Escuchá acá la 90.9
X

Caso Jair: hoy reanudan el juicio contra Luchessi

Había sido suspendido para que la mujer fuera examinada para establecer si es inimputable.

Llegó el momento que Liliana Jaquelina Luchessi espera desde hace casi un año y medio. Este jueves otra vez será puesta frente a los jueces de la Cámara Penal 1 de Villa Mercedes, que la juzgan por el homicidio de su hijo Jair, de apenas un año y nueve meses. En ésta, que será la segunda reanudación del debate oral, deberán dar a conocer los resultados de los estudios cuya realización llevó al tribunal a suspender el juicio tanto tiempo. Los análisis neurológicos y psiquiátricos habían sido pedidos para corroborar si la mujer, en verdad, es incapaz de comprender la criminalidad de sus actos.

El resto de las audiencias continuaría, según designó la Cámara, mañana, el lunes, el martes, el miércoles, el jueves y el viernes de la próxima semana. Para esos días serán citados 48 testigos, entre los que están policías que participaron de las averiguaciones, la forense que hizo la autopsia del nene, una médica policial, un psiquiatra del Poder Judicial, familiares de la acusada y algunos vecinos del barrio San Antonio, que residían junto a la vivienda de Luchessi y fueron testigos clave en la investigación, porque hablaron sobre cómo la mujer maltrataba a la criatura.

El debate había empezado el 21 de febrero de 2017. Pero a solo cuatro días de su apertura fue postergado. El fiscal Néstor Lucero les explicó a los jueces que acababa de enterarse de que la acusada era beneficiaria de una pensión por discapacidad intelectual, algo que le había comentado el defensor Pascual Celdrán. Según le había contado también la mujer, un rato antes de que comenzara la audiencia, la concesión de esa ayuda social era porque, de acuerdo a una junta médica que la había revisado, ella tenía un 80 por ciento de discapacidad mental y física.

Es por eso que el funcionario requirió que fuera examinada nuevamente por una junta médica, para saber si estaba en condiciones de entender la criminalidad de sus actos, puesto que de lo contrario debería ser declarada inimputable y la acusación en su contra debería ser levantada.

El 28 de mayo del año pasado  la Cámara reanudó el debate. Pero ese nuevo comienzo duró apenas una audiencia.

Entonces fue cuando Celdrán pidió que su clienta fuera examinada como correspondía por neurólogos, porque el único informe que le habían elevado al tribunal era uno del psiquiatra Diego Mayor, basado en estudios de 2002 y de 2008 para sostener que Luchessi era imputable.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Caso Jair: hoy reanudan el juicio contra Luchessi

Había sido suspendido para que la mujer fuera examinada para establecer si es inimputable.

28 de mayo de 2018. Liliana Luchessi junto a su abogado, Pascual Celdrán, cuando el defensor pidió que la mujer fuera revisada por neurólogos que den cuenta de su discapacidad mental. Foto: Héctor Portela.

Llegó el momento que Liliana Jaquelina Luchessi espera desde hace casi un año y medio. Este jueves otra vez será puesta frente a los jueces de la Cámara Penal 1 de Villa Mercedes, que la juzgan por el homicidio de su hijo Jair, de apenas un año y nueve meses. En ésta, que será la segunda reanudación del debate oral, deberán dar a conocer los resultados de los estudios cuya realización llevó al tribunal a suspender el juicio tanto tiempo. Los análisis neurológicos y psiquiátricos habían sido pedidos para corroborar si la mujer, en verdad, es incapaz de comprender la criminalidad de sus actos.

El resto de las audiencias continuaría, según designó la Cámara, mañana, el lunes, el martes, el miércoles, el jueves y el viernes de la próxima semana. Para esos días serán citados 48 testigos, entre los que están policías que participaron de las averiguaciones, la forense que hizo la autopsia del nene, una médica policial, un psiquiatra del Poder Judicial, familiares de la acusada y algunos vecinos del barrio San Antonio, que residían junto a la vivienda de Luchessi y fueron testigos clave en la investigación, porque hablaron sobre cómo la mujer maltrataba a la criatura.

El debate había empezado el 21 de febrero de 2017. Pero a solo cuatro días de su apertura fue postergado. El fiscal Néstor Lucero les explicó a los jueces que acababa de enterarse de que la acusada era beneficiaria de una pensión por discapacidad intelectual, algo que le había comentado el defensor Pascual Celdrán. Según le había contado también la mujer, un rato antes de que comenzara la audiencia, la concesión de esa ayuda social era porque, de acuerdo a una junta médica que la había revisado, ella tenía un 80 por ciento de discapacidad mental y física.

Es por eso que el funcionario requirió que fuera examinada nuevamente por una junta médica, para saber si estaba en condiciones de entender la criminalidad de sus actos, puesto que de lo contrario debería ser declarada inimputable y la acusación en su contra debería ser levantada.

El 28 de mayo del año pasado  la Cámara reanudó el debate. Pero ese nuevo comienzo duró apenas una audiencia.

Entonces fue cuando Celdrán pidió que su clienta fuera examinada como correspondía por neurólogos, porque el único informe que le habían elevado al tribunal era uno del psiquiatra Diego Mayor, basado en estudios de 2002 y de 2008 para sostener que Luchessi era imputable.

Logín