SAN LUIS - Martes 09 de Agosto de 2022

SAN LUIS - Martes 09 de Agosto de 2022

EN VIVO

El frío y las bebidas

La temporada otoño-invierno de este 2022 se presenta con temperaturas bajas, algunos días nublados e incluso lluviosos, bien dignos y representativos de esta época del año. Están los del team verano que rezongan durante esos días y los del team invierno, equipo que con los años me siento cada día más representado.

 

Pero sean del team que sean, de manera casi inconsciente y automática, las bajas temperaturas hacen cambiar nuestros hábitos. Nos quedamos un ratito más en la cálida cama cada mañana, queremos volver a nuestro hogar más rápido de lo habitual, salimos menos de noche; pero a pesar de todas esas costumbres modificadas hay otra que es de vital importancia para nosotros, y es nuestra alimentación, que se ve muy transformada según la estación del año.

 

En otoño-invierno aumentamos el consumo de comidas con alto contenido graso y calórico, que son consumidas calientes o mínimamente templadas. Dejamos un poco de lado las ensaladas, frutas, alimentos crudos y comidas frescas para darles lugar a la olla con guisos, estofados y sopas. ¿Y quién no se ha tentado por las noches con un chocolate?

 

De la misma forma que el frío modifica nuestra dieta, también modifica nuestras decisiones al momento de optar por consumir una bebida.

 

Es sabido que durante el período más frío del año disminuimos la ingesta de cervezas y bebidas refrescantes; esto se debe a que nuestro cuerpo busca ingerir alimentos o bebidas que nos otorguen calor y no que nos lo quiten.

 

Debido a eso, durante esta época estival aumenta el consumo de mate, café, té y otras infusiones, además del aumento de bebidas con mayor graduación alcohólica, destilados y bebidas espirituosas como whiskies, vodka, grapa, licores y obviamente hay un incremento en el consumo de nuestra bebida nacional, el vino.

 

Dentro de ese mundo, también se ve reflejada una diferencia de consumo con respecto a los meses cálidos; dejamos de tomar vinos blancos, rosados y espumosos para tender a beber vinos tintos con más cuerpo y que se consumen a temperaturas más elevadas (14 °C - 18 °C). Por tal motivo, muchos comercios del rubro, ya sean vinotecas, pero principalmente los restaurantes, efectúan o deberían hacer modificaciones en su carta de bebidas para así satisfacer esas demandas puntuales.

 

El vino, una de las bebidas más nobles y versátiles que existen, nos permite disfrutar de él durante todo el invierno, para acompañar las comidas del frío y poder jugar con varias opciones al momento del maridaje o simplemente disfrutarlo solo o con alguna golosina.

 

No tenemos que olvidarnos que existe un grupo de vinos denominados vinos especiales o generosos. Dentro de esta clasificación encontramos los vinos que poseen una alta graduación alcohólica, muchas veces dulces, aunque a veces no, como lo son jerez, el oporto o el mistela.

 

Para los más audaces se puede jugar con coctelería de vino y utilizar alguna bebida destilada para potenciarlos, e incluso hasta se podría elaborar el famoso Glühwein, muy popular en las navidades septentrionales: simplemente es vino tinto caliente, endulzado ya sea con azúcar o miel y aromatizado con cáscaras de cítricos, hierbas, especias y frutas.

 

Temas de nota:

Comentá vos tambien...