eldiariodelarepublica.com
Por las nubes: los regalos para el Día del Niño subieron hasta un 30%

Escuchá acá la 90.9
X

Por las nubes: los regalos para el Día del Niño subieron hasta un 30%

Los artículos bajo licencia como los de Disney o Barbie, son los que más se encarecieron.

Valentina tocaba con la mirada absorta las teclas de un piano chillón, su mamá Romina Danielle, quiso persuadirla de dejar el juguete "¿No preferís uno que no haga ruido?" Dijo casi para sí misma. "Tiene fichado todo lo que quiere, por lo general es lo que ve en la tele. Me pidió las muñequitas 'Lol', pero son carísimas. También vio esos bebotes que están vestidos de animales. Por suerte está su abuela que me ayuda con el regalo", expresó aliviada.

Los juguetes no escapan a la inflación ni a la fluctuación casi descontrolada del dólar, y en solo dos meses el incremento de su valor fue de entre el 10% y 30%. Si bien los comerciantes prefieren "cuidar a sus clientes" con descuentos en efectivo y aceptando todas las promociones que ofrecen las tarjetas de crédito, las marcaciones de precios no se pudieron hacer esperar y ahora se siente más la suba. 

"Noté una diferencia muy grande de precios y no fue solo en el año, sino en los últimos meses, cuando fue el desbarajuste que hubo con el dólar. Lamentablemente hay una gran cantidad de juguetes que son importados, entonces ajustan los precios. No solo porque entra mucha mercadería, sino también porque nuestros proveedores tienen que abastecerse, entonces suben para poder tener stock", explicó Paula González, encargada de la juguetería "Algo Grosso".

Sin embargo, todavía hay una amplia variedad de productos infantiles con precios para todos los bolsillos. Por ejemplo, las muñecas, tipo bebotes, hechas en el país, van desde los $165 hasta los $445, según el tamaño. Pero lo que encarece por lo general los juguetes no es que sean importados, ya que la mayoría se fabrican en China "porque si tuvieran que hacerlos en otro lado, serían impagables. Lo caro son las licencias, por ejemplo todo lo que es original de Marvel o Disney; una taza de Barbie es más cara que una común", comentó.

"En tres meses, algunos proveedores nos llegaron a mandar hasta 4 listas, o más, de precios diferentes. Y es un gran problema porque por ahí la gente viene a ver un juguete y a la semana cambia el precio", señaló.

Explicó que los ajustes fueron graduales, "primero un 5%, después un 10%, algunos aumentaron un 15% y otros un 32%. No queríamos sumarnos a la especulación, pero también nos pasó lo mismo que a los proveedores, teníamos que abastecernos. Esperamos a que se estabilizara y ahí recién tocamos los precios. Diría que, en promedio, desde que terminó nuestra temporada en enero hasta ahora, el incremento fue del 20%".

A pesar de fabricarse en el país, los productos nacionales también sufrieron los vaivenes del "verde" ya que algunos de los materiales que utilizan son importados. "Además tuvieron que ajustar sus costos de producción y de recursos humanos", indicó González.

Mejor antes que nunca

La llegada del mes del niño activó el radar infantil y los pedidos de regalos no se hicieron esperar. Los papás, para evitar mayores subas, prefirieron anticiparse con las compras. "Hace un par de semanas que la gente empezó a comprar para el Día del Niño, incluso el mes anterior la gente se prepara y va comprando", contó González.

Y aunque la mayoría espera a los últimos tres días para buscar un regalo, "siempre hay algunos que vienen 3 semanas antes. Suelen dejar señas, esperan a cobrar, a que les cierre la tarjeta o a los jueves, viernes y sábados que tenemos el plan Ahora 3, 6 y 12 sin interés", promocionó.

Martín Correa, gerente de Compumundo, coincidió con González. "La gente empezó a comprar esta semana, pero principalmente vienen a consultar precios, sobre todo de consolas y de juegos. La más pedida es la Play Station 4 que ronda entre los $17.500 y los $20.000, la diferencia de precio es según los juegos que trae y la capacidad de almacenamiento, mientras más nuevos, más caros", dijo.

Afirmó que en los últimos meses, en comparación con el año pasado, "el costo de los productos subió entre un 40 y un 50%. Igual, la gente no escatima y compra. Como segunda opción compran la consola XBox y, como tercera, celulares que van desde los $6.000 hasta los $8.000. Después se inclinan a todo lo que es accesorios, como los joysticks, auriculares y memorias para celulares".

Otros regalos que piden los chicos son los artículos deportivos. En Sport Total, Emiliano Fernández, encargado de la sucursal, aseguró que dentro de los productos más elegidos están "los accesorios deportivos, como las pelotas de fútbol, las canilleras, las medias y los botines. Pero también llevan las zapatillas y los patines con luces leds que se cargan con un usb a la computadora".

