8.1°SAN LUIS - Lunes 13 de Julio de 2020

8.1°SAN LUIS - Lunes 13 de Julio de 2020

EN VIVO

"Argentina podría ser el primer exportador mundial de cerdos"

Esteban Turic lo aseguró durante el 7° Simposio del Sur al Mundo en 2030, que se hizo de manera virtual.

Por redacción
| 01 de junio de 2020
Cerdos. Los productores deberán trabajar en un plan de acción público-privado para atraer inversiones. Foto: internet.

Argentina tiene las condiciones para convertirse en el primer exportador mundial de cerdos". La optimista aseveración pertenece Esteban Turic, director general de Biogénesis Bagó, y fue lanzada al presentar la situación actual de la Fiebre Porcina Africana y las nuevas oportunidades que ofrece el mercado de proteína animal, en el 7° Simposio Del Sur al Mundo en 2030.

 

Durante el evento que se desarrolló en forma virtual, Turic recordó que "la Peste Porcina Africana ha tenido y tiene un impacto enorme, tal vez solapada por la crisis del coronavirus, pero sigue siendo un problema importante que hasta la fecha no tiene solución a través de vacunas".

 

Según el especialista, desde el primer reporte en agosto del 2018 cuando se declararon los primeros brotes y hasta fines de 2019, la población de madres en las granjas (que es el parámetro para medir la población porcina) disminuyó a 20 millones, lo que se vio reflejado en una caída del 43% en la producción (alrededor de 150 millones).

 

Pese a que para poder abastecer a su población el gobierno chino intentó mantener el stock a través de una política de promoción de inversiones dentro del país, sin vacuna en un futuro próximo el gigante asiático no llegaría a satisfacer la demanda de su población.

 

"Es allí donde hoy Argentina y los países de la región tienen una oportunidad importante que requiere trabajar en un plan de acción público-privado para atraer inversiones para tener saldos exportables", afirmó Turic.

 

Esto "redundará en la generación de empleo formal y calificado, y un nuevo modelo de producción más tecnificado que permitirá agregar valor a las exportaciones de la región".

 

Desafíos y oportunidades por el coronavirus

 

La producción porcina en Argentina se enfrenta a un escenario de crisis por la pandemia de COVID-19, con desafíos pero también oportunidades, fundamentalmente para el pequeño y mediano productor, según fuentes del sector.

 

En un encuentro virtual organizado por la Federación Agraria de Oncativo, Córdoba, Jorge Brunori, especialista del INTA Marcos Juárez, afirmó: "La producción porcina en Argentina tiene un escenario futuro incierto, con amenazas, desafíos y oportunidades, fundamentalmente para el pequeño y mediano productor".

 

Esta situación exige una "mayor eficiencia integral del sistema, baja de costos, posicionamiento estratégico en el mercado y visión empresarial del productor, porque la globalización hace que uno no se pueda encapsular", dijo Brunori.

 

Para el especialista del INTA, el sector porcino debe "consolidar una cadena eficiente y equitativa, que genere valor agregado, arraigo rural, desarrollo territorial y generación de puestos de trabajo, que siga creciendo en el mercado interno y externo, sea competitivo en el mercado interno y externo, se una y no fragmente".

 

Juan Vaudagna, gerente comercial de Biofarma, consideró que el sector afronta una "época complicada, con problemas de rentabilidad de negocio", y planteó que "el foco está en la eficiencia de la producción, ya que la nutrición animal representa el 70% del costo total".

 

José Luis Careggio, presidente de la FAA Oncativo, señaló las "ventajas del asociativismo" para enfrentar los desafíos que se le presentan al sector y dejó un mensaje de esperanza: "No quedarse de brazos cruzados, seguir apostando, tenemos oportunidades muy importantes, ventajas que nos tienen que potenciar, eficiencia y asociativismo son el camino que debemos transitar, consolidar esta producción clave para agregar valor a la producción".

 

En 2019 —un año relativamente positivo para el sector porcino, según Brunori— la faena creció 0,8% y la producción 1,5%, impulsados por el consumo interno. "Hemos ganado un gran espacio en el consumo interno. Hoy la carne de cerdo es entre 13 y 17% del consumo anual de carne de Argentina, entre 110 y 120 kilos de carne por habitante por año, cuando hace 20 años atrás comíamos solo 5 kilos y mayoritariamente de fiambre. Una participación cada vez mayor es nuestro mayor tesoro a proteger", afirmó el especialista del INTA.

 

Durante 2019 las importaciones bajaron 24% y su participación en el consumo total es de solo 5,4%; mientras que las exportaciones crecieron 10%, llegando a nuevos mercados (64% a Rusia, 15% a Hong Kong, 7% a China), de mayor valor y demanda, consolidándose paulatinamente el país como exportador.

 

En tanto, a raíz de la pandemia, a abril de 2020 la faena cayó 1,3% interanual y la producción 3,7%; pero la caída del consumo interno (4,7% en marzo) hizo bajar el precio, lo que mejoró la competitividad, destacó Brunori.

 

Mientras las importaciones mantienen su tendencia a la baja (41%) siguen creciendo las exportaciones (28% en los primeros tres meses), retornando al ritmo normal, con China creciendo al 43%.

 

"Empezamos a salir, con un nuevo escenario, diferente, fundamentalmente en el intercambio entre países, con cambios en bioseguridad y controles, y un consumidor que comenzó a cambiar sus hábitos. Tenemos que estar preparados", concluyó Brunori.

 

Comentá vos tambien...