eldiariodelarepublica.com
Un sueño hecho realidad con el trabajo en equipo

Escuchanos EN VIVO!
X

Un sueño hecho realidad con el trabajo en equipo

Magdalena Strongoli
foto
video

A través de la Ley Ovina, obtuvieron un subsidio de $320 mil que usaron para comprar un silo aéreo con capacidad de almacenar 30 mil kilos, un chimango y una picadora de granos. 

Fiel a su estilo, la Asociación de Pequeños Productores de Donovan no dejó que el clima les aguara la fiesta. Finalmente el silo, el chimango y la máquina picadora que obtuvieron a través de un fondo no reintegrable de la Ley Caprina, ya está habilitado para que los hombres de campo de la zona puedan acceder al alimento para sus animales a un costo acomodado. Por eso decidieron hacer una inauguración e invitar a todos los que de forma directa o indirecta ayudaron a la asociación desde sus comienzos. 

La mañana del sábado pasado amaneció gris, fría y mojada. Alrededor de las 11 realizaron un corte de cintas simbólico para marcar el comienzo de un nuevo ciclo. Sin embargo, no iban a poder continuar con el encuentro en el campo, que planeaba un almuerzo con empanadas de carne  fritas en grasa, carne a la olla y un asado. Elizabeth Amieva de Guerra, una conocida productora de la asociación, explicó a la revista El Campo, que suspender el encuentro no era una posibilidad. El relleno de las empanadas estaba listo y los animales carneados. Había que continuar contra cualquier adversidad, algo que no fue un inconveniente para los 25 productores de la asociación, que saben cómo moverse en el fango. 

Por eso rápidamente buscaron una alternativa y la encontraron en la Escuela Nº 192 "Maestro Rural Puntano". Se ubicaron en el SUM, donde armaron mesas en ambos extremos que ocupaban todo el largo del salón. Allí también había un pequeño escenario en el que iban a desplegar guitarras, bombos y voces de todos los tonos para hacer sonar el mejor folclore. Entre los visitantes estuvo el diputado provincial Daniel González Espíndola, quien llevó su guitarra, como lo hace en cada encuentro de amigos.

La comida estuvo a cargo de don Eduardo Amieva (productor de la zona y hermano de Eli) y "Bambino", un amigo de la familia y gran asador, quienes cocinaron en el predio de Mario Guerra y su mujer, ubicado a un par de kilómetros de donde esperaban los comensales. Las empanadas se frieron en uno de los ambientes de la casa, mientras que en la parrilla ubicada afuera, cerca de las gallinas, improvisaron espacios cubiertos  para que no se mojaran las brasas. Cerca de las 14:30 comieron y rápidamente se armó la peña. 

La emoción se reflejó en cada rostro poblado de expectativas e ilusiones. Productores, técnicos que colaboraron en el proyecto y vecinos vieron llegar el progreso en esa enorme estructura de aluminio que cuidará el maíz del que se podrán servir todos los productores de la zona, con su correspondiente ahorro en el traslado y en el precio final del alimento.

Eli, trabajadora incansable no solo en la tierra sino también en su vida, luchó contra un cáncer que no consiguió arruinar sus ilusiones. “Éste fue el fin de un sueño y el principio de un gran trabajo. Haber conseguido la ayuda económica nos va a permitir comprar maíz a un precio más bajo”, dijo, y agregó que desde hace 6 años trabajan en cooperativa. “Ha sido un período intenso, que fue en un claro ascenso. Ahora pensamos en más proyectos para seguir creciendo. Hemos aprendido que somos un equipo y que ésa es la manera en la que conseguimos los objetivos. Con sacrificio, esmero y sueños comunes es que podemos crecer”, aseguró.

Finalmente llegó el momento de los agradecimientos. “Sin la colaboración del Ministerio del Campo, la Subsecretaria de Agricultura Familiar, la familia y los amigos nunca podríamos haber alcanzado la meta de tener un silo propio”, comentó entre lágrimas de emoción.

El veterinario del ministerio, Juan Pablo Rey, ha sido un gran apoyo para la asociación. Hace dos años se conocieron con Guerra y Amieva a través del Plan Sanitario para caprinos que tiene el gobierno provincial. “Nos llamaron preocupados porque tenían una enfermedad en un lote de cabras que habían comprado. Fuimos al campo y comenzamos con las pruebas diagnósticas para determinar cuál era el problema  sanitario. Nos topamos con una patología que en aquel momento era considerada como exótica en nuestro país. Se trataba de la artritis encefalitis caprina. Procedimos a hacer tareas de saneamiento. También encontramos algunos casos de brucelosis, lo que derivó en una recorrida por otros establecimientos cercanos, en donde pudimos comprobar que había rodeos bastantes sanos”, recordó el técnico. 