Fernández observó que "para estar cerca de la fecha no hubo mucho flujo de gente, calculamos que a partir de este fin de semana y la próxima vengan más clientes a visitarnos. No transitamos un buen momento económico y se nota, por eso trabajamos mucho con las liquidaciones en productos seleccionados de hasta un 40% de descuento y damos facilidades de pago con tarjetas para que sea más accesible". Agregó que en los últimos dos meses "notamos el aumento en algunos productos, sobre todo en las principales marcas, de más o menos entre un 10% y un 15%. Los artículos que más encarecieron son los de primera línea, los que son un poco más técnicos, como un calzado de trekking o de running con características específicas, por eso tratamos de equiparar los precios y cuidar a nuestros clientes con las liquidaciones. Por ejemplo, tenemos una promoción, con la compra de $2.000 o más te llevás una pelota con un 50% de descuento, ponés $200 más y tenés un buen regalo".

La huella del aliento de Martina quedó en la vidriera de Detalles Almacén de Juguetes, como varias niñas de su edad, (5 años) está obsesionada con las muñecas "Lol". Su madre trata de despegarla del vidrio, pero parece inútil. "Las nenas están en el periodo en el que buscan todo lo chiquito y de colección. Están las muñecas Lol ($1.099) y los bebés sorpresa pequeñitos ($210) que cuando los ponés en agua cambia el color del pañal, los shopkings (alrededor de $100) y las muñequitas cupcakes ($650) que también son coleccionables. Pero también siguen eligiendo los bebotes, los peluches, las valijitas de Juliana y las Barbies. Otro producto que sale mucho son los 'Cry Babies' ($2.369) que vienen con ropita de animalitos. En cambio los varones llevan los Hot Wheeles (desde $250 los de colección), los súper héroes o las figuras de acción de Marvel (desde $750 hasta $1.259), los muñecos que se estiran como el de Batman ($1.440) y los dinosaurios que nunca pasan de moda ($800)", mostró Fanny Lucía Luján, encargada del comercio de Pringles al 800.

Como sus colegas, advirtió que sí "se sintió una suba en los juguetes, pero hemos tratado de mantenerlos, de no hacer un aumento tan grande, de mantener el precio acorde a la situación que estamos viviendo. Los que más aumentaron son los importados, en nuestro caso entre un 10% y un 15%. Los juguetes siguen entrando y la gente los sigue comprando, porque los llevan mucho con tarjeta y en cuotas. Algunos vinieron cuando cobraron el aguinaldo y los llevaron en efectivo, porque hay descuento del 10%, lo guardan y ya se olvidan del regalo".

Más precios

Hay juguetes de todo tipo y precio. Los de mejor calidad, con licencia de los personajes más famosos o los que salen en las publicidades que todos los días ven los chicos en el televisor, suelen ser los más caros, pero también hay otros que duran menos y son ideales para los chicos que no son tan cuidadosos. Los juguetes "originales" cuestan más o menos el doble de los que no lo son. Por ejemplo, una tienda de plástico, tipo carpita, de Mickey cuesta $1.600, mientras que una con dibujos de veterinaria vale $800. Una muñeca común cuesta unos $450, una original de los dibujitos Miraculous: Las Aventuras de Lady Bug, sale $1880. Las armas de juguete de una marca "genérica" por ejemplo, "Space Wars", cuestan entre $455 y $989. Unas parecidas pero bajo licencia de "The Walking Dead" van desde los $1.125 a los $2.579.

Un clásico que nunca muere son los juegos de mesa, los más comprados son el Tortazo ($999) y el Pastelazo ($925). Otro que tuvo un gran éxito, sobre todo el año pasado, el Preguntados está en $725. Los rompecabezas cuestan alrededor de los $150 y los trompos $319. Los sets de masa de Dura Masa, una marca nacional, cuestan entre $89 y $165, los moldes para jugar con la masa van desde los $295 a $469. Ahora si la marca es "Play Doh" el precio sube, un set de masa de Mi Pequeño Pony cuesta $1.259.

"Mi hijo Felipe tiene 4 años y me pide lo que ve en la tele. No lo traigo a la juguetería porque es imposible, quiere todo. Él elige algo y lo vengo a comprar sola. Después tenés que lidiar con los precios y ver con qué lo conformás, pero siempre terminamos haciendo el sacrificio. Por supuesto compro en cuotas porque en efectivo no llego", contó Analía. De fondo los gritos de Valentina. No se quiere ir de la "tierra prometida", su mamá trata de persuadirla y su abuela ayuda a convencerla de que otro día volverán. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Por las nubes: los regalos para el Día del Niño subieron hasta un 30%

Los artículos bajo licencia como los de Disney o Barbie, son los que más se encarecieron.

