11°SAN LUIS - Viernes 19 de Agosto de 2022

11°SAN LUIS - Viernes 19 de Agosto de 2022

EN VIVO

La radioafición sumó adeptos para vencer el encierro de la pandemia

Como en todo el país, la agrupación local tomó nuevo impulso y forma a 16 voluntarios que se suman al hobbie.

Por redacción
| 25 de octubre de 2021
Sangre joven. Las nuevas generaciones también se interesan por la actividad y muchos hacen la capacitación. Fotos: Juan Andrés Galli.

La necesidad de esquivar la soledad y "romper" las barreras del aislamiento a través de la comunicación hizo que la radioafición creciera prácticamente en todo el país desde que empezó la pandemia. Y Villa Mercedes no fue la excepción, porque el único club de la ciudad atrajo a nuevos integrantes que revitalizaron a la agrupación y a una actividad que mezcla la ciencia con el entretenimiento.

 

Es que tras la puerta del local 10 de la Terminal de Ómnibus se abre un portal a otra dimensión, una en la que, con pocas máquinas, sin internet ni celulares, pero con mucho ingenio, es posible entablar contactos con personas en diferentes partes del mundo. Ahí funciona desde hace un tiempo el Radio Club Río Quinto, que pronto cumplirá nueve años de existencia.

 

"La figura legal que tenemos es la de una asociación civil, que nació en diciembre de 2012. Estamos agrupados con el fin de fomentar esta actividad y de formar a nuevos aficionados", definió Fabricio Mena, el presidente de la comisión directiva. Mientras que Aldo Ferreira, uno de los socios fundadores, agregó: "Lo que nos apasiona es poder hablar con el mundo, porque no tenemos límites salvo el que da la frecuencia de cada uno".

 

A través de sus equipos y una antena pueden emitir comunicados que viajan a larguísima distancia. Pueden llegar a ciudades y provincias cercanas, a países limítrofes y en algunos casos traspasar hacia otros continentes. Al comienzo, siempre intercambian las señales que distinguen a cada integrante y las coordenadas de ubicación, pero después pueden dialogar prácticamente de cualquier cosa. "Los únicos temas que se evitan son el fútbol, la política o la religión, que son los que generan división o grietas", dijo Mena.

 

Pero además, la radioafición tiene una misión solidaria, muy importante en tiempos de grandes catástrofes. "Lo otro que nos mueve es ayudar, porque cuando pasa algo, se corta la luz y todo deja de funcionar, nosotros conectamos nuestras radios y con una batería las hacemos andar. Así se puede avisar a las organizaciones de rescate y socorro", resaltó Ferreira, quien conoció el hobbie hace 32 años.

 

Es que la actividad tiene casi un siglo de historia en Argentina, pero cobró nueva vida a partir de 2020, con la reactivación de muchas organizaciones y apasionados. "Como hubo tanto encierro durante un año y medio, muchos empezaron a abrirse a las comunicaciones, a interesarse y a tomar los cursos. Lo que significa que pronto habrá muchos más radioaficionados", sostuvo el hombre.

 

Así, ya hay dieciséis aspirantes que realizan la formación en la agrupación local para obtener la licencia para operar con su radiofrecuencia propia, entre los que hay un niño de doce años. "Es nuestra esperanza para que esto crezca", expresó el presidente.

 

El Radio Club Río Quinto es el único de Villa Mercedes, hay uno en San Luis y otro está próximo a formarse en el Valle del Conlara.

 

Redacción/MGE

 

Comentá vos tambien...