eldiariodelarepublica.com
Cierre de una panadería: el gremio pide una indemnización

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Cierre de una panadería: el gremio pide una indemnización


Los trabajadores abandonados a su suerte por los propietarios de la panadería Crocantes de Illia y Chacabuco se reunieron el miércoles con dirigentes del Sindicato de Panaderos (Fauppa) para definir cómo seguirá su reclamo luego de que los dueños cerraran el comercio y dejaran en la calle a 27 obreros. 
Por ahora no hubo respuestas de los empresarios y el gremio adelantó sus pasos a seguir. "Queremos una respuesta por el pedido de indemnización. Elevaremos un pedido de audiencia en Relaciones Laborales para destrabar el conflicto", dijo el delegado normalizador del gremio Panaderos, Darío Martinelli. "Ya pedimos una medida cautelar para que no muevan las máquinas. Esperamos que la Justicia responda", remarcó.
Luego de que los panaderos y personal de atención al público no permitieran que fleteros enviados por los dueños retiraran del local hornos y mostradores, funcionarios del Programa Relaciones Laborales realizaron una inspección, constataron la situación y convocaron al dueño a una audiencia. No asistió.


Desmentida
 El contador Lucas Jesús Soria desmintió, mediante una carta, ser propietario o socio de los dueños de la firma Lucas SRL, propietaria de la panadería Crocantes. "No soy dueño, ni socio y no tengo relación comercial alguna con la firma. He remitido una carta documento al sindicato que agrupa al personal de esa panadería con esta aclaración y también lo hice con el delegado de esa entidad en la ciudad", indica el texto. "Ignoro las causales por las que personas desconocidas escribieron las paredes colindantes con mi nombre y apellido", escribió en la carta Soria. 


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Cierre de una panadería: el gremio pide una indemnización

Los empleados dicen que no les avisaron de la clausura. Piden una indemnización o que reabran el local. | Martín Gómez

Los trabajadores abandonados a su suerte por los propietarios de la panadería Crocantes de Illia y Chacabuco se reunieron el miércoles con dirigentes del Sindicato de Panaderos (Fauppa) para definir cómo seguirá su reclamo luego de que los dueños cerraran el comercio y dejaran en la calle a 27 obreros. 
Por ahora no hubo respuestas de los empresarios y el gremio adelantó sus pasos a seguir. "Queremos una respuesta por el pedido de indemnización. Elevaremos un pedido de audiencia en Relaciones Laborales para destrabar el conflicto", dijo el delegado normalizador del gremio Panaderos, Darío Martinelli. "Ya pedimos una medida cautelar para que no muevan las máquinas. Esperamos que la Justicia responda", remarcó.
Luego de que los panaderos y personal de atención al público no permitieran que fleteros enviados por los dueños retiraran del local hornos y mostradores, funcionarios del Programa Relaciones Laborales realizaron una inspección, constataron la situación y convocaron al dueño a una audiencia. No asistió.


Desmentida
 El contador Lucas Jesús Soria desmintió, mediante una carta, ser propietario o socio de los dueños de la firma Lucas SRL, propietaria de la panadería Crocantes. "No soy dueño, ni socio y no tengo relación comercial alguna con la firma. He remitido una carta documento al sindicato que agrupa al personal de esa panadería con esta aclaración y también lo hice con el delegado de esa entidad en la ciudad", indica el texto. "Ignoro las causales por las que personas desconocidas escribieron las paredes colindantes con mi nombre y apellido", escribió en la carta Soria. 


Logín