SAN LUIS - Jueves 17 de Junio de 2021

SAN LUIS - Jueves 17 de Junio de 2021

EN VIVO

Agrozal trabaja para que el maíz alcance la calidad ideal

Ofrece un completo servicio de acondicionamiento completo, con fumigación de insectos vivos, medición de los parámetros de quebrado, del peso hectolítrico y el nivel de humedad.

Por Marcelo Dettoni
| 16 de mayo de 2021

El maíz ya está “punto caramelo” en los campos de San Luis, transitando los últimos estadios de su desarrollo. Después de un verano en el que las lluvias dibujaron sonrisas en los rostros de los productores y mejoraron los rindes, comienza a sentirse el ritmo de cosecha. La soja ya está en plena recolección y sirve de anticipo para regodearse con lo que puede pasar con el maíz. Es posible que a principios de junio ya arranque la cosecha del cereal, que además tiene como marco unos precios internacionales muy interesantes, lo que tiene a todo el mundo agrícola ansioso por concretar esos números en buenos negocios a corto plazo.

 

Claro, todos esos dólares no van a parar al bolsillo del productor, que recibe pesos por su cosecha, y además recortados por los derechos de exportación y porque el dólar de referencia es el oficial, con una brecha cambiaria que hoy orilla el 60% en la Argentina. Pero  son precios que van a ayudar para que queden bien armados para la próxima campaña, con resto para fertilizar suelos y agregar tecnología de punta.

 

 

Nuestro trabajo es cambiar el chip del productor. Le tenemos que hacer entender que no debe incurrir en el gasto del bolsón (Martín Pereyra)

Una vez que pase la cosechadora, el productor tiene más de una opción como destino para los granos. El camino tradicional es subirlos directamente al camión en el campo y enviarlos a Rosario, a algunas de las empresas multinacionales que luego los convertirán en material de exportación. También pueden apostar a retenerlos en el establecimiento dentro de silobolsas, a la espera del momento que consideren adecuado para comercializarlos, o bien enviarlos a empresas que hacen agregado de valor en la provincia, como Diaser, Glucovil y Ser Beef, entre otros.

 

Pero desde hace unos años existe otra variante atractiva para los productores que hacen maíz, que es llevar su cosecha, o parte de ella, a las instalaciones de Agrozal, la empresa estatal que está bajo la órbita de San Luis Logística y tiene su planta en la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) de Villa Mercedes. Allí, esta Sapem (sociedad anónima con participación estatal mayoritaria) ofrece un servicio que incluye principalmente el almacenamiento de los granos, pero también el acondicionamiento.

 

“La idea es aprovechar la magnitud de los precios de esta cosecha, que no se ven desde hace tiempo. El productor ya tiene la chance de ir a Rosario, pero no tiene que olvidar que haciendo el viaje o almacenando con el bolsón siempre es mejor tener la calidad asegurada y nosotros podemos brindarle el servicio para eso”, dice Martín Pereyra, jefe del subprograma Comercial Cereales de Agrozal.

 

Agrozal hace un acondicionamiento completo, que incluye la fumigación de insectos vivos, la medición de los parámetros de quebrado, el peso hectolítrico y el nivel de humedad. “Si llegas a Rosario en malas condiciones, te sale caro, porque tenés una merma en el precio y que pagar el acondicionamiento más caro, la estadía y el flete”, enumera el funcionario, para destacar que a veces es mejor prevenir y salir con la mercadería lista para que la tomen las grandes plantas del puerto.

