eldiariodelarepublica.com
Creen que los docentes acusados de abuso podrían integrar una red de pedofilia

Escuchá acá la 90.9
X

Creen que los docentes acusados de abuso podrían integrar una red de pedofilia

La abogada de una de las familias recordó que en el allanamiento al profesor de música le encontraron fotos obscenas que involucran a menores.

Son imágenes terribles, que todavía no podemos entender como el juez las desestimó", manifestó Micaela Eguinoa, abogada de una de las familias que denunció a un docente del colegio San Buenaventura por supuestos abusos sexuales. Tal como lo expuso en diciembre en este matutino, la letrada sostuvo que en el allanamiento que hicieron en el domicilio del profesor de música, habrían encontrado fotos obscenas que involucran a menores. También insistió que tanto el acusado, como el profesor de catequesis -un segundo sospechoso- podrían ser parte de una red de pedofilia. 
Eguinoa contó que durante la primera requisa que ordenó la justicia el año pasado, encontraron cuatro celulares y cuatro computadoras. "El juez mandó a peritar todo lo que eran fotos y videos, nada de Facebook, ni Menssenger o Whatsapp. De lo poco que buscaron lograron dar con fotografías de niños muy menores de edad teniendo relaciones sexuales o masturbándose. Nosotros desconocemos si los niños que aparecen en las fotografías son alumnos del San Buenaventura pero aún así, se descartó esa posibilidad. El juez ni conoce la cara de los chicos, cómo sabe que no son ellos", enfatizó. 
La abogada añadió que el juez  Alfredo Cuello dijo por anticipado que "las fotos no tienen nada que ver con lo que se está investigando. Es decir, pueden llegar a determinar que puede ser un pedófilo pero no que esté involucrado en este delito", recriminó Eguinoa. 
"Para nosotros es una barbaridad todo lo que dice el juez porque nos parece muy indicativo que si una persona está sospechada de un delito de este tipo y se le encuentra material pornográfico, y encima casero porque no eran de ninguna página de internet, eran fotos sacadas desde un celular, no se tenga en cuenta nada. Las imágenes eran fuertísimas y sin embargo pasaron desapercibidas", manifestó. 
En cuanto a las sospechas de que ambos docentes integren una red de pedofilia, la letrada mantuvo que la cantidad de teléfonos secuestrados a ambos docentes son el mayor indicador. "Los elementos informáticos son determinantes para estas sospechas. Ninguno de los dos son personas que se dediquen a la compra venta y arreglos de celulares cómo para explicar la cantidad de aparatos que tenían en sus viviendas". 
También indicó que habría una complicidad entre los profesores a la hora de cometer los vejámenes. "Por otra parte -continuó la abogada- se ha manejado una red interna entre, al menos, ellos dos durante todo el año lectivo. Tenemos pruebas de que, al menos el profesor de catequesis, ha intentado tener contacto con alumnos de otros grados mandándole mensajes de Whatsapp y de Facebook, invitándolos a su casa. Esto nos indica que además, podría tratarse del delito 'grooming'. Estos son diferentes indicios que le hemos acercado al juez para que no descarte la posibilidad de pensar en que eran parte de una red. Es muy difícil que una persona se pueda manejar sola en un lugar donde había más de mil personas y que nadie haya podido sospechar nada". 
Entre una serie de medidas que la querellante le solicitó al juez, resalta el pedido de colaboración al Ministerio de Seguridad de la Provincia para que comience una investigación. "Lo pedimos y no nos han dado lugar, al igual que la solicitud de cambiar la carátula por 'abuso sexual' (actualmente está caratulada como una denuncia), y el pedido de detención. Pero en todas no nos han dado lugar". 
Por último, Eguinoa comentó que ayer el magistrado pidió sumar testimoniales, informes de diferentes especialistas y otras cámaras Gesell. "Esperábamos que después de los testimonios de las psicopegadogas del colegio pudiésemos tener novedades pero no fue así", lamentó. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Creen que los docentes acusados de abuso podrían integrar una red de pedofilia

Decisión. El colegio suspendió aL profesor de música. el de religión  Fue despedido a fines de 2017.

