22°SAN LUIS - Viernes 27 de Enero de 2023

22°SAN LUIS - Viernes 27 de Enero de 2023

EN VIVO

Cien días, miles de medidas y la guerra continúa

Por redacción
| 06 de junio de 2022

La invasión de tropas rusas a Ucrania comenzó el 24 de febrero de 2022 y al cumplirse 100 días, ya son seis los paquetes de sanciones que la Unión Europea le aplicó al Kremlin, sin sumar a sus otros aliados occidentales.

 

La nueva batería de sanciones contra Rusia adoptada por el bloque comunitario prohíbe, a partir de 2023, la “compra, importación o transferencia, directa o indirecta, de petróleo crudo o de productos petrolíferos, si son originarios de Rusia o se exportan desde Rusia".

 

Este embargo afecta al 90% del crudo que el bloque solía importar desde Rusia y no es completo porque cinco países obtendrán beneficios de diversas excepciones que han conseguido tras un mes de negociaciones lideradas por Hungría.

 

Las últimas sanciones impuestas son apenas un puñado de las más de 5.000 medidas excepcionales de las que, según European Dialogue, ha sido objeto el gobierno de Vladimir Putin por seguir adelante con lo que desde un principio ha denominado una “operación militar especial”.

 

Por otra parte, fueron congelados unos 300.000 millones de dólares de oro y reservas de divisas en Occidente y el tráfico aéreo en el país se redujo de 8,1 millones a 5,2 millones de pasajeros entre enero y marzo.

 

Rusia tiene más de 300.000 millones de dólares en oro y reservas internacionales congelados en Occidente.

 

Mientras tanto, Ucrania calcula que ha sufrido un golpe económico asombroso: el 35% de su Producto Interno Bruto (PIB) ha sido eliminado de un solo plumazo por la guerra. “Nuestras pérdidas directas hoy superan los 600.000 millones de dólares”, dijo recientemente Andriy Yermak, asesor de Volodimir Zelenski, presidente de Ucrania.

 

Ucrania es un importante productor agrícola y dice que no ha podido exportar unos 22 millones de toneladas de cereales. Culpa de la acumulación de envíos a los bloqueos rusos o a la captura de puertos claves.

 

Las consecuencias hoy impactan por todo el mundo, elevando aún más los costos de los bienes básicos que ya estaban en pleno apogeo en muchos lugares, producto de los rezagos en transporte que dejó la pandemia de COVID-19.

 

Los precios del petróleo crudo en Londres y Nueva York aumentaron entre un 20 por ciento y un 25 por ciento en el tiempo en que ha transcurrido la guerra, lo que resultó en precios más altos de los combustibles.

 

Pese a que los suministros energéticos ya registraban precios elevados desde que comenzó el año debido al encarecimiento de determinadas materias primas, la guerra no ha hecho más que agravar la situación.

 

Asimismo, la guerra en Ucrania desató un aumento inusitado de los precios de la canasta familiar en todo el mundo.

 

Los países en desarrollo están siendo presionados con especial fuerza por los costos más altos de los alimentos, el combustible y la financiación.

 

Todo ello en un escenario de inflación global, que castiga duramente a los más desfavorecidos del planeta.

 

Han pasado más de cien días, han sido aplicadas miles de medidas económicas, la guerra continúa y los problemas crecen.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementeos y a los clasificados web sin moverte de tu casa
Comentá vos tambien...