12.3°SAN LUIS - Sabado 26 de Septiembre de 2020

12.3°SAN LUIS - Sabado 26 de Septiembre de 2020

EN VIVO

Cambio climático: el enemigo de la humanidad

Por redacción
| 03 de junio de 2017
Una foto comparativa del Parque nacional de Los Glaciares. La foto superior fue tomada en 1928, la de abajo en 2004. Foto: Greenpeace/NA

Desde la revolución industrial (1760-1840) hasta hoy, en el planeta la quema de combustibles fósiles como petróleo, carbón y gas que se usan para producir energía, generó la liberación de gases de efecto invernadero (CO2) a la atmósfera; lo que hizo aumentar la temperatura de la Tierra y provocó una distorsión en el sistema climático global. La situación es tan grave que el año pasado fue el más caluroso desde que se tienen registros, según lo reveló el informe presentado por la Agencia Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

 


La temperatura promedio en 2016 fue de 13°9 grados, es decir unos 4 centígrados más que durante 2015, que a su vez había batido el récord de 2014. Ese fue el máximo nivel desde que comenzaron los registros en 1880 y este fenómeno se detectó particularmente en el este de Rusia, el extremo oeste de Canadá, la costa atlántica de Estados Unidos, en la mayoría de América Central y el norte de América del Sur. Pero también en África Occidental, el sur de Asia y varias regiones de Australia.

 


Aunque los científicos trabajan hace más de medio siglo para concientizar a la población y a sus dirigentes políticos sobre las catástrofes naturales que provoca el cambio climático, a través de organismos internacionales como Naciones Unidas, todavía no se han podido acordar políticas comunes para mitigar estos daños y mucho menos prevenir los futuros.

 


Estos cambios ya modificaron la economía mundial, la salud de la población y la organización de las comunidades que han entrado en crisis humanitarias como la de los refugiados. Los especialistas continúan con sus advertencias de que si no se le pone un freno ahora, los resultados probablemente sean más desastrosos porque si la Tierra continúa su calentamiento, algunas de estas alteraciones se producirán indefectiblemente: el nivel del mar ascenderá debido a que los glaciares y el hielo marino se derrite con mayor velocidad, lo que provoca que las ciudades de las costas sufran más inundaciones y en los lugares en los que normalmente llueve o nieva mucho, se calienten.

 


Incluso algunos lagos y ríos podrían perder su volumen, esto provocará más sequías y eso generará dificultados  para cultivar. Habrá menos agua disponible para la agricultura, la producción de comida y beber. Muchas plantas y animales se extinguirían, pero algo ya es seguro: los huracanes, tornados y tormentas que se producen por los cambios de temperatura y evaporación de agua, se dan con mayor regularidad.

 


Mañana el informe completo, que incluye además entrevistas a especialistas locales, la opinión de los ministros de Medio Ambiente, Campo y Producción, Cristian Moleker y de Ciencia y Tecnología, Alicia Bañuelos, la situación de nivel nacional e internacional e infografías del fenómeno. 

 


Comentá vos tambien...