21°SAN LUIS - Jueves 22 de Abril de 2021

21°SAN LUIS - Jueves 22 de Abril de 2021

EN VIVO

Tucumán: tras 68 días confesó que mató a su expareja y que escondió el cadáver

Este jueves hallaron los restos de la víctima que estaba desaparecida desde el 26 de diciembre pasado.

Por redacción
| 04 de marzo de 2021
La pareja se había separado siete meses antes del femicidio, aseguró la hija de la víctima. Foto: medios.

Los restos de una mujer que era buscada desde el 26 de diciembre pasado fueron encontrados este jueves por la tarde en un descampado ubicado en el centro norte de Tucumán, luego de que su expareja confesara que la había asesinado y arrojado el cadáver en ese lugar, informaron fuentes policiales.

 

Se trata de Julia Ríos, de 42 años, cuyo cuerpo fue hallado por efectivos de la Policía de Tucumán en el interior de un campo ubicado a casi 6 kilómetros de la ruta 301, cerca del Río Colorado, en el departamento de Lules.

 

Los investigadores revelaron que el hallazgo se produjo luego de que la expareja de Ríos, Guillermo Nieva, confesara este mediodía que la había asesinado mientras era interrogado por la desaparición de la mujer, tras 68 días del crimen.

 

Los voceros indicaron que Nieva, dos días después de la desaparición de Ríos, publicó en su cuenta de Facebook una foto de la mujer solicitando ayuda para encontrarla, como una forma de desviar la investigación.

 

La mujer era buscada desde el 26 de diciembre pasado, cuando fue vista por última vez en La Reducción, por lo que sus familiares hicieron las denuncias pertinentes ante la Policía.

 

El cuerpo será trasladado a la morgue judicial donde le se le practicará la autopsia correspondiente con el fin de determinar la causa de la muerte.

 

El miércoles por la tarde, familiares y vecinos de la víctima organizaron una movilización que recorrió la ciudad de Lules con carteles y pancartas para exigir a la Justicia el avance en la búsqueda de Ríos.

 

“Pedimos a la Fiscalía que se apure con las pruebas que tiene y la busque, hace dos meses que no sabemos nada de ella”, dijo en ese momento Evelyn Mena, hija de la víctima, a los medios locales.

 

Evelyn contó además que la expareja (Nieva) había declarado ante la Justicia que la mujer se había ido de su casa llevándose todas sus vestimentas “pero es mentira, en la casa está toda la ropa”, y aclaró que su madre estaba separada de Nieva desde hacía siete meses “porque intentó ahorcarla”.

 

 

 

Sin rastros de Julia

 

El caso comenzó a investigarse el 28 de diciembre. Julia había pasado la noche del 24 en familia. Dos días más tarde, el 26, salió a comprar como cualquier otra mañana. Testigos aseguraron que la vieron en una panadería que solía frecuentar. Después de eso no se supo más nada de ella. Sus hijos y sus amigas no pudieron volver a contactarla. Se última conexión a WhatsApp fue ese mismo día, cerca de las 9:30. La denuncia por averiguación de paradero se radicó 48 horas después.

 

Las semanas siguientes fueron de completo desconcierto. Los investigadores ordenaron diversos rastrillajes. Uno de los operativos fue al costado de la misma ruta 301, en un camino que ella recorría a diario para realizar sus compras y visitar a familiares. A la altura del kilómetro 23 se encontró una bolsa con prendas de vestir para ser peritadas. Más allá de eso, en todo este tiempo no hubo otras pistas concretas que ayudaran a localizar a la mujer.

 

 

 

Télam/Infobae/LE

 

Comentá vos tambien...