20.3°SAN LUIS - Viernes 18 de Septiembre de 2020

20.3°SAN LUIS - Viernes 18 de Septiembre de 2020

EN VIVO

Aseguran que el sistema de salud provincial ya trabaja con la ILE

San Luis adhirió en el 2018 al protocolo anterior. El nuevo es una actualización del 2015.

Por redacción
| 14 de diciembre de 2019
El documento publicado en el boletín oficial rige para todo el país. Afirman que el protocolo ILE es un derecho desde hace casi cien años. Foto: El Diario.

El gobierno nacional publicó ayer en el Boletín Oficial la actualización del Protocolo de Interrupción Legal del Embarazo (ILE), la primera medida en Salud materializada por el ministro de esa cartera nacional, Ginés González García. Este documento establece una guía técnica para los profesionales de la salud y para el cumplimiento de la ILE contemplado en el Código Civil y Comercial vigente. Se basa en una actualización de la investigación y de las prácticas científicas para mejorar su implementación. El año pasado el gobernador Alberto Rodríguez Saá firmó la resolución para adherir al protocolo anterior. Afirman que la provincia  ya trabaja con la ILE y que los equipos del sistema de salud están totalmente capacitados para realizar esta práctica.

 

La ILE se practica en los casos en que una persona que transita un embarazo corra riesgo de vida, peligro en su salud o haya sido víctima de una violación. Este derecho está vigente desde el año 1921 y desde el 2012, por el fallo en el caso que se llamó FAL, se instauró el protocolo que es una guía con herramientas que deben respetar los profesionales de la salud, para realizar los abortos no punibles.

 

La jefa del Programa Salud Sexual y Reproductiva, Yolanda Bertazzo, manifestó que este es un protocolo similar al que ya existía, lo que sucede es que "entre 2015 y 2019 salieron nuevas legislaciones, no solo eso, sino también avances y evidencias científicas de cuáles son las mejores prácticas".

 

También incluye todo lo que fue aprobado por el Código Civil y Comercial. Entre esas medidas se expande hacia quiénes va dirigida la ILE que además de las mujeres adultas contempla a las niñas, adolescentes y todas las personas con capacidad de gestar, con discapacidad y no binarias. Otorga a las niñas de 16 años la posibilidad de decidir por sí mismas. Para las que tienen entre 13 y 16 años se observará su autonomía progresiva, es decir su capacidad de discernir, si saben qué quieren hacer. "Para esos casos necesitamos que firmen un consentimiento y en las menores de 13 años, además de dar su consentimiento, porque hay que escuchar a los niños y a las niñas, deberá haber una persona responsable, aunque no necesariamente los padres o progenitores", indicó Bertazzo.

 

Sobre los avances científicos contó que existen mejores prácticas para realizar un aborto. "Lo mejor es utilizar el Misoprostol y si no se puede evacuar, se hace una AMEU (aspiración manual endouterina). El uso del legrado se considera una práctica poco segura, porque puede traer complicaciones", dijo.

 

Hay otros ítems más que se agregan como la autonomía de las personas, el secreto médico que también implica la confidencialidad, la accesibilidad para que la gente pueda alcanzar la práctica como un derecho. "La respuesta hay que darla antes de los 10 días, no seguir dilatando", afirmó.

 

Sobre la objeción de conciencia,  la funcionaria remarcó que solo es para quienes realizan la práctica. El resto de los profesionales como los de enfermería o los anestesistas no tienen derecho a objetar conciencia. "Esto es en función de la salud pública y en avanzar en los derechos de las mujeres; no tiene nada que ver con cuestiones religiosas ni de moral. Hay que garantizar la práctica y esa es la realidad", reafirmó.

 

"Estamos trabajando la ILE en los hospitales más importantes de la provincia, tenemos profesionales no objetores que habilitan la práctica y a nivel de centros de salud también hay muchos profesionales que somos personas que no ponemos objeción de conciencia, que estamos ayudando a las mujeres a tomar decisiones y acompañando en todo caso a la ILE", destacó.

 

Afirmó que continuamente realizan capacitaciones en el protocolo y su práctica y que mucha gente solicita la ILE en San Luis. "Esto es legal y se debe hacer como cualquier otra práctica, porque es de salud. Que la objeción de conciencia no se transforme en un obstáculo para que la gente acceda a sus derechos, porque también puede ser penada por ley", advirtió Bertazzo.

 

Comentá vos tambien...