SAN LUIS - Lunes 20 de Mayo de 2024

SAN LUIS - Lunes 20 de Mayo de 2024

EN VIVO

Piden penas leves para los acusados de matar al policía Diego Gatica

El principal responsable sería condenado a 13 años de cárcel y sus compañeros a 3 años en suspenso. Es un juicio abreviado.

Por redacción
| 22 de abril de 2024
La madre, de buzo azul, con una angustia eterna. Foto: Lautaro Sánchez.

A pesar de que prestaron su consentimiento formal para que el acuerdo de juicio abreviado sea válido, en las palabras finales de Carina Ledesma y su hija se filtró la desazón y la bronca por el desenlace del juicio contra los tres acusados por el homicidio de su hijo, Diego Gatica, quien prestaba servicio en la Policía de la Provincia. El convenio entre las partes resultó en una pena de 13 años de prisión para Lautaro Cruz, el único acusado juzgado como mayor, mientras que los otros dos, Maycol Bustos y Alexis Cuello Morán, acordaron penas de tres años de encierro, pero en suspenso. Cruz fue trasladado a Pampa de Las Salinas, donde cumple una condena por el ataque a otro policía, mientras que Bustos y Cuello Morán se retiraron del Poder Judicial en libertad.

 

A mitad de la semana pasada ya había trascendido que la fiscal de Juicio 1, Virginia Palacios, se inclinaría por abreviar el proceso a pesar de que Ledesma había manifestado que la causa por la muerte en ocasión de robo no debía ser “tratada como un número de expediente”. Por ello fue que antes de dar inicio formal al debate, Palacios propuso el acuerdo ante el tribunal conformado por José Luis Flores, como presidente, y Ariel Parrillis y Karina Lucero Alfonzo, como vocales.

 

En la audiencia de este lunes, que comenzó tres horas más tarde de lo estipulado porque el principal imputado se negaba a abandonar su celda de la cárcel de La Botija, Palacios expuso frente al tribunal su teoría del caso al tiempo que enumeró los elementos que conformaron la plataforma probatoria del hecho. En su presentación, que se desarrolló por más de una hora y media, la fiscal relató los momentos previos y posteriores al ataque y detalló el acuerdo de los tres imputados y los tres menores no punibles por robar.

 

La fiscal mencionó que el 5 de septiembre de 2022, alrededor de las 19:30, Gatica circulaba en su bicicleta por la avenida Eva Perón a la altura del barrio Tibiletti y fue sorprendido por un grupo de jóvenes, entre los que se encontraban menores de edad, quienes lo interceptaron, le pegaron en la cabeza con una piedra, lo tiraron al piso y le sustrajeron la bici blanca marca Venzo y sus zapatillas.

 

El Ministerio Público Fiscal sostuvo que las personas que estaban en ese grupo eran T.L., M.A. y M.B. (los tres menores inimputables), junto a Cuello Morán, Bustos (también menores, pero punibles) y Cruz. “M.B. tenía una bicicleta que quería vender. T.L. lo pone en contacto con Cruz, por lo que coordinan juntarse a las 18 del 5 de septiembre en la salida trasera del supermercado que ahora se llama Changomás. M.B. llega al lugar acompañado de su primo. También estaban los adolescentes T.L. y Cuello Morán. Todo el grupo, según se constata en las cámaras de seguridad del lugar, se va caminando hasta el puente Virgen de Luján”, dijo la fiscal.

 

Allí comenzaron a planear robos a los ciclistas que pasaban por el Corredor Vial. “Cuando advierten que viene un ciclista, en este caso era Diego Gatica, uno de los jóvenes, Lautaro Cruz, toma la bicicleta que habían llevado y hace un ademán de tirársela a la víctima con el objetivo de desestabilizar su circulación. Luego, T.L. lanza una patada que Gatica logra esquivar y es finalmente M.A. quien le arroja una piedra a la cabeza de Gatica. Este impacto fractura su cráneo y cae inconsciente al asfalto”, describió.

