eldiariodelarepublica.com
Los taxistas piden un aumento de más del 30% en el servicio

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Los taxistas piden un aumento de más del 30% en el servicio

Llevarían la bajada de bandera de 27,20 a 37,17 pesos, mientras que la ficha cada 180 metros se iría de 2,97 pesos a 3,71.

 

Los dueños de los taxis solicitaron el aumento del 36 por ciento en la bajada de bandera y de un 25 por ciento en el valor de la ficha (cada 180 metros recorridos), que tiene un valor diferenciado, dependiendo de si el viaje es de noche o de día. Aseguran que se debe a los altos costos de mantenimiento de los vehículos y la marcada suba del combustible. 

Jorge Fernández, presidente de la Asociación de Titulares de Taxis, comentó que en marzo del año pasado fue el último aumento y que desde entonces no hubo nuevos ajustes. "En el último estudio de costos, que presentamos en el 2017 para justificar nuestro pedido, exhibimos que una cuota de un auto cero kilómetro salía tres mil pesos y hoy pagamos cerca de 14 mil. A eso hay que sumarle la nafta, el seguro y los insumos generales", indicó Fernández, quien aclaró que esos son los argumentos para solicitar la suba. 

De concretarse el incremento, la bajada de bandera diurna pasaría de 27,20 a 37,17 pesos, casi 10 pesos más, mientras que iniciar un viaje a la noche se iría a 37,04; 9,84 pesos más. Otro dato para tener en cuenta es la ficha cada 180 metros que de noche sale 2,97 pesos y pasaría a costar 3,71. 

Por ejemplo, un viaje desde el Hospital hasta Lafinur e Illia (bajada de bandera y unas 20 fichas) por el que se pagan 81 pesos pasaría a costar 108 pesos, más del 30 por ciento de incremento.

El presidente de la asociación destacó que el proyecto se presentó en diciembre de 2018 para que el Concejo Deliberante lo tratase los primeros días de marzo de 2019. "La Municipalidad se retrasó en la entrega del proyecto. Nos reunimos con Francisco Petrino, secretario de Gobierno y se comprometió a gestionar para que se debata la semana que viene", precisó.

"El transporte público recibe subsidio y está en crisis, nuestro panorama no es muy distinto al de ellos", aclaró Fernández y aseguró que si en este momento tuviera que pedir una suba sería del 70 por ciento. "El problema más grande que tiene nuestro país son los sueldos bajos, si pidiéramos ese número no se subiría nadie al taxi", resaltó.

"Dicen que San Luis capital tiene el servicio más caro, pero en realidad Merlo y Villa Mercedes son más costoso, ellos tiene la ficha cada 100 metros", señaló el responsable. "Sabemos que la situación económica no está fácil, pero lamentablemente no nos queda otro camino. El gobierno provincial nos ayudó con el crédito de 20 mil pesos, hay que devolverlo y no nos alcanza", precisó. 

Gastón Escudero, chofer y ex secretario general de Peones de Taxis, expresó que el aumento a los conductores del servicio semipúblico de pasajeros no les sirve. "Primero porque nos suben el precio de la frecuencia diaria de la agencia, a eso le sumamos la nafta y el pago del alquiler del vehículo. Por lo tanto la gente no subirá a los taxis y eso nos genera una gran pérdida económica, porque todos esos costos no los paga el titular, sino el chofer", reflexionó Escudero, quien aseguró que algunos de sus compañeros no están de acuerdo con la propuesta. 

El ex secretario se mostró molesto ante los gastos que recaerían en los trabajadores e invitó a repasar el estudio de costo que presenta la Asociación de Titulares de Taxis. "Más del 50 por ciento de los ítems que presentan son absorbidos por los choferes. Ellos en la lista decían que una batería costaba 2.800 pesos, cuando en realidad estaba a 1.800. Lo mismo sucedió con el resto de los insumos", aclaró.

"Tendrían que tener en cuenta también la regularización de los empleados, hoy en día más del 90 por ciento no lo están. No tienen recibo de sueldo, aportes jubilatorios, ni seguro de vida. Todo lo que la ley demanda", manifestó Escudero. También reiteró los cuestionamientos a la cantidad de taxis que hay en la ciudad. "Tenemos una súper población. Actualmente en la calle hay casi 1.300 cuando en realidad deberían ser 750. Saquen unidades para que se pueda solventar", contó. "Tendríamos que consensuar para que seamos beneficiados por igual, porque de esta manera lo único que se consigue es dividirnos más", concluyó.

Horacio Catalá, el vicepresidente de la Asociación de Conductores de Taxis (Acotax), manifestó que el año pasado hicieron un pedido, pero que los titulares de taxi les "pisaron" el reclamo. "Nuestra nota directamente no pasó al Concejo y el intendente no tenía interés en responder", resaltó. 

Sobre este tema Ayelén Mazzina, presidente de la comisión de Transporte del Concejo Deliberante, manifestó que "aún no ha ingresado ningún pedido de aumento por parte de la Asociación de Titulares de Taxi".

