Escuchá acá la 90.9
X

Gonzalo Carrizo, el "Superman" del kick boxing

Tiene 18 años y es campeón argentino semiprofesional. Estudia y enseña a los más pequeños.

Estudia, enseña y además, tiene tiempo para entrenar. El día a día de Gonzalo "Superman" Carrizo es agitado, pero como el campeón argentino semiprofesional de la WFMC en Low Kick dice, nada es demasiado pesado "cuando uno hace lo que le gusta".

Gonzalo tiene 18 años y descubrió el mundo de las artes marciales cuando tenía 12. Desde entonces no se fue más de la Academia Kickboxing de Villa Mercedes, a cargo de la directora Sonia Albariño y el profesor Diego Pereyra.

"Hace unos meses que estoy como docente. Les enseño a nenes de 3 y 4 años de la academia. Soy cinturón violeta y estoy por rendir para conseguir el azul. Para poder enseñar tuvo que ver mucho mi experiencia y la confianza que me tienen", señaló el joven instructor.

El también especialista en K-1, una modalidad de lucha en el kick boxing que permite algunos golpes prohibidos como el de rodilla, cursa el sexto año en la Escuela Generativa Ecológica Ambiental  e, ubicada en el barrio 2.390 Viviendas. Y cuando no se encuentra estudiando o dando clases, él elige entrenar por su cuenta y con el equipo de competición que tiene formado la academia.

Todo ese esfuerzo fue lo que lo llevó a convertirse en semiprofesional y a ganar hace unos días atrás su primer cinturón en San Juan en la categoría hasta 58,200 kg. "La verdad es que fue una experiencia increíble que no se puede explicar, tiene que vivirlo uno mismo. Yo buscaba ese título hace bastante, entrenaba a full y esperaba la oportunidad", comentó.

Muy cerca de despedir el 2019, Gonzalo manifestó a modo de balance: "El año fue bastante movido. Tuve victorias y derrotas, lo importante es que no bajé los brazos y seguí entrenando duro para salir adelante. Ahora lo estoy cerrando de la mejor manera".

En cuanto al kick boxing y la evolución que viene mostrando, expresó: "Está creciendo y eso es fantástico. Que eventos grandes como el Bosch Tour (en octubre se desarrolló un selectivo en La Pedrera) se realicen por el país también es muy bueno y ayuda. Pelear en casa es increíble, porque no siempre tenés la posibilidad de que te vaya a ver tu familia".

Con el cinturón WFMC sobre su hombro, y con una carrera que empieza a tomar vuelo, Gonzalo ya tiene planificadas las metas a corto y largo plazo. "La idea es defender el año que viene el título, y prepararme porque quiero estar en el Bosch Tour. Y más adelante me gustaría ser profesional, ganar un título mundial", cerró.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Gonzalo Carrizo, el "Superman" del kick boxing

Tiene 18 años y es campeón argentino semiprofesional. Estudia y enseña a los más pequeños.

Con el cinturón. Quiere convertirse en profesional. Es instructor en la Academia Kickboxing de Villa Mercedes. Foto: Héctor Portela.

Estudia, enseña y además, tiene tiempo para entrenar. El día a día de Gonzalo "Superman" Carrizo es agitado, pero como el campeón argentino semiprofesional de la WFMC en Low Kick dice, nada es demasiado pesado "cuando uno hace lo que le gusta".

Gonzalo tiene 18 años y descubrió el mundo de las artes marciales cuando tenía 12. Desde entonces no se fue más de la Academia Kickboxing de Villa Mercedes, a cargo de la directora Sonia Albariño y el profesor Diego Pereyra.

"Hace unos meses que estoy como docente. Les enseño a nenes de 3 y 4 años de la academia. Soy cinturón violeta y estoy por rendir para conseguir el azul. Para poder enseñar tuvo que ver mucho mi experiencia y la confianza que me tienen", señaló el joven instructor.

El también especialista en K-1, una modalidad de lucha en el kick boxing que permite algunos golpes prohibidos como el de rodilla, cursa el sexto año en la Escuela Generativa Ecológica Ambiental  e, ubicada en el barrio 2.390 Viviendas. Y cuando no se encuentra estudiando o dando clases, él elige entrenar por su cuenta y con el equipo de competición que tiene formado la academia.

Todo ese esfuerzo fue lo que lo llevó a convertirse en semiprofesional y a ganar hace unos días atrás su primer cinturón en San Juan en la categoría hasta 58,200 kg. "La verdad es que fue una experiencia increíble que no se puede explicar, tiene que vivirlo uno mismo. Yo buscaba ese título hace bastante, entrenaba a full y esperaba la oportunidad", comentó.

Muy cerca de despedir el 2019, Gonzalo manifestó a modo de balance: "El año fue bastante movido. Tuve victorias y derrotas, lo importante es que no bajé los brazos y seguí entrenando duro para salir adelante. Ahora lo estoy cerrando de la mejor manera".

En cuanto al kick boxing y la evolución que viene mostrando, expresó: "Está creciendo y eso es fantástico. Que eventos grandes como el Bosch Tour (en octubre se desarrolló un selectivo en La Pedrera) se realicen por el país también es muy bueno y ayuda. Pelear en casa es increíble, porque no siempre tenés la posibilidad de que te vaya a ver tu familia".

Con el cinturón WFMC sobre su hombro, y con una carrera que empieza a tomar vuelo, Gonzalo ya tiene planificadas las metas a corto y largo plazo. "La idea es defender el año que viene el título, y prepararme porque quiero estar en el Bosch Tour. Y más adelante me gustaría ser profesional, ganar un título mundial", cerró.

Logín