Un acto de irresponsabilidad que terminó en tragedia familiar

Infectó a su abuelo y a 14 personas más en un cumpleaños tras volver de Estados Unidos. El adulto mayor de 71 años falleció este miércoles por la mañana.

El abuelo de Eric Torales se llamaba Luis Suárez y es la vigesimoctava víctima de COVID-19 en el país. Tenía 71 años y había concurrido a la fiesta de 15, en Moreno, a la que fue Eric luego de violar la cuarentena recién llegado de Europa y Estados Unidos. Por eso está con prisión domiciliaria en su casa de Palermo.

El joven de 24 años asistió a una fiesta con 100 personas en el partido bonaerense de Moreno, el distrito que hoy tiene más personas contagiadas en el Gran Buenos Aires.

Horas después de decretado el aislamiento social preventivo y obligatorio, el joven fue a un cumpleaños y contagió a unas 15 personas. El Municipio de Moreno elevó una denuncia por la conducta. Además de aislado, está detenido con prisión domiciliaria y expuesto a una dura condena judicial.

De acuerdo a la información de medios nacionales, se conoció que muchos de los asistentes al evento también contrajeron el virus. La mayoría fueron internados en el hospital Mariano y Luciano de la Vega, del partido del oeste del conurbano bonaerense.

Torales comenzó a sentir los síntomas de COVID-19 dos días después de la fiesta realizada el 14 de marzo. Fue entonces cuando se dirigió al Sanatorio Privado de Palermo, donde tiempo más tarde se terminaría comprobando que es víctima de coronavirus. Este resultado dio lugar a un operativo en Moreno, en donde las autoridades se comunicaron con la madre de la adolescente que cumplió 15 y ella confirmó que Torales estuvo en la fiesta, por lo que los 107 invitados que estuvieron presentes esa noche quedaron aislados.

Hasta el momento, se determinó que 14 personas que estuvieron en ese evento tienen coronavirus, de los que hay seis que se encuentran internados, mientras se espera el resultado de otros veinte sospechosos.

 

El joven subestimó la situación y ahora deberá dar cuenta en la Justicia Federal.

 

 

Torales vive en el barrio porteño de Palermo, pero tiene domicilio declarado en el partido bonaerense de Moreno, por lo que fue denunciado por la intendenta de la localidad, Mariel Fernández

La orden de arresto domiciliario fue realizada por el juez federal de Morón, Néstor Barral, tras confirmar la presencia del hombre que viajó a Estados Unidos en la fiesta, en tanto que el fiscal federal de esa misma jurisdicción, Santiago Marquevich, fue quien realizó el pedido de indagatoria.

"Al día siguiente de su regreso al país y pese a las previsiones establecidas en el Decreto de Necesidad y Urgencia Nº 260/2020, dictado con fecha 12 de marzo de 2020 por el Presidente de la Nación Argentina, que lo compelían a permanecer en su domicilio por el término de 14 días, el acusado decidió ir al evento", sostuvo Marquevich en su acusación.

El joven deberá sufrir las consecuencias de su actuación mediante el arresto que cumplirá en su domicilio de Palermo, donde se encontrará aislado del contacto con otras personas. En tanto que, además de esa medida, se le dictó al acusado también la inhibición de sus bienes.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Un acto de irresponsabilidad que terminó en tragedia familiar

Infectó a su abuelo y a 14 personas más en un cumpleaños tras volver de Estados Unidos. El adulto mayor de 71 años falleció este miércoles por la mañana.

El momento en que la Policía Federal Argentina notifica y detiene al jóven.

El abuelo de Eric Torales se llamaba Luis Suárez y es la vigesimoctava víctima de COVID-19 en el país. Tenía 71 años y había concurrido a la fiesta de 15, en Moreno, a la que fue Eric luego de violar la cuarentena recién llegado de Europa y Estados Unidos. Por eso está con prisión domiciliaria en su casa de Palermo.

El joven de 24 años asistió a una fiesta con 100 personas en el partido bonaerense de Moreno, el distrito que hoy tiene más personas contagiadas en el Gran Buenos Aires.

Horas después de decretado el aislamiento social preventivo y obligatorio, el joven fue a un cumpleaños y contagió a unas 15 personas. El Municipio de Moreno elevó una denuncia por la conducta. Además de aislado, está detenido con prisión domiciliaria y expuesto a una dura condena judicial.

De acuerdo a la información de medios nacionales, se conoció que muchos de los asistentes al evento también contrajeron el virus. La mayoría fueron internados en el hospital Mariano y Luciano de la Vega, del partido del oeste del conurbano bonaerense.

Torales comenzó a sentir los síntomas de COVID-19 dos días después de la fiesta realizada el 14 de marzo. Fue entonces cuando se dirigió al Sanatorio Privado de Palermo, donde tiempo más tarde se terminaría comprobando que es víctima de coronavirus. Este resultado dio lugar a un operativo en Moreno, en donde las autoridades se comunicaron con la madre de la adolescente que cumplió 15 y ella confirmó que Torales estuvo en la fiesta, por lo que los 107 invitados que estuvieron presentes esa noche quedaron aislados.

Hasta el momento, se determinó que 14 personas que estuvieron en ese evento tienen coronavirus, de los que hay seis que se encuentran internados, mientras se espera el resultado de otros veinte sospechosos.

 

El joven subestimó la situación y ahora deberá dar cuenta en la Justicia Federal.

 

 

Torales vive en el barrio porteño de Palermo, pero tiene domicilio declarado en el partido bonaerense de Moreno, por lo que fue denunciado por la intendenta de la localidad, Mariel Fernández

La orden de arresto domiciliario fue realizada por el juez federal de Morón, Néstor Barral, tras confirmar la presencia del hombre que viajó a Estados Unidos en la fiesta, en tanto que el fiscal federal de esa misma jurisdicción, Santiago Marquevich, fue quien realizó el pedido de indagatoria.

"Al día siguiente de su regreso al país y pese a las previsiones establecidas en el Decreto de Necesidad y Urgencia Nº 260/2020, dictado con fecha 12 de marzo de 2020 por el Presidente de la Nación Argentina, que lo compelían a permanecer en su domicilio por el término de 14 días, el acusado decidió ir al evento", sostuvo Marquevich en su acusación.

El joven deberá sufrir las consecuencias de su actuación mediante el arresto que cumplirá en su domicilio de Palermo, donde se encontrará aislado del contacto con otras personas. En tanto que, además de esa medida, se le dictó al acusado también la inhibición de sus bienes.

Logín