eldiariodelarepublica.com
Confirmaron que el incendio de una casa fue intencional

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Confirmaron que el incendio de una casa fue intencional

Los bomberos de la Policía determinaron que el fuego fue iniciado en dos puntos diferentes de la vivienda.

Griselda Nilda Oga, la dueña de la casa de Riobamba y Lamadrid, le había adelantado a los bomberos y a los policías que el incendio que arrasó por completo con su vivienda, en el barrio San Antonio de Villa Mercedes, no había sido un accidente. La mujer estaba convencida de que el responsable del fuego había sido su ex pareja. Hasta el momento ese dato no pudo ser confirmado por los investigadores, lo que sí quedó demostrado es que las llamas no fueron producto de un accidente sino de alguien que las inició con intención.

Después de que los rescatistas de "El Fortín" sofocaran las llamas, el domingo a la madrugada, los peritos de los bomberos de la Policía de San Luis revisaron cada rincón de lo que quedó de la casa, en busca de rastros que les pudieran indicar, entre otros detalles, con qué, cómo y dónde empezó el incendio.

Las pericias confirmaron que hubo dos focos de ignición, reveló una fuente de la investigación. Cada uno ubicado en una habitación diferente, alejados uno del otro. Eso, el hecho de que no sea uno sino dos los puntos de combustión y que hayan estado distantes uno del otro, les indica a los peritos que no se trató de un accidente. "Da la sensación de que ha sido intencional, porque es complicado que se inicie en dos lugares diferentes, a menos de que se haya tratado de un desperfecto eléctrico, que haya hecho saltar la instalación eléctrica; pero este no fue el caso", aclaró el informante.

La damnificada le había adelantado a la Policía que quien quemó su casa fue su ex pareja. 

"No obstante, aún resta determinar si existió algún tipo de acelerante de la combustión o algo por el estilo", agregó la fuente. Ese es un dato que surgirá seguramente del análisis de los rastros y elementos que los peritos levantaron de la casa.

 

Llamas a la madrugada

El domingo cuando la casa era consumida por el fuego, por fortuna, la familia que vivía en ella no estaba ahí. Griselda estaba en una fiesta y sus hijos, menores de edad, estaban en otro domicilio, al cuidado del hermano de la mujer.

Cerca de las cuatro de la mañana, un vecino de Griselda la llamó y le avisó que su vivienda se incendiaba. A esa hora también el Centro de Operaciones de la Policía era alertado sobre la quemazón.

Cuando un patrullero de la Comisaría 8ª y dos dotaciones de "El Fortín" llegaron las llamas se habían apoderado de la totalidad de las habitaciones, es decir, la cocina comedor y el único dormitorio de la vivienda.

Después de una hora y veinte minutos de trabajo, los bomberos consiguieron controlar las llamas. "La pérdida fue total. Desde muebles, el techo, que era de machimbre y chapa, hasta la ropa y las pertenencias de la familia", detallaron desde el cuartel. Alrededor de las 6:40, luego de hacer guardia de cenizas y controlar los daños, el fuego fue sofocado por completo.

Después de ver lo que había pasado, Griselda no se quedó callada. La mujer de 30 años le dijo a los policías lo que pensaba: su casa no se quemó a causa de una desgracia, sino por culpa de su ex.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Confirmaron que el incendio de una casa fue intencional

Los bomberos de la Policía determinaron que el fuego fue iniciado en dos puntos diferentes de la vivienda.

Daños totales. Las llamas consumieron la cocina comedor y el único dormitorio del domicilio. Foto: Policía de San Luis.

Griselda Nilda Oga, la dueña de la casa de Riobamba y Lamadrid, le había adelantado a los bomberos y a los policías que el incendio que arrasó por completo con su vivienda, en el barrio San Antonio de Villa Mercedes, no había sido un accidente. La mujer estaba convencida de que el responsable del fuego había sido su ex pareja. Hasta el momento ese dato no pudo ser confirmado por los investigadores, lo que sí quedó demostrado es que las llamas no fueron producto de un accidente sino de alguien que las inició con intención.

Después de que los rescatistas de "El Fortín" sofocaran las llamas, el domingo a la madrugada, los peritos de los bomberos de la Policía de San Luis revisaron cada rincón de lo que quedó de la casa, en busca de rastros que les pudieran indicar, entre otros detalles, con qué, cómo y dónde empezó el incendio.

Las pericias confirmaron que hubo dos focos de ignición, reveló una fuente de la investigación. Cada uno ubicado en una habitación diferente, alejados uno del otro. Eso, el hecho de que no sea uno sino dos los puntos de combustión y que hayan estado distantes uno del otro, les indica a los peritos que no se trató de un accidente. "Da la sensación de que ha sido intencional, porque es complicado que se inicie en dos lugares diferentes, a menos de que se haya tratado de un desperfecto eléctrico, que haya hecho saltar la instalación eléctrica; pero este no fue el caso", aclaró el informante.

La damnificada le había adelantado a la Policía que quien quemó su casa fue su ex pareja. 

"No obstante, aún resta determinar si existió algún tipo de acelerante de la combustión o algo por el estilo", agregó la fuente. Ese es un dato que surgirá seguramente del análisis de los rastros y elementos que los peritos levantaron de la casa.

 

Llamas a la madrugada

El domingo cuando la casa era consumida por el fuego, por fortuna, la familia que vivía en ella no estaba ahí. Griselda estaba en una fiesta y sus hijos, menores de edad, estaban en otro domicilio, al cuidado del hermano de la mujer.

Cerca de las cuatro de la mañana, un vecino de Griselda la llamó y le avisó que su vivienda se incendiaba. A esa hora también el Centro de Operaciones de la Policía era alertado sobre la quemazón.

Cuando un patrullero de la Comisaría 8ª y dos dotaciones de "El Fortín" llegaron las llamas se habían apoderado de la totalidad de las habitaciones, es decir, la cocina comedor y el único dormitorio de la vivienda.

Después de una hora y veinte minutos de trabajo, los bomberos consiguieron controlar las llamas. "La pérdida fue total. Desde muebles, el techo, que era de machimbre y chapa, hasta la ropa y las pertenencias de la familia", detallaron desde el cuartel. Alrededor de las 6:40, luego de hacer guardia de cenizas y controlar los daños, el fuego fue sofocado por completo.

Después de ver lo que había pasado, Griselda no se quedó callada. La mujer de 30 años le dijo a los policías lo que pensaba: su casa no se quemó a causa de una desgracia, sino por culpa de su ex.

Logín