Algunos no pasan de moda. Los bebotes, las muñecas y los autitos siguen en la lista de los favoritos: Foto: Martín Gómez.

Valentina tocaba con la mirada absorta las teclas de un piano chillón, su mamá Romina Danielle, quiso persuadirla de dejar el juguete "¿No preferís uno que no haga ruido?" Dijo casi para sí misma. "Tiene fichado todo lo que quiere, por lo general es lo que ve en la tele. Me pidió las muñequitas 'Lol', pero son carísimas. También vio esos bebotes que están vestidos de animales. Por suerte está su abuela que me ayuda con el regalo", expresó aliviada.

Los juguetes no escapan a la inflación ni a la fluctuación casi descontrolada del dólar, y en solo dos meses el incremento de su valor fue de entre el 10% y 30%. Si bien los comerciantes prefieren "cuidar a sus clientes" con descuentos en efectivo y aceptando todas las promociones que ofrecen las tarjetas de crédito, las marcaciones de precios no se pudieron hacer esperar y ahora se siente más la suba. 

"Noté una diferencia muy grande de precios y no fue solo en el año, sino en los últimos meses, cuando fue el desbarajuste que hubo con el dólar. Lamentablemente hay una gran cantidad de juguetes que son importados, entonces ajustan los precios. No solo porque entra mucha mercadería, sino también porque nuestros proveedores tienen que abastecerse, entonces suben para poder tener stock", explicó Paula González, encargada de la juguetería "Algo Grosso".

Sin embargo, todavía hay una amplia variedad de productos infantiles con precios para todos los bolsillos. Por ejemplo, las muñecas, tipo bebotes, hechas en el país, van desde los $165 hasta los $445, según el tamaño. Pero lo que encarece por lo general los juguetes no es que sean importados, ya que la mayoría se fabrican en China "porque si tuvieran que hacerlos en otro lado, serían impagables. Lo caro son las licencias, por ejemplo todo lo que es original de Marvel o Disney; una taza de Barbie es más cara que una común", comentó.

"En tres meses, algunos proveedores nos llegaron a mandar hasta 4 listas, o más, de precios diferentes. Y es un gran problema porque por ahí la gente viene a ver un juguete y a la semana cambia el precio", señaló.

Explicó que los ajustes fueron graduales, "primero un 5%, después un 10%, algunos aumentaron un 15% y otros un 32%. No queríamos sumarnos a la especulación, pero también nos pasó lo mismo que a los proveedores, teníamos que abastecernos. Esperamos a que se estabilizara y ahí recién tocamos los precios. Diría que, en promedio, desde que terminó nuestra temporada en enero hasta ahora, el incremento fue del 20%".

A pesar de fabricarse en el país, los productos nacionales también sufrieron los vaivenes del "verde" ya que algunos de los materiales que utilizan son importados. "Además tuvieron que ajustar sus costos de producción y de recursos humanos", indicó González.

Mejor antes que nunca

La llegada del mes del niño activó el radar infantil y los pedidos de regalos no se hicieron esperar. Los papás, para evitar mayores subas, prefirieron anticiparse con las compras. "Hace un par de semanas que la gente empezó a comprar para el Día del Niño, incluso el mes anterior la gente se prepara y va comprando", contó González.

Y aunque la mayoría espera a los últimos tres días para buscar un regalo, "siempre hay algunos que vienen 3 semanas antes. Suelen dejar señas, esperan a cobrar, a que les cierre la tarjeta o a los jueves, viernes y sábados que tenemos el plan Ahora 3, 6 y 12 sin interés", promocionó.

Martín Correa, gerente de Compumundo, coincidió con González. "La gente empezó a comprar esta semana, pero principalmente vienen a consultar precios, sobre todo de consolas y de juegos. La más pedida es la Play Station 4 que ronda entre los $17.500 y los $20.000, la diferencia de precio es según los juegos que trae y la capacidad de almacenamiento, mientras más nuevos, más caros", dijo.

Afirmó que en los últimos meses, en comparación con el año pasado, "el costo de los productos subió entre un 40 y un 50%. Igual, la gente no escatima y compra. Como segunda opción compran la consola XBox y, como tercera, celulares que van desde los $6.000 hasta los $8.000. Después se inclinan a todo lo que es accesorios, como los joysticks, auriculares y memorias para celulares".

Otros regalos que piden los chicos son los artículos deportivos. En Sport Total, Emiliano Fernández, encargado de la sucursal, aseguró que dentro de los productos más elegidos están "los accesorios deportivos, como las pelotas de fútbol, las canilleras, las medias y los botines. Pero también llevan las zapatillas y los patines con luces leds que se cargan con un usb a la computadora".

