eldiariodelarepublica.com
El mercado de alquileres no da abasto por la alta demanda en San Luis

Escuchá acá la 90.9
X

El mercado de alquileres no da abasto por la alta demanda en San Luis

Aseguran que el factor principal es que muchas personas de otras provincias quieren radicarse en la capital puntana.

Martilleros e inmobiliarias aseguran que en el mercado de alquileres de San Luis no hay oferta disponible para responder a tan alta demanda, con una relación de  diez interesados por cada inmueble disponible. Afirman que por esta situación, hay una tendencia de los inquilinos en bajar sus pretensiones y buscar zonas alejadas del centro y la Universidad, los sectores siempre más solicitados. Coinciden en que esto se debe a que cada vez más gente elige la provincia para vivir.

Fernando Olcese, presidente del Colegio de Martilleros Públicos de San Luis, dio su punto de vista: "Es un presente complicado para el mercado inmobiliario. No hay oferta, o sea no hay mercadería para salir a vender o alquilar. Todos están cortos en ese sentido, porque la demanda nos ha superado. Hay diez pedidos por un departamento".

La misma perspectiva tienen en las inmobiliarias. Héctor Maza, gerente de Organización Global, coincidió: "La demanda sigue siendo sostenida, y hay mucho más respecto a la oferta. Los alquileres se mueven rápido por eso. La relación es por cada unidad hay entre ocho y diez interesados, obviamente con sectores donde se intensifica más que otros, pero es una realidad que en toda la ciudad, sin importar la zona, hay poca oferta para tanta demanda".

Esa situación tuvo dos consecuencias inmediatas, según manifestaron ambos referentes en el tema: que los propietarios suban los valores (saben que al haber tanta demanda, alguno siempre va a agarrar por el monto que fijen), y que los inquilinos bajen sus pretensiones a la hora de elegir la zona para vivir.

"Como la demanda es tan importante respecto a la oferta, la gente resigna zonas. En este sentido, Juana Koslay se volvió de mucho interés. Para algunos viajar diez minutos en autopista para llegar al trabajo es mucho, pero para otros no. Por eso es que creció la demanda en Juana Koslay, como así también en El Volcán por ejemplo", indicó Maza.

Eso se replica también dentro de la ciudad de San Luis. Olcese señaló: "Se amplió mucho el interés de la gente por otras zonas. Antes sobre la Almirante Brown era una zona universitaria, pero no requerida, y hoy es muy solicitada. Lo mismo para el lado del Shopping, el Puente Blanco. Después la zona por debajo de Lafinur ha mejorado mucho, pero en cuestión de habitabilidad familiar, no universitaria. Lo mismo pasa con la avenida Eva Perón, que de a poco se va transformando; la Juan Gilberto Funes también. La gente tiene que bajar sus pretensiones, porque si no, no consigue alquilar".

La Provincia de San Luis lleva hace muchos años una política habitacional sostenida, y muchos son los que obtuvieron su techo de esta forma. Sin embargo, la gente sigue buscando alquileres.

"Considero que este fenómeno se debe a tres factores. Uno es que hay un atraso importante para la aprobación de nuevos proyectos, por parte de la Municipalidad, la adecuación del nuevo Código Urbanístico, y eso ha demorado todo. Después San Luis tiene un crecimiento demográfico superior a la región. Según los censos, creció más del doble que la zona geográfica. Hay un montón de gente de los grandes centros urbanos que viene a San Luis buscando una calidad de vida distinta, en cuanto a seguridad y servicios", opinó el representante de Organización Global, y prosiguió: "También hay un fenómeno social a nivel mundial que es la separación de las parejas, y en cada separación, siempre hay uno de los dos que tiene que buscar una nueva vivienda".

 

Contratos con subas del 25%

En cuanto a los precios, señalaron que en promedio hubo ajustes del 25% en relación a marzo del año pasado.

"No hay forma de no hacer ajustes en los precios. Más o menos, un departamento que el año pasado estaba en $4.000, ahora está en $5.000 o $5.200", precisó el presidente del Colegio de Martilleros, quien también lleva adelante la inmobiliaria que lleva su apellido.

Maza opinó sobre las subas: "El propietario trata de resguardar su poder adquisitivo y anticiparse a la inflación, algo que es bastante difícil en este país. Ese es el espíritu de por qué los precios se mueven en el mercado", y luego añadió que los aumentos más fuertes se dan en las unidades más básicas, porque con los valores más altos, si se sube mucho, se dificulta que los inquilinos puedan pagar.

Ante esta situación de aumentos constantes, el difícil momento económico del país, y sumado a que para ingresar a un alquiler hay que desembolsar una considerable suma de dinero, las inmobiliarias aseguran que brindan facilidades como la financiación en varias cuotas.

"Las comodidades para facilitarle el alquiler a los inquilinos pasa por cada propietario o inmobiliaria. Nosotros los damos porque consideramos que desembolsar tres meses para alquilar una propiedad es mucho dinero, entonces a veces lo fraccionamos en dos, tres, o cuatro pagos", afirmó Olcese. Maza coincidió y agregó que es una tendencia cada vez más común en las inmobiliarias.

 

Siempre con martilleros

El presidente de Martilleros Públicos había informado a El Diario hace más de un mes que el 65% de las inmobiliarias de la ciudad tenían un profesional matriculado.

"Desde entonces ha habido pedidos de inmobiliarias serias que son idóneas en el tema, que se preocuparon y contrataron martilleros", aseguró Olcese, y ratificó su postura: "Los únicos que podemos hacer transacciones inmobiliarias somos nosotros, no los abogados, no los escribanos, no los truchos".

