23.2°SAN LUIS - Lunes 03 de Agosto de 2020

23.2°SAN LUIS - Lunes 03 de Agosto de 2020

EN VIVO

Zanglá: “Cada vez que tengamos dudas de trazabilidad vamos a volver atrás”

En conferencia de prensa, la presidenta del Comité de Crisis dio detalles del caso positivo de COVID-19 en Tilisarao y fundamentó las medidas del Gobierno.

Por redacción
| 06 de julio de 2020

El Gobierno de San Luis, a través del Comité de Crisis, no va a dudar en volver a atrás y tomar “medidas drásticas” si sospecha de un brote de coronavirus en territorio puntano. Eso dejó en claro la presidenta del Comité, María José Zanglá, en la conferencia de prensa que brindó esta mañana en Terrazas del Portezuelo, para dar detalles del caso positivo de COVID-19 en Tilisarao y explicar las medidas que el Ejecutivo tomó este domingo, cuando catalogó como zona roja al norte provincial y decretó que las localidades afectadas vuelvan a Fase 1 de aislamiento obligatorio.

 

“Cada vez que tengamos dudas de trazabilidad vamos a volver atrás”. “Vamos a ir para atrás con medidas drásticas, siempre que estén justificadas”, sentenció Zanglá, y puso de ejemplo a la situación que vive la zona cordobesa de Traslasierra, que actualmente tiene más de cien casos confirmados por un brote que no pudieron controlar a tiempo.

 

El caso de Gilberto Bongiovanni, el transportista y tambero de Tilisarao que dio positivo en COVID-19, despertó dudas en algunos medios y en la sociedad sobre cómo se analizan las muestras para detectar la enfermedad y qué consideraciones toma el Comité de Crisis para retroceder o avanzar del aislamiento al distanciamiento social.

 

La médica comenzó con una cronología detallada de cómo fue detectado el caso, de dónde se analizaron las muestras y con qué criterios se cataloga a un caso como positivo y de qué tipo.

 

En limpio, la funcionaria aclaró que Bongiovanni, actualmente internado en el “Hospital Madre Catalina” de Merlo, es portador de coronavirus, que está catalogado como un paciente leve y que deberá permanecer internado hasta que cumpla con los 14 días de aislamiento que establecen los protocolos nacionales.

 

El sábado, tras recibir los resultados del análisis PCR realizado al transportista, que fueron analizados en los laboratorios IACA de Bahía Blanca, el gobernador Alberto Rodríguez  Saá determinó que  la provincia pasara a Fase 1 de aislamiento social obligatorio, dando marcha atrás en la flexibilizaciones sobre las que había avanzado el Comité.

 

Un día después, cuando los expertos lograron establecer dónde había estado Bongiovanni y con quiénes estuvo en contacto, el mandatario catalogó como zona roja al norte provincial y regresó al resto de la provincia al estado de distanciamiento.

 

¿Qué principio rigió esa decisión? El haber podido establecer la trazabilidad del paciente. “El domingo, el Comité, luego de ver el mapa de contactos estrechos que tuvo (el infectado) y dónde se había movido, decidió zonificar” la zona de aislamiento para buscar allí otros posibles contagios.

 

Hasta ahora las autoridades han identificado a unas 120 personas que estuvieron en contacto con Bongiovanni, 47 de ellos considerados casos de contacto estrecho, lo que significa que estuvieron más de 15 minutos con el portador, a menos de dos metros de distancia y sin elementos de protección como el tapabocas.

 

Todos esos individuos están siendo sometidos a hisopados y el sondeo va a extenderse en los próximos días en las localidades catalogadas como zona roja. Incluso, Zanglá comentó que los vecinos que tengan dudas podrán acudir de forma voluntaria para que les tomen una muestra.

 

Los 28 análisis procesados hasta el momento han dado negativo, informó la médica, y dejó en claro que el norte provincial seguirá en Fase 1 hasta que los expertos analicen la totalidad de los resultados del sondeo que esperan terminar en los próximos días.

 

Comentá vos tambien...