17.2°SAN LUIS - Miércoles 05 de Agosto de 2020

17.2°SAN LUIS - Miércoles 05 de Agosto de 2020

EN VIVO

Preservativo para vulvas: un proyecto que exige nuevas políticas de salud sexual

La propuesta demanda la creación de un condón especialmente diseñado para que las personas con vulva tengan prácticas seguras. También solicitan la distribución gratuita del mismo, tal como ocurre con los profilácticos para penes. En San Luis, dos referentes se encargan de informar de qué se trata la idea.

Por Carla Morales
| 11 de julio de 2020
Correr la voz. Elizabeth y Stefani forman parte del proyecto que se hace eco en todo el país; dan charlas y talleres. Foto: Gentileza Radio La Bulla, Comunicación Alternativa.

Es hora de activar por nuestra salud y nuestro placer. Exigimos al Estado la implementación de nuevas políticas de salud sexual", así se presenta Proyecto Preservativo Para Vulvas en las redes sociales. El año pasado, días después del 7 de marzo, fecha en la que se conmemora la visibilidad lésbica, la iniciativa que encabezan lesbianas, mujeres cis, varones trans y personas no binarias de diferentes puntos del país, tomó espacio en internet, en charlas, debates y marchas.

 

La propuesta consiste en la creación de un condón diseñado especialmente para que los cuerpos con vulva puedan tener prácticas seguras. Además de la producción, plantean la necesidad de la repartición gratuita, tal como sucede con el preservativo para penes.

 

Elizabeth Muñoz Zanón, una de las referentas en la provincia, explicó que el reclamo tiene cuatro ejes fundamentales: “El primero es la concreción y la distribución de un producto que sirva para todas las prácticas sexuales. El segundo es que se garantice la entrega de otros métodos como el campo de látex, dedales, dental dam y el preservativo vaginal o interno, como sucede en otros países. Además, es necesaria la creación de un protocolo ginecológico que garantice la información y una atención médica responsable a todas las identidades. Y, por último, exigimos que haya más concienciación sobre métodos de prevención de ITS (Infecciones de Transmisión Sexual). Hay una falta de información sobre nuestras prácticas y creemos que debe ser incluida en los materiales de ESI (Educación Sexual Integral)”.

 

 

Una iniciativa que encaran mujeres, lesbianas, varones trans y personas no binarias del país.

 

 

En referencia al tercer eje, Elizabeth señaló que, paradójicamente, en el ámbito médico la desinformación abunda. “En el espacio sanitario se sufren muchas violencias. No hay respeto por los pronombres ni tampoco reconocen nuestras prácticas. También hay mala información e incluso, una negación importante. Por ejemplo, algunos profesionales recomiendan usar cosas como papel film. Estamos totalmente en contra de eso. El papel film no funciona para prevenir las ITS, está hecho de materiales que sufren cambios de acuerdo a la temperatura, es poroso y, lo que siempre repetimos, es un elemento que se rompe con la fricción”, manifestó.

 

A la hora de tener relaciones, las personas con vulva deben acudir a métodos artesanales. En su mayoría son incómodos, insuficientes e incluso peligrosos. Uno de ellos es el campo de látex, que se crea cortando un preservativo para penes en uno de sus extremos y al medio, formando un rectángulo. “Para hacerlo, tenés que usar una tijera en pleno encuentro y eso es muy violento. También es violento que debamos acudir a eso porque no tenemos un método seguro y que, además, el Estado, en sus campañas de prevención, enseñe cómo hacerlo”, agregó.

 

Asimismo, la docente se refirió al preservativo femenino o interno. “Nosotres nos corremos de ese lugar porque no relacionamos directamente lo femenino a la vagina y porque tampoco sirve como barrera profiláctica a la hora del contacto entre vulvas”, sostuvo.

 

Si bien todavía no hay un diseño final, Muñoz mencionó que hay dos posibles opciones: “Uno es similar a un campo de látex, pero adherente, y debe cubrir la totalidad de la vulva. Y el otro es un tanto más grande, para que además tenga la posibilidad de la penetración en la vulva y el ano. En sí, básicamente la idea que predomina es que se sostenga. El que existe hoy no es adherente”, indicó.

 

Quienes forman parte del proyecto planean presentar la propuesta como proyecto de ley, misión en la que vienen trabajando desde el año pasado. La pandemia atrasó un poco el armado, pero estiman que tendrán novedades en los próximos meses. “Estamos en la etapa de analizar constantemente cuál es la mejor manera de presentarlo y cuál es la mejor forma para materializarlo. Hemos tenido charlas con el Ministerio de Salud de la Nación y el de Mujeres y Diversidad; hay una buena apertura, ha sido un reclamo es cuchado y bien recibido, y eso nos pone muy contentes”, dijo.

 

Hasta entonces, el grupo refuerza su participación en las redes a través de conversatorios y charlas. “Están saliendo muchos vivos en Instagram, tratando diferentes tipos de problemáticas. Tuvimos algunos encuentros virtuales con ginecólogas y grupos de médicas para intercambiar temas de salud pública. También hubo una charla con la asamblea No Binarie de Buenos Aires. Son muchos los espacios que se van dando y eso es muy bueno”, contó.

 

 

Uno de los objetivos del grupo es presentar la iniciativa como proyecto de ley.

 

 

En San Luis, el proyecto va tomando fuerza y promete expandirse. Elizabeth y Stefani Osses, otra de las referentas, presentaron la iniciativa este año, a comienzos de marzo. “Estamos activando poco, más allá de los espacios como la Marcha del Orgullo y eventos como el Día de la Visibilidad Lésbica. Hasta el momento hemos dado algunos talleres. Somos dos y estamos creciendo; nos encontramos en un proceso de evaluación para ver cuál es la mejor manera de invitar y que se sumen más personas. Para nosotres es necesario sumar voces”, dijo Elizabeth.

 

Como reflexión final, Muñoz denunció: “La necesidad de crear un método seguro para cuerpos con vulva refleja que solo se piensa en la heteronorma y que se invisibiliza todo deseo que no sea heterosexual. Históricamente se nos niega como cuerpos deseantes. Incluso, hasta prácticamente ni se investiga acerca de ITS en cuerpos con vulva”.

 

 

Comentá vos tambien...