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El mercado de alquileres no da abasto por la alta demanda en San Luis

Aseguran que el factor principal es que muchas personas de otras provincias quieren radicarse en la capital puntana.

Poca oferta. Cada vez las inmobiliarias tienen menos propiedades para ofrecer. "Es un presente complicado", sostuvo Olcese. Foto: Leandro Cruciani. 

Martilleros e inmobiliarias aseguran que en el mercado de alquileres de San Luis no hay oferta disponible para responder a tan alta demanda, con una relación de  diez interesados por cada inmueble disponible. Afirman que por esta situación, hay una tendencia de los inquilinos en bajar sus pretensiones y buscar zonas alejadas del centro y la Universidad, los sectores siempre más solicitados. Coinciden en que esto se debe a que cada vez más gente elige la provincia para vivir.

Fernando Olcese, presidente del Colegio de Martilleros Públicos de San Luis, dio su punto de vista: "Es un presente complicado para el mercado inmobiliario. No hay oferta, o sea no hay mercadería para salir a vender o alquilar. Todos están cortos en ese sentido, porque la demanda nos ha superado. Hay diez pedidos por un departamento".

La misma perspectiva tienen en las inmobiliarias. Héctor Maza, gerente de Organización Global, coincidió: "La demanda sigue siendo sostenida, y hay mucho más respecto a la oferta. Los alquileres se mueven rápido por eso. La relación es por cada unidad hay entre ocho y diez interesados, obviamente con sectores donde se intensifica más que otros, pero es una realidad que en toda la ciudad, sin importar la zona, hay poca oferta para tanta demanda".

Esa situación tuvo dos consecuencias inmediatas, según manifestaron ambos referentes en el tema: que los propietarios suban los valores (saben que al haber tanta demanda, alguno siempre va a agarrar por el monto que fijen), y que los inquilinos bajen sus pretensiones a la hora de elegir la zona para vivir.

"Como la demanda es tan importante respecto a la oferta, la gente resigna zonas. En este sentido, Juana Koslay se volvió de mucho interés. Para algunos viajar diez minutos en autopista para llegar al trabajo es mucho, pero para otros no. Por eso es que creció la demanda en Juana Koslay, como así también en El Volcán por ejemplo", indicó Maza.

Eso se replica también dentro de la ciudad de San Luis. Olcese señaló: "Se amplió mucho el interés de la gente por otras zonas. Antes sobre la Almirante Brown era una zona universitaria, pero no requerida, y hoy es muy solicitada. Lo mismo para el lado del Shopping, el Puente Blanco. Después la zona por debajo de Lafinur ha mejorado mucho, pero en cuestión de habitabilidad familiar, no universitaria. Lo mismo pasa con la avenida Eva Perón, que de a poco se va transformando; la Juan Gilberto Funes también. La gente tiene que bajar sus pretensiones, porque si no, no consigue alquilar".

La Provincia de San Luis lleva hace muchos años una política habitacional sostenida, y muchos son los que obtuvieron su techo de esta forma. Sin embargo, la gente sigue buscando alquileres.

"Considero que este fenómeno se debe a tres factores. Uno es que hay un atraso importante para la aprobación de nuevos proyectos, por parte de la Municipalidad, la adecuación del nuevo Código Urbanístico, y eso ha demorado todo. Después San Luis tiene un crecimiento demográfico superior a la región. Según los censos, creció más del doble que la zona geográfica. Hay un montón de gente de los grandes centros urbanos que viene a San Luis buscando una calidad de vida distinta, en cuanto a seguridad y servicios", opinó el representante de Organización Global, y prosiguió: "También hay un fenómeno social a nivel mundial que es la separación de las parejas, y en cada separación, siempre hay uno de los dos que tiene que buscar una nueva vivienda".

 

Contratos con subas del 25%

En cuanto a los precios, señalaron que en promedio hubo ajustes del 25% en relación a marzo del año pasado.

"No hay forma de no hacer ajustes en los precios. Más o menos, un departamento que el año pasado estaba en $4.000, ahora está en $5.000 o $5.200", precisó el presidente del Colegio de Martilleros, quien también lleva adelante la inmobiliaria que lleva su apellido.

Maza opinó sobre las subas: "El propietario trata de resguardar su poder adquisitivo y anticiparse a la inflación, algo que es bastante difícil en este país. Ese es el espíritu de por qué los precios se mueven en el mercado", y luego añadió que los aumentos más fuertes se dan en las unidades más básicas, porque con los valores más altos, si se sube mucho, se dificulta que los inquilinos puedan pagar.

Ante esta situación de aumentos constantes, el difícil momento económico del país, y sumado a que para ingresar a un alquiler hay que desembolsar una considerable suma de dinero, las inmobiliarias aseguran que brindan facilidades como la financiación en varias cuotas.

"Las comodidades para facilitarle el alquiler a los inquilinos pasa por cada propietario o inmobiliaria. Nosotros los damos porque consideramos que desembolsar tres meses para alquilar una propiedad es mucho dinero, entonces a veces lo fraccionamos en dos, tres, o cuatro pagos", afirmó Olcese. Maza coincidió y agregó que es una tendencia cada vez más común en las inmobiliarias.

 

Siempre con martilleros

El presidente de Martilleros Públicos había informado a El Diario hace más de un mes que el 65% de las inmobiliarias de la ciudad tenían un profesional matriculado.

"Desde entonces ha habido pedidos de inmobiliarias serias que son idóneas en el tema, que se preocuparon y contrataron martilleros", aseguró Olcese, y ratificó su postura: "Los únicos que podemos hacer transacciones inmobiliarias somos nosotros, no los abogados, no los escribanos, no los truchos".

Logín