23°SAN LUIS - Viernes 02 de Diciembre de 2022

23°SAN LUIS - Viernes 02 de Diciembre de 2022

EN VIVO

Este año pidieron ayuda 108 mujeres víctimas de violencia

Por redacción
| 24 de noviembre de 2015
Prevención. Todavía es importante la cantidad de mujeres que sufre la violencia intrafamiliar.

En lo que va del año el Subprograma Mujer y Comunidad atendió a 108 mujeres que acudieron por primera vez para solicitar ayuda por ser víctimas de violencia doméstica que en su mayoría fueron derivadas por Juzgados de Familia. De ese total, 71 realizó una denuncia contra su agresor y el tipo de maltrato que más casos sumó fue la física y psicológica con el 31 por ciento. En el mismo período el Gabinete Psicosocial y Jurídico realizó además 1.206 prestaciones a diferentes personas que buscaron contención por este flagelo.

 


Mañana se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y la jefa del Subprograma Mujer y Comunidad, Cristina Bustos Fara, señaló que “para nosotros es una jornada más para sumar en la lucha y el compromiso que tenemos con la no violencia hacia la mujer y para llegar hasta esos lugares donde no habíamos llegado con nuestro mensaje todavía. También es una fecha para salir a la comunidad y decirles que no debemos olvidar que hay mujeres que han muerto por esta causa y sobre todo informarles a dónde pueden pedir ayuda si están en esa situación”.

 


Según Bustos Fara “estos datos que relevamos cada año no hacen más que visibilizar la situación de violencia, esto está a la orden del día porque las mujeres van perdiendo el miedo a denunciar. Pero estas situaciones han estado encubiertas en cada núcleo familiar y como ahora se animan a contarlo, entonces tenemos más registro y sobre todo de las diferentes formas de ejercer esa violencia. Hace diez años las mujeres pedían ayuda cuando ya las habían golpeado pero no detectaban la violencia psicológica, ahora llegan más porque sienten esta forma a veces sutil y otras explícita de maltrato”.

 


Mañana parte del equipo del Subprograma estará en el Centro de Salud del barrio 1º de Mayo para informar a la gente y al cuerpo médico asistencial sobre los lugares donde pueden pedir ayuda las víctimas de violencia doméstica y sus familiares. “Porque tenemos que llegar antes de que sucedan estos episodios para que no se re victimice a la persona y para que sepa rápidamente a dónde tiene que acudir para que no transite por diferentes instituciones contando su dolor”, anunció la psicóloga.

 


Otra actividad que se han propuesto para esta fecha es capacitar a todos los agentes públicos del Edificio Administrativo de Ayacucho 947 en el protocolo de asistencia a la víctima de violencia. “Al menos un referente por oficina va a participar de esta charla para que sepan quiénes somos los que trabajamos en el Subprograma y cuál es nuestra función. Y haremos lo mismo con los alumnos del Plan PIE de El Volcán que nos pidieron ser capacitados y vamos a cumplir con esa promesa”, indicó.

 


Bustos Fara destacó que un importante aporte que logró el gabinete Psicosocial y Jurídico del Subprograma comenzó en mayo de este año con las charlas denominadas “Noviazgo violento”. Esta capacitación estuvo destinada a adolescentes de 32 escuelas públicas y privadas de la provincia; que hasta el mes de noviembre involucró un total de 3.200 jóvenes en cada taller.” El objetivo es generar una reflexión en torno a las formas en las que socialmente se transmiten a mujeres y varones actitudes acordes a los estereotipos de género imperantes, donde se reproducen una cultura que tolera distintas forma de discriminación y violencia. Se trabaja sobre la desnaturalización de estos roles y luego abordamos la violencia en la relación al noviazgos con base en la construcción de vínculos sanos”, explicó la funcionaria.

 


También destacó que “para sumar eficiencia en la intervención en relación a la protección de víctimas de violencia familiar, el Subprograma Mujer y Comunidad, lleva entregados 33 botones anti-pánico y realiza el correspondiente seguimiento”. Si bien admitió que todavía hay mucho por mejorar en este aspecto, aseguró que “este dispositivo, bien usado, puede salvar una vida. Puede ser que algunas veces se activa y es una falsa alarma, bueno que suerte que no pasó nada. Pero si lo lleva encima nosotros consideramos que es una herramienta que viene a ayudarlas”.

 


Comentá vos tambien...