décadas quedaron al descubierto generando uno de los mayores escándalos de la historia de Hollywood, a partir de la exhaustiva investigación del New York Times en octubre de 2017.

Los testimonios de actrices como Ashley Judd y Rose McGowan en la investigación del Times, junto a otros que se conocieron más tarde, como los de la mexicana Salma Hayek, Asia Argento, Gynewth Paltrow, Angelina Jolie y Roxana Arquette, entre muchas, pusieron de manifiesto la violenta conducta privada de uno de los poderosos de Hollywood.

El actor Kevin Spacey, que fue despedido y debió abandonar el éxito de Netflix "House of Cards" que protagonizó y produjo a lo largo de cinco temporadas; el realizador y productor Brett Ratner ("X-Men: la batalla final"); el director y guionista James Toback; el creador de "Toy Story" y director creativo de Pixar, John Lasseter; y los populares conductores de la televisión estadounidense Matt Lauer y Charlie Rose son algunos de los nombres que comenzaron a aparecer cuando hombres y mujeres tomaron la decisión de hacer públicos los abusos.

A estos se sumaron los actores Jeremy Piven, Steven Seagal, Ed Westwick, George Takei, Richard Dreyfuss y Robert Knepper, el australiano Geoffrey Rush, al igual que el creador de "Mad Men", Matthew Weiner, el presentador Ryan Seacrest, el guionista Murray Miller y el productor Gary Goddard, muchos de los cuales se vieron despedidos de sus empleos y posiciones u obligados a abandonar proyectos.

También aparecieron entre los imputados nombres acaso impensados, como el comediante y standapero Louis CK -que aceptó los cargos, pidió disculpas y se llamó a silencio- y Dustin Hoffman.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Harvey Weinstein fue declarado culpable de abuso sexual y violación

El productor de Hollywood enfrenta una sentencia de hasta 25 años de prisión.

Foto: Internet.

El reconocido productor de Hollywood Harvey Weinstein fue declarado culpable de abuso sexual y violación por un jurado en Nueva York, este lunes, en un mediático e histórico juicio que duró cinco días.

Weinstein fue condenado por abuso sexual en primer grado, en base al testimonio de la exasistente de producción de Project Runway, Miriam Haley, y violación en tercer grado, por la declaración de la aspirante a actriz Jessica Mann.

El caso, de alto perfil mediático fue el primero tras el nacimiento del movimiento #MeToo. El magnate de los medios enfrenta ahora una sentencia de hasta 25 años de prisión.

 

 

De todas maneras, Weintein fue declarado "no culpable" de los dos cargos más graves de agresión sexual depredadora y también de violación en primer grado en relación con Mann.

Miriam Haleyi, una de las víctimas, dijo que el magnate la forzó a tener sexo oral el 10 de julio de 2006 en su departamento del Soho, en Nueva York, mientras que la estilista Jessica Mann afirmó que Weinstein la violó en marzo de ese año en el hotel DoubleTree de Midtown.

En octubre de 2017 el periódico The New York Times y la revista The New Yorker publicaron artículos que destaparon múltiples acusaciones de acoso sexual contra el millonario productor, por parte de actrices y empleadas.

También en octubre de aquel año, la directora y actriz Asia Argento contó en The New Yorker que Weinstein la había violado en 1997.

 

Nombres como los de Gwyneth Paltrow, Angelina Jolie y Rosanna Arquette se sumaron a las voces de mujeres que denunciaron los abusos de Weinstein.

 

Poco después, además, la Academia de Hollywood, lo expulsó oficialmente, a pesar de que sus cintas ganaron varios premios Oscar.

En mayo de 2018, Weinstein compareció ante un juez en una corte de Manhattan tras entregarse a las autoridades en una comisaría de Nueva York.

Ese mismo mes, la fiscalía de Nueva York lo acusó de violación en primer y tercer grado contra una mujer no identificada en 2013, así como de obligar a Lucia Evans a practicarle sexo oral en 2004, acusaciones desestimadas en octubre de ese mismo año.

En agosto del año pasado, la Fiscalía presentó nuevos cargos que provocarían la participación de la actriz Annabella Sciorra en el juicio como testigo.

La actriz declaró que Weinstein la había violado entre 1993 y 1994, y su testimonio resultó clave para dilucidar el cargo de "agresión sexual depredadora", que de acuerdo con la ley de Nueva York se podría imputar a alguien con múltiples delitos sexuales efectuados durante un período determinado de tiempo.

 

Dos años después de las primeras denuncias contra Harvey Weinstein, un grupo de actrices encabeza el movimiento feminista más visible. Foto: Medios.

 

Luego, en diciembre de 2019, Weinstein pactó un preacuerdo de 25 millones de dólares con las más de 30 actrices y exempleadas de su estudio que le acusaban de acoso sexual y violación. El trato no incluiría un reconocimiento de mal comportamiento por parte de Weinstein.

Una semana después, de hecho, el propio Weinstein se reivindicaba a sí mismo como "pionero" en apoyar a las mujeres en el cine.

 

#MeToo, la ola de denuncias

El abuso de poder, el acoso y las violencias sexuales y de género habituales en la industria del entretenimiento y silenciadas por décadas quedaron al descubierto generando uno de los mayores escándalos de la historia de Hollywood, a partir de la exhaustiva investigación del New York Times en octubre de 2017.

Los testimonios de actrices como Ashley Judd y Rose McGowan en la investigación del Times, junto a otros que se conocieron más tarde, como los de la mexicana Salma Hayek, Asia Argento, Gynewth Paltrow, Angelina Jolie y Roxana Arquette, entre muchas, pusieron de manifiesto la violenta conducta privada de uno de los poderosos de Hollywood.

El actor Kevin Spacey, que fue despedido y debió abandonar el éxito de Netflix "House of Cards" que protagonizó y produjo a lo largo de cinco temporadas; el realizador y productor Brett Ratner ("X-Men: la batalla final"); el director y guionista James Toback; el creador de "Toy Story" y director creativo de Pixar, John Lasseter; y los populares conductores de la televisión estadounidense Matt Lauer y Charlie Rose son algunos de los nombres que comenzaron a aparecer cuando hombres y mujeres tomaron la decisión de hacer públicos los abusos.

A estos se sumaron los actores Jeremy Piven, Steven Seagal, Ed Westwick, George Takei, Richard Dreyfuss y Robert Knepper, el australiano Geoffrey Rush, al igual que el creador de "Mad Men", Matthew Weiner, el presentador Ryan Seacrest, el guionista Murray Miller y el productor Gary Goddard, muchos de los cuales se vieron despedidos de sus empleos y posiciones u obligados a abandonar proyectos.

También aparecieron entre los imputados nombres acaso impensados, como el comediante y standapero Louis CK -que aceptó los cargos, pidió disculpas y se llamó a silencio- y Dustin Hoffman.

Logín