SAN LUIS - Martes 09 de Agosto de 2022

SAN LUIS - Martes 09 de Agosto de 2022

EN VIVO

Un vistazo necesario por otras realidades y luchas

La periodista feminista, pionera en temáticas de género, visitó la ciudad y presentó su documental "Cuerpos juzgados", que refleja el drama que viven las mujeres en El Salvador, un país donde el aborto está completamente penalizado.

Por redacción
| 17 de julio de 2022
Pionera. Carabajal una de las periodístas más importantes y referentes dentro del feminismo estuvo en San Luis. Foto: Inés Cobarrubia

Si se nombra a Mariana Carbajal entre las mujeres feministas se habla de una periodista pionera en temáticas de género que se animó a darle una vuelta completa a la prensa escrita. Desde 1991 publica notas sobre salud sexual y reproductiva, derechos de las mujeres y discriminación hacia minorías en Página 12. Es miembro de PAR (Periodistas de Argentina en Red. Por una comunicación no sexista), integra el Consejo Asesor Honorario del Observatorio de Género en la Justicia del Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires y es miembro honoraria de la Asociación Médica Argentina de Anticoncepción (Amada).

 

El viernes visitó la provincia junto con su nueva creación "Cuerpos juzgados", su primer documental que aborda las consecuencias de la criminalización absoluta del aborto en El Salvador y la lucha pionera y articulada de una colectiva feminista para liberar mujeres que han caído presas injustamente, acusadas de practicarse abortos y condenadas con penas que llegan a los 30 y 40 años de cárcel.

 

La presentación fue en el auditorio que se encuentra en la Estación de Interconexión Regional de Ómnibus (Ediro), donde además presenció una charla-debate organizada por la fundación Luminar, destinada a mujeres puntanas. Allí se habló sobre el tema que trata el documental y Carbajal las invitó a reflexionar sobre las consecuencias de la criminalización absoluta del aborto en el país de El Salvador, cómo se ponen en juego las libertades y la vida de las mujeres, entre otras temáticas alusivas.

 

 Compañera. Mariana viajó a El Salvador para entrevistar y empatizar.

 

 

3 testimonios son el esqueleto de "Cuerpos juzgados". Mariana Carbajal entrevista a Evelyn, Teodora y Cinthia que enfrentan emergencias obstétricas en un país donde la penalización del aborto es absoluta.

Rodado en febrero de 2020 en el país centroamericano, el film cobra más actualidad y sentido en este momento a la luz del inminente fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos que, se presume, derogará el derecho al aborto, después de cincuenta años, y dejará en manos de  los estados la decisión de restringir o prohibirlo. 

 

“Cuerpos juzgados” narra, a partir de las historias de Teodora, Cinthia y Evelyn, lo que les puede ocurrir a mujeres que enfrentan emergencias obstétricas en un país donde la penalización del aborto es absoluta, sin excepciones. 

 

Antes de encontrarse con las mujeres puntanas y debatir en una extensa tarde de cine y feminismo, Mariana charló con Tinta Violeta sobre las experiencias que le dejó la grabación del documental y su vinculación con el trabajo que realizó en El Salvador. También expresó su pensamiento sobre San Luis y su visión sobre los próximos encuentros de mujeres y disidencias que se desarrollarán en la provincia durante octubre y noviembre.

 

 

—Es tu primer trabajo como documentalista, ¿cómo te sentiste en ese rol?

 

—Sí, "Cuerpos juzgados" es mi primer documental. Hacerlo ha sido todo un camino de aprendizaje, dado que no tenía experiencia en el audiovisual. Ahora estoy empezando a trabajar en el desarrollo de un par de proyectos y espero conseguir los apoyos necesarios para seguir adelante.

 

 

—Personalmente, ¿cómo viviste la experiencia en El Salvador?

 

—Decidí viajar a El Salvador en momentos en que en Argentina avanzábamos a paso firme hacia la conquista de ese derecho, del derecho al aborto. A veces, estamos tan anestesiadas por la información que absorbemos día a día, que no tomamos dimensión de algunas noticias. Eso me pasó con El Salvador. Sabía que tenía una de las leyes más restrictivas del mundo en materia de aborto —está criminalizado siempre, sin excepciones—, pero no tenía idea real de las gravísimas consecuencias de esa legislación sobre la vida, la salud y la libertad de las mujeres en ese país, pequeño, del tamaño de la provincia de Tucumán, pero con una población de alrededor de seis millones y medio de habitantes.

 

Así como en la década del noventa empecé a informar sobre las consecuencias de la penalización del aborto en el país, cuando el tema no estaba presente en los medios, sentí la necesidad de amplificar las voces de las activistas salvadoreñas que vienen luchando contra esa ley tan injusta y que vulnera de forma tan terrible los derechos humanos de las mujeres, sobre todo de aquellas de sectores rurales, más pobres y vulnerables.

 

 

—Desde tu perspectiva, ¿qué podemos ver en "Cuerpos juzgados"?

 

—El documental amplifica las voces de quienes han sufrido la persecución del Estado luego de sufrir emergencias obstétricas, y que en lugar de recibir atención en hospitales han sido denunciadas por aborto y luego condenadas por homicidio agravado por el vínculos, apenas que pueden llegar a los 30 y 40 años de cárcel, y también de aquellas que buscan, a través de diferentes estrategias, desde el feminismo, cambiar esa realidad, y para que puedan recuperar su libertad.

 

 

—¿Quedaste en contacto con las mujeres de El Salvador para futuros encuentros o el seguimiento del tema?

 

—Seguimos en contacto, y pronto esperamos poder estrenar "Cuerpos juzgados" en El Salvador.

 

 

—¿Sentís que esta forma de documentar lo que pasa en otros lugares con el aborto es una forma de mostrar y romper barreras sobre lo que sucede en otros países? ¿Te gustaría o tenés planes de registrar otras realidades?

 

—Mi sueño es en algún momento poder viajar por Latinoamérica en una camioneta con una cámara para registrar y recuperar historias de mujeres y diversidades que luchan contra el extractivismo de sus cuerpos y sus territorios.

 

 

—Actualmente sos una referente del feminismo en Argentina, ¿cómo lo vivís vos en la actualidad?

 

—Afortunadamente hay muchas voces en los feminismos para escuchar, para leer. La mía puede ser una entre tantas.

 

 

—Tu llegada a San Luis es en un año tan significativo para nosotras, el mismo en que se realizará el próximo encuentro, ¿cómo pensás que debería prepararse la ciudad para recibir a las mujeres y disidencias? ¿Pensás que el encuentro debe ser plurinacional y disidente?

 

—Ojalá se pueda consensuar un solo Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis, Intersexuales, Bisexuales y No Binaries. Y que la ciudad lo reciba con sus brazos abiertos, entendiendo que se trata de una experiencia única en el mundo por concurrencia de participantes de todo el país, por su forma de transcurrir, en talleres, y por la riqueza de los intercambios de puntos de vista y experiencias diversas.

 

Redacción/MGE

 

Comentá vos tambien...