La abogada de una de las familias recordó que en el allanamiento al profesor de música le encontraron fotos obscenas que involucran a menores.

Son imágenes terribles, que todavía no podemos entender como el juez las desestimó", manifestó Micaela Eguinoa, abogada de una de las familias que denunció a un docente del colegio San Buenaventura por supuestos abusos sexuales. Tal como lo expuso en diciembre en este matutino, la letrada sostuvo que en el allanamiento que hicieron en el domicilio del profesor de música, habrían encontrado fotos obscenas que involucran a menores. También insistió que tanto el acusado, como el profesor de catequesis -un segundo sospechoso- podrían ser parte de una red de pedofilia. 
Eguinoa contó que durante la primera requisa que ordenó la justicia el año pasado, encontraron cuatro celulares y cuatro computadoras. "El juez mandó a peritar todo lo que eran fotos y videos, nada de Facebook, ni Menssenger o Whatsapp. De lo poco que buscaron lograron dar con fotografías de niños muy menores de edad teniendo relaciones sexuales o masturbándose. Nosotros desconocemos si los niños que aparecen en las fotografías son alumnos del San Buenaventura pero aún así, se descartó esa posibilidad. El juez ni conoce la cara de los chicos, cómo sabe que no son ellos", enfatizó. 
La abogada añadió que el juez  Alfredo Cuello dijo por anticipado que "las fotos no tienen nada que ver con lo que se está investigando. Es decir, pueden llegar a determinar que puede ser un pedófilo pero no que esté involucrado en este delito", recriminó Eguinoa. 
"Para nosotros es una barbaridad todo lo que dice el juez porque nos parece muy indicativo que si una persona está sospechada de un delito de este tipo y se le encuentra material pornográfico, y encima casero porque no eran de ninguna página de internet, eran fotos sacadas desde un celular, no se tenga en cuenta nada. Las imágenes eran fuertísimas y sin embargo pasaron desapercibidas", manifestó. 
En cuanto a las sospechas de que ambos docentes integren una red de pedofilia, la letrada mantuvo que la cantidad de teléfonos secuestrados a ambos docentes son el mayor indicador. "Los elementos informáticos son determinantes para estas sospechas. Ninguno de los dos son personas que se dediquen a la compra venta y arreglos de celulares cómo para explicar la cantidad de aparatos que tenían en sus viviendas". 
También indicó que habría una complicidad entre los profesores a la hora de cometer los vejámenes. "Por otra parte -continuó la abogada- se ha manejado una red interna entre, al menos, ellos dos durante todo el año lectivo. Tenemos pruebas de que, al menos el profesor de catequesis, ha intentado tener contacto con alumnos de otros grados mandándole mensajes de Whatsapp y de Facebook, invitándolos a su casa. Esto nos indica que además, podría tratarse del delito 'grooming'. Estos son diferentes indicios que le hemos acercado al juez para que no descarte la posibilidad de pensar en que eran parte de una red. Es muy difícil que una persona se pueda manejar sola en un lugar donde había más de mil personas y que nadie haya podido sospechar nada". 
Entre una serie de medidas que la querellante le solicitó al juez, resalta el pedido de colaboración al Ministerio de Seguridad de la Provincia para que comience una investigación. "Lo pedimos y no nos han dado lugar, al igual que la solicitud de cambiar la carátula por 'abuso sexual' (actualmente está caratulada como una denuncia), y el pedido de detención. Pero en todas no nos han dado lugar". 
Por último, Eguinoa comentó que ayer el magistrado pidió sumar testimoniales, informes de diferentes especialistas y otras cámaras Gesell. "Esperábamos que después de los testimonios de las psicopegadogas del colegio pudiésemos tener novedades pero no fue así", lamentó. 

Logín