SAN LUIS - Martes 09 de Agosto de 2022

SAN LUIS - Martes 09 de Agosto de 2022

EN VIVO

Diciendo y haciendo

Indudablemente nos encontramos viviendo un cambio de época. O al menos, en una época de cambios. Desde estas páginas nos hemos referido en numerosas ocasiones a algunos de los elementos centrales de este proceso, asociado al ingreso de la sociedad mundial a la era de la información y a las profundas reconfiguraciones económicas, sociales y culturales que se disparan con este nuevo paso de la humanidad. Transformaciones que, como también hemos sostenido en este espacio, implican un verdadero desafío no solo para las reglas e instituciones con las que ordenamos nuestra vida en comunidad, sino también para las prácticas políticas que las subyacen.

 

Y es que estos son, sin duda, tiempos de transformaciones. La dinámica de nuestra vida en sociedad cambia. Y también es tiempo de que cambie la política. Un cambio que no sea de nombres, sino de valores. De prácticas, de hábitos y costumbres de quienes de alguna manera tenemos la enorme responsabilidad de haber sido elegidos por nuestros vecinos y vecinas para legislar y para desarrollar políticas públicas. Para atender a las necesidades de la comunidad y construir desarrollo.

 

En muchos campos, estas transformaciones ya se están produciendo. Un ejemplo virtuoso es lo sucedido esta semana en San Luis, con la firma del convenio de colaboración entre la Cámara de Diputados de la Provincia en la persona de su presidenta Silvia Sosa Araujo y la ONG Grooming Argentina. Primerísima acción, real y concreta, en pos de los objetivos del Plan de Ciberseguridad, aprobado hace 22 días en la Cámara de Diputados, en tratamiento en este momento en Senadores. Un convenio que permitirá el desarrollo de acciones de sensibilización y prevención del “delito de mayor gravedad de este siglo en materia digital hacia los niños, niñas y adolescentes”, como lo definió Hernán Navarro, fundador de la ONG en su visita a San Luis.

 

Dicho de manera muy sencilla, el grooming es el acoso sexual en internet a niños, niñas y adolescentes por parte de personas adultas. Una amenaza real presente en el ciberespacio, que creció un 200% durante la pandemia y que ataca directamente a uno de los eslabones más vulnerables de nuestra comunidad.  Grooming Argentina en su informe situacional, detecta que “6 de cada 10 niños, niñas y adolescentes entre los 9 y los 17 años habla con desconocidos por internet” y “4 de cada 10 adolescentes de entre los 14 y los 17 años recibió contenido de índole sexual en sus redes sociales”. Es en quienes pensábamos cuando escribíamos, debatíamos e impulsábamos la aprobación por ley del Plan de Ciberseguridad. Eran —también— estas acciones las que pretendíamos desarrollar al escuchar a los especialistas en comisión y al buscar los consensos necesarios para que la ley se aprobara.

 

Era en estas acciones en las que ya trabajábamos, mientras algunas cabezas fabricaban motivos para oponerse y algunas voces nos decían que “con la aprobación de una ley no alcanza”. Hace 22 días que el Plan Provincial de Ciberseguridad obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados. Y aunque todavía falta para su sanción definitiva, el pasado lunes, iniciamos su puesta en marcha: la promoción de campañas de sensibilización pública trabajando junto a Grooming Argentina. Diciendo y haciendo, como entiendo que debe ser la nueva política. O incluso, diciendo menos y haciendo más.

 

Uno de los tres grandes pilares del Plan Provincial de Ciberseguridad se asienta en la promoción de campañas de concientización, que fomenten las buenas prácticas en el ciberespacio. Las tecnologías de la información y la comunicación (TICs) representan un elemento clave en la nueva vida en sociedad, pero en muchos casos desconocemos cuáles son esas buenas prácticas. Cosas simples y sencillas como los datos personales que ponemos en nuestras redes sociales, o información que compartimos en sitios de internet, conllevan un potencial peligro para quienes no tienen formación en el tema.

 

Esto lo dijimos al fundamentar el plan. Y esta semana, pasamos de decir a hacer. Por eso, como representante del pueblo puntano, no puedo dejar de sentir orgullo por lo ocurrido esta semana. Por eso, hoy es un día ganado. Porque la firma del Convenio entre Grooming Argentina y la Cámara de Diputados es un paso más hacia ese mundo sin abusos digitales que venimos construyendo. En los próximos días, se avanzará con el dictado de talleres para prevenir el grooming en miles de niños, niñas y adolescentes de entre 9 y 17 años, como también a adultos pensando que es una problemática que demanda trabajo mancomunado y para erradicarla necesitamos intervenir desde diferentes aristas.

 

El cambio está sucediendo. Y no es de nombres, sino de prácticas. De decir y a continuación hacer. Porque decir siempre es fácil, pero lo difícil es hacer, construir, transformar. De aquel que sueña y que traza los pasos para llegar a hacerlo realidad. De aquel que se preocupa hoy por los temas del futuro.

 

Temas de nota:

Comentá vos tambien...