Contó Rey que después nunca más dejaron de estar en contacto y que comenzaron a participar de las reuniones de la Unión Ejecutora Provincial (UEP) de la Ley Caprina y Ovina. “Siempre prestamos colaboración. Los incluimos dentro del Plan Fomento Rural, lo que nos permitió entregarles gallinas ponedoras, armar huertas e instalaciones para animales. Y la ventaja más recientes es la posibilidad de que puedan comercializar su mercadería en las ferias de pequeños y medianos productores que hacemos desde hace un tiempo en el Parque de Las Naciones de la ciudad de San Luis. También aportamos genética con cerdos del módulo que el ministerio tiene en la Escuela Experimental Sol Puntano”, agregó Rey. 

“En el medio surgió la posibilidad de formular un proyecto para la asociación, que derivó en la concreción de un silo aéreo con un chimango y una picadora de granos para procesar el maíz”, detalló el funcionario provincial a cargo del área de Sanidad Animal.  

“Hoy nos reunimos para celebrar y estar relajados”, dijo Rey sobre todos los trámites que han hecho para conseguir que la Nación gire el dinero que posibilitara las mejoras. Para eso trabajaron hasta el día anterior al festejo. “Éste es el resultado de un trabajo en conjunto entre Agricultura Familiar, el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción y la Asociación de Productores de Donovan a través de la Ley Ovina. Todos colaboraron para que se pudieran aprobar el plan de trabajo. Era un viejo anhelo de los productores,  por eso todos estamos muy contentos. Ahora ya será tarea de ellos trabajar para crecer, pero lo van a conseguir”, aseguró. 

Marcos Arce es médico veterinario de la Subsecretaría de Agricultura Familiar (SsAF) y fue quien les dio una mano a los hombres de campo para presentar un proyecto que tuviera más probabilidades de ser aprobado en las diferentes instancias de evaluación por las que pasa. Él fue otro de los que habló con la revista El Campo para contar cómo fue aquel proceso que terminó dando sus frutos. “Si bien el dinero que llegó hace un par de meses sufrió un desfasaje inflacionario importante, se pudo cubrir gracias a que la diferencia la aportó el Gobierno de San Luis. Lo más complicado, por el precio que tiene hoy el cereal, era poder llenar el silo con las 30 toneladas de maíz. Fue clave poder trabajar con el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción”, dijo Arce, y agregó que la partida asignada al momento de aprobar el proyecto era de 320 mil pesos, monto que no estaba contemplado que se actualizara.

“Nos parece muy importante que se materialice este proyecto y visibilizar que en la periferia hay productores con buenos rodeos. Con la nueva infraestructura, el nivel productivo aumentará. También es una forma de reconocer el trabajo que hacen desde hace mucho tiempo”, contó Arce, quien agregó que “es una zona a la que la ley les debía la chance de ser parte de sus beneficios”.

La organización de Donovan cuenta con asociados, sin embargo también trabajan con productores independientes de los alrededores. Walter Roca tiene un campo cerca de los Guerra. Llegó a San Luis, como tantos otros que buscan mejorar su calidad de vida, desde Venado Tuerto. "Seguimos de cerca los trabajos que hace la cooperativa y siempre colaboramos porque consideramos que lo que hacen es muy interesante.

Admiramos el sacrificio con el que hacen la tarea de todos los días", dijo el productor agrícola y ganadero. "Aquí producimos muy tranquilos y muy a gusto", comentó sobre lo felices que están de ser parte de la provincia. 

Un rato antes de sentarse a comer estaba saludando y recordando todo lo que les costó alcanzar el almacenaje de alimento, que les permitirá, entre otras cosas, reinvertir en más animales y de mejor calidad. 

González Espíndola estuvo en el almuerzo junto con el abogado de la asociación, José Olguín. El tesorero de la asociación, Mario Guerra fue un anfitrión perfecto, con buena capacidad de improvisación para no tener que suspender el encuentro. También Margarita Gatica, amiga y compañera de Eli y Mario, destacó su emoción por el objetivo que vio nacer y que ese día decidió acompañar. "Los admiro profundamente y ésta es la muestra de que con esfuerzo todo es posible", afirmó. 

Marcelo Magarías es concejal de Juana Koslay y quiso estar presente en la inauguración de una nueva etapa para los vecinos. "Nos parece una gran iniciativa que en Donovan exista una alternativa para comprar maíz a un precio accesible. Es un momento crítico en el país y ésta es una gran ayuda".  
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Un sueño hecho realidad con el trabajo en equipo

A través de la Ley Ovina, obtuvieron un subsidio de $320 mil que usaron para comprar un silo aéreo con capacidad de almacenar 30 mil kilos, un chimango y una picadora de granos. 

