30°SAN LUIS - Sabado 25 de Septiembre de 2021

30°SAN LUIS - Sabado 25 de Septiembre de 2021

EN VIVO

Denunció que abusaron de su hija y pide que la Justicia actúe

La mujer hizo la presentación hace un mes y medio. Solicita que le hagan la Cámara Gesell a la adolescente.

Por redacción
| 01 de agosto de 2021
En Tribunales. La madre, además, ha denunciado al hombre varias veces por violencia de género. Foto: Nicolás Varvara.

I.S.F. pide que de manera urgente la Justicia ordene que se realice la Cámara Gesell a su hija de 15 años, quien, según denunció la mujer, fue abusada por su padre biológico el pasado 13 de junio. “Desde que hice la denuncia nada avanzó en la causa, el juez ni siquiera ordenó medidas”, aseguró la mujer e indicó que la causa corresponde al Juzgado Penal 2.

 

El 14 de junio, cuando ella radicó la denuncia en contra de M.J.B., el padre de su hija, desapareció Guadalupe Belén Lucero. “No puede ser posible que desatiendan el resto de las causas por ese motivo. Como mamá entiendo que la Justicia debe buscar a esa niña, pero también necesito que velen por mi hija”, consideró. Relató que desde que se separó del papá de su hija, hace 15 años, realizó al menos siete denuncias en su contra, por violencia de género.

 

Indicó que el hombre nunca se hizo responsable de sus obligaciones como padre y que muchas veces él la agredía y amenazaba a través de llamados o mensajes cuando ella le reclamaba la cuota alimentaria, por ejemplo. Refirió que otras veces la ha atacado o intimidado en la calle, violando restricciones de acercamiento. “Fueron pocas las denuncias por violencia, dado que muchas veces evitaba ir a la comisaría porque quedaban en la nada. La última fue en marzo, la hice porque se presentó en la vereda de mi casa a amenazarme. En esa oportunidad le impusieron una perimetral por 60 días”, recordó.

 

 En cuanto a la presentación que hizo por abuso, dijo que el hecho denunciado ocurrió el 13 de junio. Ese día su hija le dijo que había recibido un mensaje de su padre, quien la había invitado a cenar, por lo que la adolescente le pidió permiso para ir. Ella le dijo que la dejaba ir con la condición de que no se quedara a dormir en la casa de él, sino en la de sus abuelos paternos, que está ubicada delante de la propiedad del hombre.

 

M.J.B. pasó a buscar a la chica y al otro día ella regresó a su casa acompañada por su tía materna y una prima, lo que a ella le llamó la atención. “Me llamaron para que fuera a la habitación. Cuando entré, las tres me miraban y yo les empecé a pedir que me dijeran qué pasaba. En ese momento no recuerdo cuál de ellas me contó que él (en referencia a M.J.B.) había abusado de mi hija. No recuerdo mucho ese momento porque me quedé en blanco. Me dijeron que cuando iban en el auto le puso el cinturón de seguridad y la manoseó. Que la llevó hasta cerca de Juana Koslay y le dijo que le iba a enseñar a manejar, por lo que le pidió que se sentara en su falda. Después le preguntó si le podía cumplir un deseo y ella, desde su inocencia, le dijo que sí, porque es su papá. Le dijo que la quería ver en ropa interior, que en su casa tenía una para que se pusiera y que le iba a dar plata por hacerlo. Ella se negó y le contestó ‘Papá, soy tu hija, ¿cómo me vas a decir eso?’. Contó que después fueron a la casa de él, que ahí había otros hombres y que la hicieron tomar alcohol. Dijo que luego se fue arriba, a una de las habitaciones, y llamó a su prima para que la fuera a buscar. Cuando ella llegó se encerraron en el baño y le contó todo lo que había sucedido, por lo que mi sobrina se la llevó a su casa”, narró la mujer.

 

Asegura que el daño que sufrió su hija es irreparable y que solo espera que la Justicia actúe, y que el hombre pague por el delito que cometió. “Yo sufrí abuso de pequeña y es por eso que siempre cuidé a mi hija para que nada le pasara”, lamentó.

 

Comentá vos tambien...