eldiariodelarepublica.com
La marihuana es aún la droga más vendida en la provincia

Escuchá acá la 90.9
X

La marihuana es aún la droga más vendida en la provincia

El Ministerio de Seguridad dio a conocer las cifras de sustancias incautadas en el último semestre.

Según un relevamiento que dio a conocer el Ministerio de Seguridad, a través de la directora general de Lucha Contra el Narcotráfico, comisario mayor Andrea Cura, en la provincia la tenencia, la comercialización y el almacenamiento de drogas está liderado, en cuanto a cantidades, por la marihuana.

El informe indica que desde julio hasta principios de diciembre personal de Lucha Contra el Narcotráfico, bajo las directivas del juzgado Federal de San Luis y del fiscal federal de instrucción, Cristian Rachid, ha logrado secuestrar 11 kilos y 711 gramos de marihuana; 7 kilos y 468 gramos de cocaína; 51 plantas de cannabis; 1.108 semillas de la misma especie y 19 dosis de ácido lisérgico o LSD.

La cantidad de marihuana incautada en este semestre está valuado en 1.170.000 pesos y los cigarrillos de la misma sustancia –los “porros”–, en 5.700 pesos, vendidos al narcomenudeo. La cocaína ronda los 14 millones y el LSD, los 13.300 pesos.

Cura explicó que la marihuana es la sustancia mayormente comercializada en la provincia dado que su costo es mucho menor en comparación con la cocaína.

“Por ejemplo, dos cigarrillos de cannabis cuestan cien pesos mientras que el gramo de cocaína ronda entre los 800 y mil pesos”, señaló.

En estos seis meses, durante operativos antidrogas, detuvieron a 273 personas por tenencia de estupefacientes. De ellas, 250 eran mayores y 23 eran menores, según detalla el informe.

En tanto, los detenidos bajo la imputación de tráfico de drogas fueron 36. Todos permanecen alojados en el Servicio Penitenciario Provincial, a la espera del juicio oral.

La directora general de Lucha Contra el Narcotráfico agregó que donde más se practica el narcomenudeo es en los barrios de las dos principales ciudades de la provincia, San Luis y Villa Mercedes.

Dijo que las investigaciones por infracción a la Ley de Estupefacientes son dispuestas en primera instancia por el juzgado federal San Luis y se realizan como mínimo durante tres meses, pero pueden extenderse, estimativamente, hasta un máximo de dos años y medio.

La comisario mayor contó que los narcos instalados en la provincia manejan pocas cantidades de sustancias para tener una chance, en el caso de ser investigados y sorprendidos por la Policía, mediante  allanamientos “sorpresa”, de pelear, ante la Justicia, por una acusación más leve.

“La primera vez pueden tener pocas cantidades y así recibir el menor peso de la Justicia. Pero en la segunda ocasión, por más que tengan pocos montos, puede recaer en ellos un mayor peso penal”, aseguró.

Cómo comprobar el delito

El juzgado Federal libra un oficio para investigar al imputado por al menos tres meses. "Le realizamos seguimientos, interceptaciones, hacemos vistas fotográficas y filmaciones para comprobar el rol que cumple y las tareas que realiza. Una vez que eso se comprueba nos dan las órdenes de allanamiento", especificó Cura.

Luego, si la Justicia Federal lo cree necesario, los efectivos realizan, por ejemplo, escuchas telefónicas e interceptación de redes sociales como Facebok e Instagram para recabar más pruebas contra el imputado.

Actualmente la dirección general de Lucha Contra el Narcotráfico cuenta con más de cien efectivos.

Además, cuentan con equipamientos como vehículos no identificables, sistema de cámaras y un escáner.

También muchas veces los investigadores que van a hacer un procedimiento solicita la colaboración del grupo especial COAR para evitar el "descarte de las sustancias" por parte de los imputados.

“Es fácil descartarse de las drogas, por eso sí o sí debemos utilizar siempre el factor sorpresa para irrumpir en los domicilios allanados”, resaltó Cura.