Fernández observó que "para estar cerca de la fecha no hubo mucho flujo de gente, calculamos que a partir de este fin de semana y la próxima vengan más clientes a visitarnos. No transitamos un buen momento económico y se nota, por eso trabajamos mucho con las liquidaciones en productos seleccionados de hasta un 40% de descuento y damos facilidades de pago con tarjetas para que sea más accesible". Agregó que en los últimos dos meses "notamos el aumento en algunos productos, sobre todo en las principales marcas, de más o menos entre un 10% y un 15%. Los artículos que más encarecieron son los de primera línea, los que son un poco más técnicos, como un calzado de trekking o de running con características específicas, por eso tratamos de equiparar los precios y cuidar a nuestros clientes con las liquidaciones. Por ejemplo, tenemos una promoción, con la compra de $2.000 o más te llevás una pelota con un 50% de descuento, ponés $200 más y tenés un buen regalo".

La huella del aliento de Martina quedó en la vidriera de Detalles Almacén de Juguetes, como varias niñas de su edad, (5 años) está obsesionada con las muñecas "Lol". Su madre trata de despegarla del vidrio, pero parece inútil. "Las nenas están en el periodo en el que buscan todo lo chiquito y de colección. Están las muñecas Lol ($1.099) y los bebés sorpresa pequeñitos ($210) que cuando los ponés en agua cambia el color del pañal, los shopkings (alrededor de $100) y las muñequitas cupcakes ($650) que también son coleccionables. Pero también siguen eligiendo los bebotes, los peluches, las valijitas de Juliana y las Barbies. Otro producto que sale mucho son los 'Cry Babies' ($2.369) que vienen con ropita de animalitos. En cambio los varones llevan los Hot Wheeles (desde $250 los de colección), los súper héroes o las figuras de acción de Marvel (desde $750 hasta $1.259), los muñecos que se estiran como el de Batman ($1.440) y los dinosaurios que nunca pasan de moda ($800)", mostró Fanny Lucía Luján, encargada del comercio de Pringles al 800.

Como sus colegas, advirtió que sí "se sintió una suba en los juguetes, pero hemos tratado de mantenerlos, de no hacer un aumento tan grande, de mantener el precio acorde a la situación que estamos viviendo. Los que más aumentaron son los importados, en nuestro caso entre un 10% y un 15%. Los juguetes siguen entrando y la gente los sigue comprando, porque los llevan mucho con tarjeta y en cuotas. Algunos vinieron cuando cobraron el aguinaldo y los llevaron en efectivo, porque hay descuento del 10%, lo guardan y ya se olvidan del regalo".

Más precios

Hay juguetes de todo tipo y precio. Los de mejor calidad, con licencia de los personajes más famosos o los que salen en las publicidades que todos los días ven los chicos en el televisor, suelen ser los más caros, pero también hay otros que duran menos y son ideales para los chicos que no son tan cuidadosos. Los juguetes "originales" cuestan más o menos el doble de los que no lo son. Por ejemplo, una tienda de plástico, tipo carpita, de Mickey cuesta $1.600, mientras que una con dibujos de veterinaria vale $800. Una muñeca común cuesta unos $450, una original de los dibujitos Miraculous: Las Aventuras de Lady Bug, sale $1880. Las armas de juguete de una marca "genérica" por ejemplo, "Space Wars", cuestan entre $455 y $989. Unas parecidas pero bajo licencia de "The Walking Dead" van desde los $1.125 a los $2.579.

Un clásico que nunca muere son los juegos de mesa, los más comprados son el Tortazo ($999) y el Pastelazo ($925). Otro que tuvo un gran éxito, sobre todo el año pasado, el Preguntados está en $725. Los rompecabezas cuestan alrededor de los $150 y los trompos $319. Los sets de masa de Dura Masa, una marca nacional, cuestan entre $89 y $165, los moldes para jugar con la masa van desde los $295 a $469. Ahora si la marca es "Play Doh" el precio sube, un set de masa de Mi Pequeño Pony cuesta $1.259.

"Mi hijo Felipe tiene 4 años y me pide lo que ve en la tele. No lo traigo a la juguetería porque es imposible, quiere todo. Él elige algo y lo vengo a comprar sola. Después tenés que lidiar con los precios y ver con qué lo conformás, pero siempre terminamos haciendo el sacrificio. Por supuesto compro en cuotas porque en efectivo no llego", contó Analía. De fondo los gritos de Valentina. No se quiere ir de la "tierra prometida", su mamá trata de persuadirla y su abuela ayuda a convencerla de que otro día volverán. 

Logín