10.2°SAN LUIS - Domingo 07 de Junio de 2020

10.2°SAN LUIS - Domingo 07 de Junio de 2020

EN VIVO

La celebración por los 500 años de la primera misa en Argentina fue transmitida online

El obispo de la diócesis de Río Gallegos presidió la ceremonia conmemorativa, que fuera realizada en 1520 en Puerto San Julián.

Por redacción
| 01 de abril de 2020
Compartí la noticia:

El obispo de la diócesis de Río Gallegos, que comprende las provincias de Santa Cruz y Tierra del Fuego, monseñor Jorge García Cuerva, presidió el miércoles la ceremonia conmemorativa de los 500 años de la primera misa celebrada en suelo argentino, sin la presencia de fieles y transmitida online, por la pandemia de coronavirus.

"Que realmente todos se sientan invitados a la mesa grande de la Argentina", aseveró el obispo de Río Gallegos, monseñor García Cuerva, en su homilía recordatoria de la celebración que, por primera vez en el territorio argentino, fue realizada en 1520 en Puerto San Julián.

Allí, el obispo parafraseó al Papa Francisco cuando, en el histórico rezo que el viernes último encabezó en soledad en la plaza San Pedro para pedir el fin de la pandemia, dijo que "nadie se salva solo".

"Como decía el Papa el viernes, todos estamos en la misma barca, en medio de la tormenta, remando juntos", sostuvo el clérigo durante la celebración, que fue transmitida en vivo a través de las redes sociales.

"Esperábamos estar en San Julián y allí vivir tres días de encuentro y celebración", señaló con un dejo de desazón García Cuerva, quien agregó que, como país y como Iglesia, "nosotros también, en estos 500 años, hemos perdido mucho: esperanzas, oportunidades de desarrollo, tantos hermanos".

De esa manera, llamó a los fieles a "perder los miedos" y "como Magallanes, nos animamos a la aventura, la aventura de construir un país más justo, la de descubrirnos hermanos, la de multiplicar la esperanza, la solidaridad, alimentados por el Pan de Vida que está entre nosotros hace 500 años".

En su homilía, el prelado recordó que "la gran hazaña de la expedición de Magallanes y Elcano se coronó con la primera vuelta al mundo" y, por ello, instó a "dar vuelta mi mundo, dar vuelta nuestro mundo, dar vuelta nuestra Iglesia; dar vuelta nuestra Argentina”.

"Así hacemos la revolución de la ternura, salimos de nosotros mismos y anunciamos al mundo con palabras y obras que Jesús nos ama, que está con nosotros en la eucaristía y en el hermano y que quiere que seamos felices", agregó.

"Que el sueño de Jesús sea una realidad, la civilización del amor, la lógica de la fraternidad, lógica del dar, del encuentro en la diversidad, porque nadie se salva solo. Como decía el Papa el viernes: todos estamos en la misma barca, en medio de la tormenta remando juntos", insistió el dignatario.

La homilía concluyó con un texto del cantautor Peteco Carabajal elegida por el obispo para la celebración: "Yo quisiera que en mi mesa nadie se sienta extranjero, que sea la mesa de todos, territorio del encuentro. Que sea mesa de domingo, mesa vestida de fiesta donde canten mis amigos esperanzas y tristezas".

 

Télam.

 

Comentá vos tambien...