20°SAN LUIS - Domingo 14 de Agosto de 2022

20°SAN LUIS - Domingo 14 de Agosto de 2022

EN VIVO

Juicio a Di Marco: una jueza desmintió a las maestras

"Se resguardaron todas las garantías. Esto demuestra el acuerdo tácito entre las docentes para salvar su responsabilidad", consideró Virginia Palacios. Las docentes habían dicho que declararon bajo amenaza.

Por redacción
| 13 de abril de 2019
Intimidaciones y malos tratos, eso aseguraron haber sufrido Ramìrez (izq.) y García Cobos (der.). Fotos: Leandro Cruciani

Todas las audiencias tomadas en el Juzgado Penal 3 de San Luis mientras se instruía la causa para establecer si Carina Di Marco tuvo alguna responsabilidad, por omisión, en las violaciones sufridas por su hija Florencia Di Marco "fueron realizadas con absoluto resguardo de todas las garantías, y con la intervención tanto del fiscal, Esteban Roche,  como de la defensora, Karina Mantelli", le dijo a El Diario Virginia Palacios, la jueza que llevó adelante la investigación del femicidio de la nena de 12 años, perpetrado hace dos años por la pareja de Di Marco, Lucas Gómez. 

Así, con esta aseveración, la jueza desmintió ayer a las docentes de Florencia en Mendoza, quienes el jueves declararon ante la Cámara del Crimen 2 de San Luis. Las maestras habían asegurado tener conocimiento del comentario que la alumna hizo de que su padrastro la acariciaba mucho. Pero ahora, una de las profesoras se desdijo ante el tribunal, y el fiscal de Cámara 2, Fernando Rodríguez, pidió que se inicie una investigación para establecer si ella incurrió en falso testimonio, un delito por el que puede ser procesada. Tanto esa maestra como su compañera afirmaron ante la Cámara haber sido presionadas y tratadas mal por los investigadores. 

"A mi humilde criterio, esto no hace más que demostrar el acuerdo tácito entre las personas que declararon ayer (por el jueves, ante el tribunal) por salvar sus responsabilidades funcionales en el acontecer de los hechos", completó Palacios, quien explicó que no se explayaría más sobre el tema, atento a que aún no se ha dado el veredicto, previsto para el lunes 22 de abril. 

 


 


Virginia Palacios, la jueza que llevó adelante la investigación del femicidio de la nena de 12 años.

 



Hace tres años, María Teresa García Cobos era la maestra responsable del 5º grado B en la Escuela "Florentino Ameghino" de la localidad mendocina de Palmira, por lo que algunos días de semana le daba algunas materias a Florencia. 

El jueves le dijo al tribunal que fue llevada a declarar en dos momentos a una fiscalía mendocina, y que fue amenazada por un policía de allá. Refirió que el efectivo, a quien ubica y describió como "morrudo y grandote" le hizo escuchar un audio de su compañera, Adriana Ramírez. En ese registro, su colega, que era la titular del 5 º A, el curso al que iba Florencia, expresaba su deseo de que la chiquita apareciera con vida y manifestaba su sospecha de que el padrastro estuviera implicado en la desaparición. 

Ramírez indicó que cuando Di Marco fue a la escuela a retirar el pase de Florencia, en julio de 2016, le comentó que la niña había expresado que su padrastro la acariciaba mucho, y aseveró que la madre minimizó los dichos de la menor, diciendo que era una mentirosa, y que su pareja la cuidaba y la quería como si fuera su padre, ya que la conocía desde los dos años. 

En la audiencia del jueves quedó en claro que Ramírez no le dio mayor importancia a lo que la niña le confió: dijo que todo quedó en el comentario, que no citó a la madre de la alumna expresamente por eso, sino que se lo manifestó cuando fue a la escuela por otro motivo, la entrega del pase; y que no labró acta de ese encuentro. 

El policía mendocino "me dijo ‘mentirosa, te voy a hacer meter presa’ (…) Lo tenía parado al lado mío cuando declaraba (...) Por mis hijos, le juro que no tuve ningún conocimiento, ningún indicio (de los abusos a la niña). Nunca hablé con la madre de Florencia. Nunca la cité. Y al padrastro menos lo conocía”, aseveró García Cobos el jueves. Ella afirmó que no participó de la charla de su compañera con Di Marco, y que tampoco oyó a Florencia decir nada sobre Gómez. 

García Cobos también refirió que después, cuando la citaron al Juzgado Penal 3 de San Luis, no le quedó más remedio que "seguir con el cuentito que venía de allá", en referencia, ni más ni menos, que al comentario que su alumna le había hecho a Ramírez sobre los tocamientos del padrastro. 

Expresó, además, que en un momento se quedó a solas con la jueza Palacios, a quien le manifestó que había declarado antes bajo amenaza, y que la magistrado no le creyó.

"Las audiencias nunca fueron tomadas por la Policía. Fueron en el ámbito de una fiscalía de Mendoza, y tomadas por un fiscal de esa provincia, y acá en San Luis, en el Juzgado Penal 3, y en el Juzgado de Familia, por la jueza de ese fuero", detalló la magistrado, refutando los dichos de la maestra. "En ese contexto, reposamos en la absoluta tranquilidad de haber obrado en el marco de la más estricta legalidad", dijo la magistrado. 
 

 

Comentá vos tambien...