17.8°SAN LUIS - Domingo 20 de Septiembre de 2020

17.8°SAN LUIS - Domingo 20 de Septiembre de 2020

EN VIVO

La pandemia agudiza la crisis en el sector comercial de San Luis

En el microcentro puntano hay veintiséis locales cerrados más que hace seis meses atrás.

Por redacción
| 26 de mayo de 2020
Poco a poco más propietarios deciden cerrar sus locales debido a la crisis económica, que se siente con más fuerza debido a la pandemia.Foto: Marianela Sánchez.

A la fuerte crisis económica que afecta al país hace más de cuatro años se sumó la pandemia de coronavirus, que llevó a los comerciantes puntanos a tener un parate de más de un mes por la cuarentena obligatoria. Este combo afectó directamente al sector comercial. Según un relevamiento de El Diario de la República, en el microcentro de la ciudad de San Luis hay 26 locales cerrados más respecto a los que había hace seis meses.

 

Vidrios empapelados, espacios abandonados y carteles de alquiler o venta en los frentes. La crisis en el comercio se ve reflejada caminando las calles del centro. En un recorrido por 31 de las calles más transitadas de la capital hay casi 90 locales que cerraron por las dificultades económicas, que se pronunciaron en los últimos meses debido al aislamiento social, preventivo y obligatorio, ya flexibilizado en San Luis.

 

“El sector comercial ya estaba en una seria dificultad. A fines del año pasado se observó un aumento grande de locales cerrados en la ciudad. Después llegó el cambio de gobierno que modificó las expectativas, pero la cuarentena por la pandemia de coronavirus terminó de afectar al comercio. Muchos decidieron directamente no abrir más sus puertas en función de que tenían que afrontar alquileres y servicios que no podían resolver”, afirmó Jorge Moyano, vicepresidente de la Cámara de Comercio de San Luis.

 

En nueve arterias se duplicaron la cantidad de negocios con las persianas bajas y en siete calles hay cinco o más locales sin actividad. El caso más emblemático de la crisis en el sector es sin dudas la calle Pedernera. Entre Chacabuco y Colón se pueden ver 24 comercios en desuso, un promedio de ocho por cuadra.

 

En las inmobiliarias confirman esta tendencia negativa. “En este momento tenemos varios locales nuevos desocupados. En nuestro caso particular, tenemos dos casos que se dieron durante la cuarentena, porque han rescindido los contratos para no endeudarse, si bien el DNU los amparaba”, afirmó Fernando Olcese, dueño de la inmobiliaria homónima y presidente del Colegio de Martilleros Públicos.

 

Luego continuó: “Yo creo que todavía no llegamos al momento más crítico, a pesar de todas las habilitaciones comerciales que hubo en la provincia. Hay muchos comerciantes que antes de la pandemia viajaban a otras provincias para abastecerse de mercadería para luego revenderla en su negocio. Por eso hay que ver si se da alguna flexibilidad en cuanto a los pasos fronterizos. A nivel inmobiliario esperamos que los comercios trabajen a full, porque si no se nos viene la noche a nosotros también por los cobros de los alquileres”.

 

Si bien la habilitación del comercio minorista trajo alivio a los bolsillos de los comerciantes, aún no es suficiente porque todavía persiste el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

 

“Los locales cerrados van a ser una constante y van a seguir produciéndose, porque más allá de que el comercio está habilitado y que en San Luis la situación es muy buena gracias a las medidas que tomó el Gobierno, se observa que es inevitable la caída brutal en cuanto a la economía. Los comercios están vendiendo en promedio un 30% de lo que habitualmente vendían antes de la pandemia, ya que bajó muchísimo la circulación de personas en la calle”, explicó Moyano.

 

La Cámara de Comercio le solicitó al Comité de Crisis que los comerciantes puedan trabajar también el sábado para que tanto pares como impares puedan tener la misma cantidad de días de atención.

 

Comentá vos tambien...