Rey, del Ministerio del Campo, Eli por la Asociación de Productores y Arce, representante de Agricultura Familiar. Foto Alejandro Lorda. Video Denis Norambuena

Fiel a su estilo, la Asociación de Pequeños Productores de Donovan no dejó que el clima les aguara la fiesta. Finalmente el silo, el chimango y la máquina picadora que obtuvieron a través de un fondo no reintegrable de la Ley Caprina, ya está habilitado para que los hombres de campo de la zona puedan acceder al alimento para sus animales a un costo acomodado. Por eso decidieron hacer una inauguración e invitar a todos los que de forma directa o indirecta ayudaron a la asociación desde sus comienzos. 

La mañana del sábado pasado amaneció gris, fría y mojada. Alrededor de las 11 realizaron un corte de cintas simbólico para marcar el comienzo de un nuevo ciclo. Sin embargo, no iban a poder continuar con el encuentro en el campo, que planeaba un almuerzo con empanadas de carne  fritas en grasa, carne a la olla y un asado. Elizabeth Amieva de Guerra, una conocida productora de la asociación, explicó a la revista El Campo, que suspender el encuentro no era una posibilidad. El relleno de las empanadas estaba listo y los animales carneados. Había que continuar contra cualquier adversidad, algo que no fue un inconveniente para los 25 productores de la asociación, que saben cómo moverse en el fango. 

Por eso rápidamente buscaron una alternativa y la encontraron en la Escuela Nº 192 "Maestro Rural Puntano". Se ubicaron en el SUM, donde armaron mesas en ambos extremos que ocupaban todo el largo del salón. Allí también había un pequeño escenario en el que iban a desplegar guitarras, bombos y voces de todos los tonos para hacer sonar el mejor folclore. Entre los visitantes estuvo el diputado provincial Daniel González Espíndola, quien llevó su guitarra, como lo hace en cada encuentro de amigos.

La comida estuvo a cargo de don Eduardo Amieva (productor de la zona y hermano de Eli) y "Bambino", un amigo de la familia y gran asador, quienes cocinaron en el predio de Mario Guerra y su mujer, ubicado a un par de kilómetros de donde esperaban los comensales. Las empanadas se frieron en uno de los ambientes de la casa, mientras que en la parrilla ubicada afuera, cerca de las gallinas, improvisaron espacios cubiertos  para que no se mojaran las brasas. Cerca de las 14:30 comieron y rápidamente se armó la peña. 

La emoción se reflejó en cada rostro poblado de expectativas e ilusiones. Productores, técnicos que colaboraron en el proyecto y vecinos vieron llegar el progreso en esa enorme estructura de aluminio que cuidará el maíz del que se podrán servir todos los productores de la zona, con su correspondiente ahorro en el traslado y en el precio final del alimento.

Eli, trabajadora incansable no solo en la tierra sino también en su vida, luchó contra un cáncer que no consiguió arruinar sus ilusiones. “Éste fue el fin de un sueño y el principio de un gran trabajo. Haber conseguido la ayuda económica nos va a permitir comprar maíz a un precio más bajo”, dijo, y agregó que desde hace 6 años trabajan en cooperativa. “Ha sido un período intenso, que fue en un claro ascenso. Ahora pensamos en más proyectos para seguir creciendo. Hemos aprendido que somos un equipo y que ésa es la manera en la que conseguimos los objetivos. Con sacrificio, esmero y sueños comunes es que podemos crecer”, aseguró.

Finalmente llegó el momento de los agradecimientos. “Sin la colaboración del Ministerio del Campo, la Subsecretaria de Agricultura Familiar, la familia y los amigos nunca podríamos haber alcanzado la meta de tener un silo propio”, comentó entre lágrimas de emoción.

El veterinario del ministerio, Juan Pablo Rey, ha sido un gran apoyo para la asociación. Hace dos años se conocieron con Guerra y Amieva a través del Plan Sanitario para caprinos que tiene el gobierno provincial. “Nos llamaron preocupados porque tenían una enfermedad en un lote de cabras que habían comprado. Fuimos al campo y comenzamos con las pruebas diagnósticas para determinar cuál era el problema  sanitario. Nos topamos con una patología que en aquel momento era considerada como exótica en nuestro país. Se trataba de la artritis encefalitis caprina. Procedimos a hacer tareas de saneamiento. También encontramos algunos casos de brucelosis, lo que derivó en una recorrida por otros establecimientos cercanos, en donde pudimos comprobar que había rodeos bastantes sanos”, recordó el técnico. 