Otras veces piden apoyo de la División Criminalística para realizar las pericias, y de Delitos Informáticos, que cuenta con efectivos especializados para intervenir los celulares,  computadoras y demás dispositivos secuestrados.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

La marihuana es aún la droga más vendida en la provincia

El Ministerio de Seguridad dio a conocer las cifras de sustancias incautadas en el último semestre.

Según un relevamiento que dio a conocer el Ministerio de Seguridad, a través de la directora general de Lucha Contra el Narcotráfico, comisario mayor Andrea Cura, en la provincia la tenencia, la comercialización y el almacenamiento de drogas está liderado, en cuanto a cantidades, por la marihuana.

El informe indica que desde julio hasta principios de diciembre personal de Lucha Contra el Narcotráfico, bajo las directivas del juzgado Federal de San Luis y del fiscal federal de instrucción, Cristian Rachid, ha logrado secuestrar 11 kilos y 711 gramos de marihuana; 7 kilos y 468 gramos de cocaína; 51 plantas de cannabis; 1.108 semillas de la misma especie y 19 dosis de ácido lisérgico o LSD.

La cantidad de marihuana incautada en este semestre está valuado en 1.170.000 pesos y los cigarrillos de la misma sustancia –los “porros”–, en 5.700 pesos, vendidos al narcomenudeo. La cocaína ronda los 14 millones y el LSD, los 13.300 pesos.

Cura explicó que la marihuana es la sustancia mayormente comercializada en la provincia dado que su costo es mucho menor en comparación con la cocaína.

“Por ejemplo, dos cigarrillos de cannabis cuestan cien pesos mientras que el gramo de cocaína ronda entre los 800 y mil pesos”, señaló.

En estos seis meses, durante operativos antidrogas, detuvieron a 273 personas por tenencia de estupefacientes. De ellas, 250 eran mayores y 23 eran menores, según detalla el informe.

En tanto, los detenidos bajo la imputación de tráfico de drogas fueron 36. Todos permanecen alojados en el Servicio Penitenciario Provincial, a la espera del juicio oral.

La directora general de Lucha Contra el Narcotráfico agregó que donde más se practica el narcomenudeo es en los barrios de las dos principales ciudades de la provincia, San Luis y Villa Mercedes.

Dijo que las investigaciones por infracción a la Ley de Estupefacientes son dispuestas en primera instancia por el juzgado federal San Luis y se realizan como mínimo durante tres meses, pero pueden extenderse, estimativamente, hasta un máximo de dos años y medio.

La comisario mayor contó que los narcos instalados en la provincia manejan pocas cantidades de sustancias para tener una chance, en el caso de ser investigados y sorprendidos por la Policía, mediante  allanamientos “sorpresa”, de pelear, ante la Justicia, por una acusación más leve.

“La primera vez pueden tener pocas cantidades y así recibir el menor peso de la Justicia. Pero en la segunda ocasión, por más que tengan pocos montos, puede recaer en ellos un mayor peso penal”, aseguró.

Cómo comprobar el delito

El juzgado Federal libra un oficio para investigar al imputado por al menos tres meses. "Le realizamos seguimientos, interceptaciones, hacemos vistas fotográficas y filmaciones para comprobar el rol que cumple y las tareas que realiza. Una vez que eso se comprueba nos dan las órdenes de allanamiento", especificó Cura.

Luego, si la Justicia Federal lo cree necesario, los efectivos realizan, por ejemplo, escuchas telefónicas e interceptación de redes sociales como Facebok e Instagram para recabar más pruebas contra el imputado.

Actualmente la dirección general de Lucha Contra el Narcotráfico cuenta con más de cien efectivos.

Además, cuentan con equipamientos como vehículos no identificables, sistema de cámaras y un escáner.

También muchas veces los investigadores que van a hacer un procedimiento solicita la colaboración del grupo especial COAR para evitar el "descarte de las sustancias" por parte de los imputados.

“Es fácil descartarse de las drogas, por eso sí o sí debemos utilizar siempre el factor sorpresa para irrumpir en los domicilios allanados”, resaltó Cura.

Otras veces piden apoyo de la División Criminalística para realizar las pericias, y de Delitos Informáticos, que cuenta con efectivos especializados para intervenir los celulares,  computadoras y demás dispositivos secuestrados.

Logín