SAN LUIS - Martes 28 de Junio de 2022

SAN LUIS - Martes 28 de Junio de 2022

EN VIVO

El Paseo del Padre, punto de conflicto entre comerciantes

Los dueños de negocios plantean un descuido sanitario y competencia desleal por parte de los manteros.

Por redacción
| 14 de diciembre de 2021
Postura. Los trabajadores de la calle apuntan a la gran necesidad económica. Foto: Héctor Portela

La Asociación Civil de Comerciantes y Trabajadores Independientes (ACTI) de la provincia de San Luis presentó una nota al Municipio capitalino para pedir una solución integral a la venta ilegal en la zona del Paseo del Padre, más precisamente en la peatonal Rivadavia. Según marcaron los comerciantes, los llamados manteros aumentaron su presencia en las últimas semanas y temen por la falta de cuidados sanitarios en medio de la pandemia y la competencia desleal que representa su presencia.

 

La nota, presentada el viernes, solicita "una solución definitiva ante el crecimiento desmesurado de la venta ilegal y mantera en la ciudad de San Luis, sobre todo en la zona del Paseo del Padre".

 

"Acompañemos desde la Municipalidad y las asociaciones intermedias y formemos a estas personas en los beneficios de estar bajo un régimen legal. Capacitemos en prevención de transmisión de enfermedades, salubridad e higiene que los vendedores y clientes deben tener", sostiene el escrito.

 

A su vez, piden "terminar con la competencia desleal que representa para el comercio formal este tipo de actividades y que no permiten la circulación de personas, como así también de ambulancias o de vehículos de seguridad".

 

Por último, el pedido marca que "en el caso de estar permitido este tipo de comercialización, solicitamos la normativa que así la autoriza, ya que muchos comerciantes nos manifiestan la intención de acogerse a este tipo de comercio, el cual no tiene ningún tipo de control ni obligaciones".

 

"Se está haciendo usufructo de un espacio público, municipal, de todos, por una serie de personas para realizar una actividad comercial que no tiene ningún marco legal, sino que está explícitamente prohibida en una ordenanza municipal, vigente", amplió el secretario de ACTI, Martín Carmona.

 

"No hay un control epidemiológico de COVID-19 para nada, ves gente sin barbijo y amontonada. Además no se permite circular al transeúnte y tenemos grabaciones de la cámara de seguridad de los locales, donde algunos manteros no dejaban entrar un camión de caudales (NdR: en esa esquina está la sucursal de un banco). No dejan entrar a las ambulancias, nos ponen en riesgo a todos porque están cortando una arteria", detalló el comerciante.

 

"Otro tema es la competencia desleal, vos tenés comercios instalados en la ciudad de San Luis en regla, que no están pudiendo trabajar porque les venden la misma mercadería", agregó sobre el problema con los trabajadores informales.

 

Carmona aseguró que se dan dos situaciones en relación a los manteros. Por un lado, aquellos que ofrecen sus productos en la vía pública por necesidad de tener algún ingreso; y por otro, aquellos que en realidad son empleados por una sola persona y que trabajan largas jornadas por una remuneración baja y en negro.

 

"Con el que tiene sus empleados de forma ilegal la Municipalidad tiene que tomar medidas, denunciarlo en el Ministerio de Trabajo, en AFIP", apuntó Carmona. "Pero para la gente que está pasando un mal momento y que se la rebusca con este tipo de ventas, le pedimos a la Municipalidad que arbitre los medios para que estas personas accedan a una mejora laboral, con monotributo social, libreta sanitaria y las cosas básicas para trabajar", agregó.

 

 

Los manteros se defienden

 

El Diario contactó a Andrea, una trabajadora del Paseo del Padre. Ella comentó que quienes trabajan sobre ese espacio de la peatonal son, en su mayoría, aquellos que quedaron sin lugar tras el incendio de las cabañas el año pasado y unos "tablones" aledaños donde también ofrecían sus productos. Si bien a principio de año hubo un par de reuniones en el Concejo Deliberante para darles una solución temporaria, al tiempo que el Municipio trabaja en las reformas del espacio, hoy trabajan a la intemperie, lo que ha generado molestia entre los comerciantes y también malas condiciones para ellos.

 

Días atrás, en días con llovizna persistente, los trabajadores se parapetaban bajo el techo de una sucursal, ahora cerrada, de una casa de electrodomésticos. "Hoy tengo las cajas donde pongo la mercadería mojadas, los pies mojados. En enero no sabemos si vamos a tener turistas, pasa diciembre y hay un 50% menos de ventas. Por más que llueva, uno trata de inventar para poder trabajar", describió.

 

Andrea contó que están en un impasse con el Municipio, que —aseguró— busca una solución y que, mientras, ellos autorregulan el espacio, sin dejar entrar a nuevos manteros para no sobrepoblar el lugar. "Nos estamos cuidando entre nosotros para que no venga más gente, hemos estado haciendo guardia. Ahora estamos la mitad de los que estábamos en la calle el año pasado", afirmó.

 

La comerciante negó la acusación de que hay manteros contratados por un tercero para vender. "Hay personas que venden al por mayor, que tienen sus locales y que nos venden a un precio accesible a nosotros, pero no se le trabaja a nadie, son infamias, son cosas que inventan", aseguró.

 

Por último, dijo que buscan no perjudicar a los comerciantes, alejándose del frente del local y evitando vender los mismos productos. "En la situación que está el país, el mundo... imaginate que una familia para comer tiene que tener 2.500 pesos al día. La necesidad tiene cara de hereje, hay mucha gente que está vendiendo medias, comida, juguetitos, se reinventa", reflexionó la vendedora.

 

Consultada por El Diario, la Municipalidad de San Luis declinó comentar sobre el conflicto entre los comerciantes y manteros.

 

Redacción/MGE

 

Comentá vos tambien...