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Los taxistas piden un aumento de más del 30% en el servicio

Usuarios acorralados. A las subas constantes en el transporte público ahora se le suma el pedido de aumentos de los taxistas. Foto: Marianela Sánchez.

Llevarían la bajada de bandera de 27,20 a 37,17 pesos, mientras que la ficha cada 180 metros se iría de 2,97 pesos a 3,71.

 

Los dueños de los taxis solicitaron el aumento del 36 por ciento en la bajada de bandera y de un 25 por ciento en el valor de la ficha (cada 180 metros recorridos), que tiene un valor diferenciado, dependiendo de si el viaje es de noche o de día. Aseguran que se debe a los altos costos de mantenimiento de los vehículos y la marcada suba del combustible. 

Jorge Fernández, presidente de la Asociación de Titulares de Taxis, comentó que en marzo del año pasado fue el último aumento y que desde entonces no hubo nuevos ajustes. "En el último estudio de costos, que presentamos en el 2017 para justificar nuestro pedido, exhibimos que una cuota de un auto cero kilómetro salía tres mil pesos y hoy pagamos cerca de 14 mil. A eso hay que sumarle la nafta, el seguro y los insumos generales", indicó Fernández, quien aclaró que esos son los argumentos para solicitar la suba. 

De concretarse el incremento, la bajada de bandera diurna pasaría de 27,20 a 37,17 pesos, casi 10 pesos más, mientras que iniciar un viaje a la noche se iría a 37,04; 9,84 pesos más. Otro dato para tener en cuenta es la ficha cada 180 metros que de noche sale 2,97 pesos y pasaría a costar 3,71. 

Por ejemplo, un viaje desde el Hospital hasta Lafinur e Illia (bajada de bandera y unas 20 fichas) por el que se pagan 81 pesos pasaría a costar 108 pesos, más del 30 por ciento de incremento.

El presidente de la asociación destacó que el proyecto se presentó en diciembre de 2018 para que el Concejo Deliberante lo tratase los primeros días de marzo de 2019. "La Municipalidad se retrasó en la entrega del proyecto. Nos reunimos con Francisco Petrino, secretario de Gobierno y se comprometió a gestionar para que se debata la semana que viene", precisó.

"El transporte público recibe subsidio y está en crisis, nuestro panorama no es muy distinto al de ellos", aclaró Fernández y aseguró que si en este momento tuviera que pedir una suba sería del 70 por ciento. "El problema más grande que tiene nuestro país son los sueldos bajos, si pidiéramos ese número no se subiría nadie al taxi", resaltó.

"Dicen que San Luis capital tiene el servicio más caro, pero en realidad Merlo y Villa Mercedes son más costoso, ellos tiene la ficha cada 100 metros", señaló el responsable. "Sabemos que la situación económica no está fácil, pero lamentablemente no nos queda otro camino. El gobierno provincial nos ayudó con el crédito de 20 mil pesos, hay que devolverlo y no nos alcanza", precisó. 

Gastón Escudero, chofer y ex secretario general de Peones de Taxis, expresó que el aumento a los conductores del servicio semipúblico de pasajeros no les sirve. "Primero porque nos suben el precio de la frecuencia diaria de la agencia, a eso le sumamos la nafta y el pago del alquiler del vehículo. Por lo tanto la gente no subirá a los taxis y eso nos genera una gran pérdida económica, porque todos esos costos no los paga el titular, sino el chofer", reflexionó Escudero, quien aseguró que algunos de sus compañeros no están de acuerdo con la propuesta. 

El ex secretario se mostró molesto ante los gastos que recaerían en los trabajadores e invitó a repasar el estudio de costo que presenta la Asociación de Titulares de Taxis. "Más del 50 por ciento de los ítems que presentan son absorbidos por los choferes. Ellos en la lista decían que una batería costaba 2.800 pesos, cuando en realidad estaba a 1.800. Lo mismo sucedió con el resto de los insumos", aclaró.

"Tendrían que tener en cuenta también la regularización de los empleados, hoy en día más del 90 por ciento no lo están. No tienen recibo de sueldo, aportes jubilatorios, ni seguro de vida. Todo lo que la ley demanda", manifestó Escudero. También reiteró los cuestionamientos a la cantidad de taxis que hay en la ciudad. "Tenemos una súper población. Actualmente en la calle hay casi 1.300 cuando en realidad deberían ser 750. Saquen unidades para que se pueda solventar", contó. "Tendríamos que consensuar para que seamos beneficiados por igual, porque de esta manera lo único que se consigue es dividirnos más", concluyó.

Horacio Catalá, el vicepresidente de la Asociación de Conductores de Taxis (Acotax), manifestó que el año pasado hicieron un pedido, pero que los titulares de taxi les "pisaron" el reclamo. "Nuestra nota directamente no pasó al Concejo y el intendente no tenía interés en responder", resaltó. 

Sobre este tema Ayelén Mazzina, presidente de la comisión de Transporte del Concejo Deliberante, manifestó que "aún no ha ingresado ningún pedido de aumento por parte de la Asociación de Titulares de Taxi".

Logín