 

De acuerdo al relato de la fiscal, Cruz abandonó el lugar y dos de los menores robaron la bicicleta y las zapatillas. Inmediatamente se fueron al barrio Tibiletti, donde escondieron el rodado en la iglesia del barrio. M.B. y Cuello Morán los ayudaron y luego corrieron a esconderse a sus domicilios.

 

Gatica murió seis días después en el Hospital Central "Ramón Carrillo" a causa de una falla multiorgánica, consecuencia de un traumatismo grave de cráneo.

 

Si bien el pedido de pena con el que habían llegado los imputados era de 25 años de cárcel para Cruz y de 5 para los juzgados bajo el régimen penal juvenil, la Fiscalía de Juicio desistió de tal pretensión y justificó su decisión en el caso de Cuello Morán y Bustos en que ambos fueron partícipes secundarios. Respecto de Cruz, consideró que 13 años eran correspondientes, ya que en la causa Claudio Leyes, de índole similar a la de Gatica, el principal imputado fue condenado a 13 años de cárcel. “Las penas tienen que ser proporcionales”, argumentó.

 

Dentro de todos los indicios y elementos que luego fueron aceptados como prueba, la fiscal Palacios mencionó 25 entrevistas testimoniales, 43 peritajes telefónicos, imágenes de cámaras de seguridad, la autopsia y elementos secuestrados en diferentes allanamientos. Sobre todo eso se asentó su teoría.

 

Si bien los particulares damnificados prestaron su acuerdo para que el juicio fuera abreviado y aceptaron las penas propuestas por la fiscalía, su representante legal, Rafael Berruezo, se refirió a la instrucción de la causa en duros términos. “Si la fiscal instructora (María del Valle Durán) hubiera aceptado incorporar la prueba que nosotros pedimos, hoy la situación sería diferente”, dijo. Es que él y la familia de Diego sostienen que no fue una víctima azarosa, sino que los imputados sabían que era policía y que por eso actuaron brutalmente.

 

Previamente, Cruz, Cuello Morán y Bustos habían manifestado su consentimiento al proceso. Los tres contestaron con monosílabos afirmativos cuando el presidente del tribunal les preguntó si estaban de acuerdo con el relato de los hechos que hizo la fiscal y si aceptaban haber sido partícipes de los mismos y también admitieron los montos de las penas que deberán cumplir.

 

La fiscal solicitó que  Lautaro Cruz sea declarado reincidente, ya que cumple una condena por el ataque a un comisario en diciembre de 2020. Por esa causa acordó una pena de tres años y medio de cárcel.

Pero ninguno de los tres se dirigió a la madre ni a la hermana de la víctima. No pidieron disculpas ni se mostraron arrepentidos, a pesar de que la resignación de madre e hija dieron lugar a que las condenas sean más leves de las que pretendían. Las defensas, llevadas adelante por Ramiro Rubio y Marcos Juárez, en el caso de Cuello Morán; por Héctor Zabala Agüero, en el caso de Bustos; y por la defensora oficial Penal Cecilia Cabello por Cruz, solo se remitieron a convalidar la versión de la fiscal.

 

Un momento conmovedor se vivió cuando Ledesma y su hija hablaron ante el tribunal. Ambas, a regañadientes, consintieron el acuerdo. Pero Ana Inés Gatica, hermana de Diego, no se dirigió al tribunal ni a los imputados, ni siquiera le habló a la sociedad. Sus palabras fueron para su hermano: “Te hubiese regalado parte de mi tiempo”. Carina solo pudo referirse a la indolencia de los imputados y que las madres de los dos imputados que quedaron en libertad podrán pasar tiempo con sus hijos: “Yo hace 19 meses no lo puedo ver más”, alcanzó a decir antes de ser invadida por un ataque de nervios que la dejó tendida en una de las bancas de la sala de juicios.

 

Ahora, solo resta que el tribunal homologue el acuerdo para que las penas a los tres implicados queden firmes.

 

Redacción

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo