SAN LUIS - Domingo 07 de Agosto de 2022

SAN LUIS - Domingo 07 de Agosto de 2022

EN VIVO

Los hombres que se atrincheraron pidieron que los excarcelen

Las defensas esperan la resolución. Aún no hay fecha para otra indagatoria que deben enfrentar.   

Por redacción
| 10 de junio de 2020
Los procesados dispararon al menos 18 veces. Luego, se encerraron durante ocho horas. Foto: El Diario.

Los dos hombres que efectuaron varios disparos dentro de un departamento y que, al llegar la Policía, se atrincheraron aguardan una respuesta. Sus abogados solicitaron que los excarcelen y esperan una resolución, que puede llegar a conocerse hoy. Mientras tanto, continúan alojados en la Penitenciaría provincial, adonde fueron llevados después de que les dictaran la prisión preventiva.

 

 

La jueza Penal 3, Virginia Palacios, es quien debe definir si les concede ese beneficio, aunque para Hugo Scarso y Javier Rezzano, quienes representan a Pardo y a Nicolai, respectivamente, no habría motivos para que rechace el pedido.

 

 

El lunes 18 de mayo, Palacios mandó a prisión a los dos amigos al procesarlos por "Portación de arma de fuego de uso civil y abuso de armas en concurso ideal".

 

 

Y, en el quinto ítem del texto del procesamiento, la magistrada dispuso la ampliación del sumario judicial en contra de ambos "en orden al delito de tenencia ilegal de arma de guerra (artículo 189 bis párrafo séptimo del Código Penal), designándose oportunamente la respectiva fecha de audiencia". Lo cual indica que los dos tendrán que sentarse otra vez frente a la jueza para decir si, en efecto, portaban un arma de ese tipo y en ese caso, explicar por qué, cómo y para qué.

 

 

Para Scarso, esa es una tarea de un juez federal, ya que ese delito le corresponde a ese fuero. Por eso, desde los tribunales provinciales deberán remitir copia de las actuaciones al edificio de Belgrano casi San Martín, dijo.

 

 

Igual, el letrado entiende que eso quizás tarde un tiempo en concretarse, ya que hay actividades que están en pausa en la Justicia Federal a raíz de la pandemia por la COVID-19.

 

 

Por ello, la atención del abogado, al igual que la de su colega Rezzano, está puesta en sacar de la celda a sus respectivos clientes.

 

 

"Estamos dentro de los plazos y tiempos para que la excarcelación se resuelva y salga. Transitamos ese trámite. Nosotros lo pedimos poco después de que le dictaran el procesamiento con prisión preventiva. A mi defendido se la tendrían que otorgar", opinó Scarso.

 

 

"Se tomaron todas las testimoniales y en este momento esperamos la respuesta sobre la excarcelación. Por lógica, imagino que tendría que salir favorable para nuestro defendido", consideró Rezzano.

 

 

La caución que eventualmente podría imponerse a los procesados es de entre 40 mil y 60 mil pesos, dijeron.  

 

 

Según explicó Scarso, por lo del arma de guerra "todavía no se hizo indagatoria porque resta definir la cuestión de las excarcelaciones. Y ahí hay otro punto, eso corresponde a la Justicia Federal, entiendo que ahí tendría que seguir la investigación. Aunque no podemos prever lo que suceda ante esta coyuntura de pandemia", aclaró el abogado.

 

 

 

Una mañana tensa   

 

 

 

El jueves 30 de abril fue una mañana tensa en el límite del macrocentro y la zona sur de la capital. Todo comenzó entre las 7 y las 8, cuando Pardo y Nicolai empezaron a los tiros en el departamento de este último. El inmueble está ubicado en Rivadavia 25, casi avenida Juan Gilberto Funes, una zona de mucho paso vehicular y peatonal.

 

 

Los vecinos, asustados, llamaron a la Policía porque, por lo que comentaron los testigos, los disparos no solo fueron en el interior, sino también hacia afuera. De milagro no lastimaron a nadie.

 

 

Los hombres, según determinó la investigación posterior, tenían una pistola 38 marca Colt y un revólver Bersa calibre 22.

 

 

Adentro de la vivienda hallaron 18 vainas servidas. Pero el chiste o el delirio pistolero no terminó allí. Cuando llegó la Policía no quisieron entregarse. Ambos se atrincheraron. Fue necesaria la intervención de un mediador de la Policía para convencerlos de que depusieran su actitud y salieran con las manos en alto. Salieron unas ocho horas después de que se escucharon los tiros.

 

Comentá vos tambien...