eldiariodelarepublica.com
Río Negro: comenzó el juicio al ginecólogo que se negó a hacer un aborto no punible

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Río Negro: comenzó el juicio al ginecólogo que se negó a hacer un aborto no punible

Está acusado de "incumplimiento de los deberes de funcionario público" por el caso de una joven, que ya había llegado al hospital con un aborto en curso producto de una violación.

El ginecólogo Leandro Rodríguez Lastra, imputado por impedir un aborto no punible en una joven embarazada producto de una violación en el año 2017, comenzó a ser juzgado este lunes a la mañana en Cipolletti, Río Negro, por "incumplimiento de los deberes de funcionario público".

El caso ocurrió el 2 de abril de 2017, cuando la joven de 19 años, que ya cursaba un aborto, fue derivada del centro de salud de la localidad Fernández Oro donde Rodríguez Lastra era por entonces jefe del servicio de Ginecología del hospital.
La joven tuvo que seguir adelante con el embarazo y el bebé fue dado en adopción.

En su momento el médico contó que luego de evaluar el caso resolvió impedir que el aborto se produzca mediante la aplicación de medicamentos, accionando contrariamente a lo indicado por la ley provincial 4.796, el decreto provincial 182/2016 y la ley nacional 26.485.

El profesional fue denunciado por la diputada por Río Negro, Marta Milessi, defensora y autora de la ley rionegrina que regula y controla la atención sanitaria en casos de abortos no punibles. 

Esta mañana el ginecólogo imputado fue el primero en declarar durante el juicio y reconoció que suministró las drogas, pero alegó que "fue para evitar que el cuadro se complique".

Rodríguez Lastra, solo respondió las preguntas de su defensor Damián Torres ante el juez Alvaro Meynet, y dijo que el 2 de abril de 2017 la víctima "había tomado cuatro pastillas de misoprostol, que es una dosis tremenda" y que la paciente terminó ese día internada.

El abogado defensor Damián Torres, indicó que "la defensa no va a controvertir que hubo un abuso sexual", pero "el aborto debe ser practicado por un médico diplomado y la joven comenzó el aborto por sus propios medios", remarcó.
Torres dijo que el pedido de un informe sobre la salud mental de la paciente es uno de los requisitos de la ley, y que los antecedentes de la joven fueron pedidos. 

Además, sostuvo que "se corría el riesgo de que se produzca un parto Comenzó esta mañana en la ciudad rionegrina de Cipolletti el juicio por "incumplimiento de los deberes de funcionario público" al ginecólogo Leandro Rodríguez Lastra, imputado por interrumpir con medicamentos, un aborto no punible una joven embarazada producto de una violación en el año 2017, pretérmino, o sea que el feto naciera con vida".

La fiscal del caso, Annabela Camporesi, tras repasar la secuencia de los acontecimientos, remarcó que Lastra le suministro una medicación que detuvo las contracciones sin el consentimiento de la víctima, y "puso trabas en un proceso ya iniciado".

En caso de que sea declarado culpable, también informaron que se podrá realizar un segundo juicio "para determinar una pena que alcanzaría los dos años de prisión en suspenso".

El mayor perjuicio para el acusado es que no podría ejercer su profesión por un determinado tiempo, que también se determinará con el fallo, concluyeron.

 

Télam

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Río Negro: comenzó el juicio al ginecólogo que se negó a hacer un aborto no punible

Está acusado de "incumplimiento de los deberes de funcionario público" por el caso de una joven, que ya había llegado al hospital con un aborto en curso producto de una violación.

Foto: Internet.

El ginecólogo Leandro Rodríguez Lastra, imputado por impedir un aborto no punible en una joven embarazada producto de una violación en el año 2017, comenzó a ser juzgado este lunes a la mañana en Cipolletti, Río Negro, por "incumplimiento de los deberes de funcionario público".

El caso ocurrió el 2 de abril de 2017, cuando la joven de 19 años, que ya cursaba un aborto, fue derivada del centro de salud de la localidad Fernández Oro donde Rodríguez Lastra era por entonces jefe del servicio de Ginecología del hospital.
La joven tuvo que seguir adelante con el embarazo y el bebé fue dado en adopción.

En su momento el médico contó que luego de evaluar el caso resolvió impedir que el aborto se produzca mediante la aplicación de medicamentos, accionando contrariamente a lo indicado por la ley provincial 4.796, el decreto provincial 182/2016 y la ley nacional 26.485.

El profesional fue denunciado por la diputada por Río Negro, Marta Milessi, defensora y autora de la ley rionegrina que regula y controla la atención sanitaria en casos de abortos no punibles. 

Esta mañana el ginecólogo imputado fue el primero en declarar durante el juicio y reconoció que suministró las drogas, pero alegó que "fue para evitar que el cuadro se complique".

Rodríguez Lastra, solo respondió las preguntas de su defensor Damián Torres ante el juez Alvaro Meynet, y dijo que el 2 de abril de 2017 la víctima "había tomado cuatro pastillas de misoprostol, que es una dosis tremenda" y que la paciente terminó ese día internada.

El abogado defensor Damián Torres, indicó que "la defensa no va a controvertir que hubo un abuso sexual", pero "el aborto debe ser practicado por un médico diplomado y la joven comenzó el aborto por sus propios medios", remarcó.
Torres dijo que el pedido de un informe sobre la salud mental de la paciente es uno de los requisitos de la ley, y que los antecedentes de la joven fueron pedidos. 

Además, sostuvo que "se corría el riesgo de que se produzca un parto Comenzó esta mañana en la ciudad rionegrina de Cipolletti el juicio por "incumplimiento de los deberes de funcionario público" al ginecólogo Leandro Rodríguez Lastra, imputado por interrumpir con medicamentos, un aborto no punible una joven embarazada producto de una violación en el año 2017, pretérmino, o sea que el feto naciera con vida".

La fiscal del caso, Annabela Camporesi, tras repasar la secuencia de los acontecimientos, remarcó que Lastra le suministro una medicación que detuvo las contracciones sin el consentimiento de la víctima, y "puso trabas en un proceso ya iniciado".

En caso de que sea declarado culpable, también informaron que se podrá realizar un segundo juicio "para determinar una pena que alcanzaría los dos años de prisión en suspenso".

El mayor perjuicio para el acusado es que no podría ejercer su profesión por un determinado tiempo, que también se determinará con el fallo, concluyeron.

 

Télam

Logín