 

 

 

Pereyra cree que “en el caso del almacenamiento, nuestro trabajo es cambiar el chip del productor. Le tenemos que hacer entender que no debe incurrir en el gasto del bolsón si tiene ya vendido o decidido a vender esa mercadería. La pérdida de calidad y de kilos en el bolsón siempre está (3 a 5%). Ni hablar si llega a ocurrir una rotura por la acción de animales, por vandalismo o por efectos de las tormentas, aunque estas son más probables en primavera. Embolsar con insectos vivos es otro problema, que recién lo descubrimos cuando lo abrimos para cargarlo y es cuando el daño ya está hecho. Por otra parte, ya en las épocas de primavera y principios del verano los productores estamos en tareas de barbechos, siembra y cosecha de granos finos, por lo que estar con las cargas de camiones y los detalles (armar la logística, confeccionar las cartas de porte, la carga en sí) es otra tarea que nos saca del foco”, dice basado en varias experiencias, porque incluso él mismo es productor agropecuario.

 

La empresa estatal cobra por tonelada en concepto de almacenamiento lo mismo que le saldría al productor la tonelada embolsada en el campo. “El que esté dispuesto a confiar en nosotros nos trae el maíz y lo primero que hacemos es pesar y calar para blanquear todas las cuestiones relacionadas con la calidad. Entonces se queda con los kilos netos a retirar y tiene seis meses para sacar su mercadería. Elegimos ese plazo porque cuando llega el tiempo del calor pueden aparecer focos de insectos vivos que deterioran la mercadería. Entonces se fumiga todo de nuevo si necesitan más tiempo”, describió.

 

En Agrozal prefirieron no hablar de cantidades ni de tarifas, “para no marear al productor, preferimos que se contacte con nosotros y nos planteen su necesidad específica”. Los interesados pueden llamar al 2657 58-1751 o bien al 266 436-1845 para recibir asesoramiento completo sobre la operatoria.

 

Pereyra asegura que “otros años salíamos más firmes con el acopio, pero hoy estamos en niveles de precio que están muy buenos para que aproveche el productor, que no está tan dispuesto a guardar el maíz por mucho tiempo. Estamos para hacer buenos negocios, la variable precio la tienen servida en bandeja, lo que le hacemos entender es que los detalles de calidad y logística te terminan redondeando un mejor valor, y además no hay nada como solucionar los problemas en origen, sacar la materia prima en las mejores condiciones desde San Luis”.

 

 

Agrozal cobra por tonelada almacenada lo mismo que le saldría al cliente la tonelada embolsada en el campo. Y puede pagar con maíz.

 

 

El grueso del maíz en la provincia va a estar listo en julio, porque más del 70% apuesta a la siembra tardía, que suele ser mejor para evitar el estrés hídrico de enero y para evitar las heladas de primavera. “Va a haber bastante maíz, el ciclo viene terminando muy bien, ya hay una gran cantidad de lotes que están solo a la espera de perder humedad para ser cosechado. Con un par de heladas va a quedar listo”, vaticina el funcionario de la Agrozal, quien de todos modos espera que a fines de mayo y principios de junio comience la oferta con los que hicieron las variedades con madurez un poco más rápida. “Salimos a ofrecer nuestro servicio ahora para que el productor pueda tener margen para tomar una buena decisión”, dice.

 

El volumen que pasa por Agrozal en cada campaña es de unas 2.500 toneladas para acondicionar, que se ven engrosadas con los rechazos que producen Glucovil y Diaser por falta de calidad. La cercanía de esas empresas con el predio de la ZAL favorece los negocios. “El año pasado, con los incendios en el norte, llegó mucho maíz quemado en bolsones. Nosotros apuntamos a almacenar unas 5.000 toneladas de maíz, que si bien no es mucho tenemos la capacidad para hacerlo con holgura y sumado al acopio llegar a tener la capacidad de almacenamiento de la planta a pleno. Creemos que es mejor tenerlo en un silo de metal, seco, sin insectos y monitoreado, que en un bolsón en el campo”, reflexiona Pe-reyra, quien agrega otra ventaja: “También hacemos la logística, si el productor tiene que entregar 200 toneladas mañana y las almacenó en Agrozal, nos hacemos cargo de todo: de conseguir los camiones, cargarlos, hacer cartas de porte y el Dopro. El servicio de almacenamiento se paga al final con la posibilidad de hacerlo con kilos de maíz”, cerró.

 

Comentá vos tambien...