Contó Rey que después nunca más dejaron de estar en contacto y que comenzaron a participar de las reuniones de la Unión Ejecutora Provincial (UEP) de la Ley Caprina y Ovina. “Siempre prestamos colaboración. Los incluimos dentro del Plan Fomento Rural, lo que nos permitió entregarles gallinas ponedoras, armar huertas e instalaciones para animales. Y la ventaja más recientes es la posibilidad de que puedan comercializar su mercadería en las ferias de pequeños y medianos productores que hacemos desde hace un tiempo en el Parque de Las Naciones de la ciudad de San Luis. También aportamos genética con cerdos del módulo que el ministerio tiene en la Escuela Experimental Sol Puntano”, agregó Rey. 

“En el medio surgió la posibilidad de formular un proyecto para la asociación, que derivó en la concreción de un silo aéreo con un chimango y una picadora de granos para procesar el maíz”, detalló el funcionario provincial a cargo del área de Sanidad Animal.  

“Hoy nos reunimos para celebrar y estar relajados”, dijo Rey sobre todos los trámites que han hecho para conseguir que la Nación gire el dinero que posibilitara las mejoras. Para eso trabajaron hasta el día anterior al festejo. “Éste es el resultado de un trabajo en conjunto entre Agricultura Familiar, el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción y la Asociación de Productores de Donovan a través de la Ley Ovina. Todos colaboraron para que se pudieran aprobar el plan de trabajo. Era un viejo anhelo de los productores,  por eso todos estamos muy contentos. Ahora ya será tarea de ellos trabajar para crecer, pero lo van a conseguir”, aseguró. 

Marcos Arce es médico veterinario de la Subsecretaría de Agricultura Familiar (SsAF) y fue quien les dio una mano a los hombres de campo para presentar un proyecto que tuviera más probabilidades de ser aprobado en las diferentes instancias de evaluación por las que pasa. Él fue otro de los que habló con la revista El Campo para contar cómo fue aquel proceso que terminó dando sus frutos. “Si bien el dinero que llegó hace un par de meses sufrió un desfasaje inflacionario importante, se pudo cubrir gracias a que la diferencia la aportó el Gobierno de San Luis. Lo más complicado, por el precio que tiene hoy el cereal, era poder llenar el silo con las 30 toneladas de maíz. Fue clave poder trabajar con el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción”, dijo Arce, y agregó que la partida asignada al momento de aprobar el proyecto era de 320 mil pesos, monto que no estaba contemplado que se actualizara.

“Nos parece muy importante que se materialice este proyecto y visibilizar que en la periferia hay productores con buenos rodeos. Con la nueva infraestructura, el nivel productivo aumentará. También es una forma de reconocer el trabajo que hacen desde hace mucho tiempo”, contó Arce, quien agregó que “es una zona a la que la ley les debía la chance de ser parte de sus beneficios”.

La organización de Donovan cuenta con asociados, sin embargo también trabajan con productores independientes de los alrededores. Walter Roca tiene un campo cerca de los Guerra. Llegó a San Luis, como tantos otros que buscan mejorar su calidad de vida, desde Venado Tuerto. "Seguimos de cerca los trabajos que hace la cooperativa y siempre colaboramos porque consideramos que lo que hacen es muy interesante.

Admiramos el sacrificio con el que hacen la tarea de todos los días", dijo el productor agrícola y ganadero. "Aquí producimos muy tranquilos y muy a gusto", comentó sobre lo felices que están de ser parte de la provincia. 

Un rato antes de sentarse a comer estaba saludando y recordando todo lo que les costó alcanzar el almacenaje de alimento, que les permitirá, entre otras cosas, reinvertir en más animales y de mejor calidad. 

González Espíndola estuvo en el almuerzo junto con el abogado de la asociación, José Olguín. El tesorero de la asociación, Mario Guerra fue un anfitrión perfecto, con buena capacidad de improvisación para no tener que suspender el encuentro. También Margarita Gatica, amiga y compañera de Eli y Mario, destacó su emoción por el objetivo que vio nacer y que ese día decidió acompañar. "Los admiro profundamente y ésta es la muestra de que con esfuerzo todo es posible", afirmó. 

Marcelo Magarías es concejal de Juana Koslay y quiso estar presente en la inauguración de una nueva etapa para los vecinos. "Nos parece una gran iniciativa que en Donovan exista una alternativa para comprar maíz a un precio accesible. Es un momento crítico en el país y ésta es una gran ayuda".  
 

Logín