16°SAN LUIS - Lunes 29 de Noviembre de 2021

16°SAN LUIS - Lunes 29 de Noviembre de 2021

EN VIVO

En lo alto: construyó un avión en un primer piso y lo bajó por la ventana

Tuvieron que quitarle las alas y cortar una cuadra de 25 de Mayo. Lo llevaron al aeroclub para hacer las pruebas.

Por redacción
| 26 de agosto de 2021
El momento. Con una grúa bajaron el avión en dos partes: primero el cuerpo y luego fue el turno de las alas. Foto: Juan Andrés Galli.

El cumpleaños de San Luis este año tuvo un sabor especial para Fernando Persa, porque pudo bajar el avión que construyó en la planta alta de un edificio ubicado en avenida 25 de Mayo y España. La fabricación le llevó casi un año y medio, y para cumplir su objetivo, el personal de tránsito municipal interrumpió el tráfico para que la grúa pudiera trabajar con tranquilidad.

 

 

 

La madrugada del miércoles parecía no terminar, por la ansiedad y los nervios que sentía el autor del proyecto. "A la noche cenamos y lo limpiamos. Hablo en plural porque siempre me acompañó Javier Darnay y también tuve la visita de veteranos de Malvinas, a quienes les pedí que colocaran una calcomanía en cada lado de la trompa para llevar a las islas a lo más alto, y en ese momento pensaba cómo saldría todo, calculaba medidas, dimensiones y tantas cosas que la cabeza no paraba", relató.

 

Cuando comenzó con los primeros planos del modelo cuatro plazas en ese salón ya sabía que el día que estuviese listo tendría que romper los ventanales que permitían ver los paisajes de la avenida. "Lógicamente lo sacamos sin alas. Hablé con un amigo que tiene una grúa y en cuanto le conté lo que sucedía no dudó ni un minuto en traer su camión hasta acá. Creo que esto no solo a mí me apasiona, sino a todos los que les gusta la aviación, y eso se demostró con los vecinos que vinieron a presenciar un momento único en nuestra ciudad", agregó Persa.

 

 

Es el tercer avión que se fabrica en la ciudad, pero el primero con capacidad para cuatro personas.

 

 

Todo estaba previsto para las 11, cuando llegó el vehículo. En la planta alta estaban Fernando y Javier, quienes, con guantes y todas las medidas de seguridad, colocaron el gancho de la grúa en la parte trasera del cuerpo de "Guor" (lleva ese nombre en homenaje a un cacique Ranquel), mientras las miradas expectantes de sus familiares, vecinos, amigos y de los medios de comunicación esperaban verlo bajar. Cuando estuvo suspendido en el aire, solo agarrado de una soga muy gruesa, todos comenzaron a aplaudir y a ovacionar a los hombres. Una vez en tierra firme, las cámaras de los celulares no descansaron, ya que quisieron tener un recuerdo con el primer ejemplar de cuatro plazas que salió por una ventana desde un primer piso. Minutos después se repitió el operativo para bajar cada una de las alas.

 

 

 

"Estoy muy feliz. Yo sueño con que en Villa Mercedes tengamos una fábrica de aviones, aunque es muy costoso. Hacerlo me llevó más de tres mil horas de trabajo y una gran inversión monetaria, pero ahora siento que todo ese sacrificio valió la pena. Es el tercero que hacemos, junto con Darnay, pero el primero que es para capacidad de cuatro personas y que fue construido en las alturas", dijo.

 

El cuerpo de "Guor" fue enganchado a una camioneta que lo trasladó al aeroclub, donde ensamblaron las alas nuevamente y empezaron con las pruebas del motor y de vuelo. "Ya pronto iniciará su vida en la aviación. Tengo algunas propuestas de interesados que quieren comprarlo, como pasó con los Piper que hicimos antes, y la verdad es que si quiero seguir fabricando, la única opción es venderlo, porque realmente se necesita mucho dinero", aseguró.

 

Comentá vos tambien...